Las tiendas de armas son “negocios esenciales” para la Administración Trump

La venta de material armamentístico se ha disparado durante la cuarentena

Algunas jurisdicciones han reculado tras la actualización federal.
Algunas jurisdicciones han reculado tras la actualización federal.
Foto: Ethan Miller/Getty Images

Las ventas de armas en Estados Unidos se han disparado después de que Donald Trump declarara la emergencia nacional por coronavirus. Los primeros días se viralizaron por las redes sociales largas colas en establecimientos que las venden y que ahora el Gobierno de Estados Unidos considera “negocios esenciales”.

El director de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad, Christopher Krebs, actualizó el pasado fin de semana la guía sobre labores de la infraestructura esencial crítica para incluir a “fabricantes, minoristas, importadores, distribuidores y campos de tiro” de armas de fuego y municiones.

La lista es una recomendación y no debe considerarse “la lista exclusiva de sectores de infraestructura crítica, trabajadores y funciones que deberían continuar en todas las jurisdicciones durante la respuesta al COVID-19”. Las jurisdicciones, explica la guía, pueden añadir o quitar categorías de la lista.

Al menos 30 estados y el Distrito de Columbia han decretado la cuarentena obligatoria para desacelerar el incremento de de los casos de coronavirus en sus comunidades. Algunos estados no han incluido a los vendedores de armas entre las actividades que consideran “esenciales”, por lo que no deberían abrir allí.

La Fundación Segunda Enmienda y la Coalición del reglamento de armas de fuego ya han interpuesto demandas en lugares como Nueva Jersey y California contra las órdenes de confinamiento que no incluyen la venta de armas como servicios esenciales.

Tras la modificación federal, el gobernador de Nueva Jersey, el demócrata Phil Murphy anunció que permitiría a los minoristas de ventas de armas abrir sus negocios solo con cita previa y en horarios limitados. El sherif del condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, emitió una orden similar también el lunes.