Chicago y organizaciones cívicas colaboran para proteger a los indigentes del coronavirus

Chicago y organizaciones cívicas colaboran para proteger a los indigentes del coronavirus
La población indigente de Chicago es especialmente vulnerable al COVID-19.
Foto: Getty Images

La Ciudad de Chicago y organizaciones cívicas han anunciado una campaña para dar atención a las personas indigentes a fin de evitar el contagio de coronavirus entre ellas y dar atención a las que han enfermado.

Los departamentos de Salud Pública y de Familia y Servicios de Apoyo en conjunto con entidades como A Safe Haven, Heartland Alliance, el Centro de Salud Lawndale Christian, YMCA, el Salvation Army, el Centro Médico Rush y la Universidad de Illinois están estableciendo medidas de apoyo, asistencia médica y educación.

“A diferencia de  muchos de nosotros, las personas que no tienen hogar simplemente no pueden cerrarle la puerta a la enfermedad, y por ello hemos tenido que incrementar rápidamente en toda la ciudad nuestro sistema de prevención del contagio en albergues y campamentos para salvar vidas… Si bien nadie es inmune al Covid-19, esta pandemia ha revelado las fisuras en nuestra sociedad y ha servido como una llamada de atención ante la urgencia, de vida o muerte, de cerrar las brechas de equidad y oportunidad ahora y en los meses y años por venir”, dijo la alcaldesa Lori Lightfooot en un comunicado.

La colaboración de entidades y organizaciones cívicas ha sido claves para emprender esta campaña de apoyo a los indigentes en Chicago, una población especialmente vulnerable.

“Esta clase de respuesta rápida y en toda la ciudad solo ha sido posible porque muchas organizaciones se han unido y comparten el compromiso de proteger a  la población sin hogar de Chicago”, comentó Allison Arwady, comisionada del Departamento de Salud Pública.

Una primera parte de esa campaña es la visita de enfermeras a albergues de la ciudad para realizar revisiones y educar sobre medidas necesarias. Además se han repartido 25,000 piezas de protección personal (mascarillas y otros insumos) a personal de esos albergues con apoyo de donaciones de Project HOPE y el trabajo de estudiantes voluntarios del Centro Médico Universitario Rush.

Por su parte, la Universidad de Illinois y el Centro Rush ofrecerán opciones de pruebas de diagnóstico de coronavirus a personal y residentes de los albergues.

Además, a los indigentes más vulnerables se les ofrece alojamiento en habitaciones individuales. Y el Centro Médico Lawndale Christian presta también atención a cerca de 100 personas en alto riesgo y recibirá más próximamente.

A Safe Haven, Rush y Heartland Alliance han además abierto espacios seguros para que indigentes que han dado positivo de Covid-10 puedan recuperarse, ofreciéndoles además apoyo para atender problemas de salud mental y adicciones. Un centro de aislamiento con 100 camas ha sido ya establecido por esas instituciones.

“En A Safe Haven estamos honrados de ser parte de un equipo que trabaja a favor de los más vulnerables de nuestros vecinos… Para servir a personas que no tienen nadie más a quien voltear, el espacio de aislamiento de A Safe Haven está provisto de un equipo multidisciplinario de profesionales que pueden ofrecer atención médica y conductual a personas diagnosticadas con Covid-19”, dijo Neli Vázquez Rowland, presidenta de A Safe Haven.

Por su parte, YMCA y el Salvation Army han abierto albergues temporales con 699 camas que incluyen espacios especiales para mujeres y niños.

Y las autoridades de la ciudad visitan campamentos de indigentes para revisar cuestiones como la seguridad, la alimentación y la limpieza, incluido proporcionarles baños y lavabos portátiles, a fin de proteger a esta población muy vulnerable.

****

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo de la Field Foundation of Illinois. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.