¿Por qué Britney Spears no vive con Sean y Jayden, sus hijos adolescentes?

Los excesos y sus problemas de salud mental la han ido llevando a perder cada vez más el porcentaje de custodia
¿Por qué Britney Spears no vive con Sean y Jayden, sus hijos adolescentes?
Britney Spears con sus hijos Sean y Jayden en el año 2013.
Foto: Jon SooHoo / Getty Images

Desde los últimos años, mucho se ha hablado de que Britney Spears se encuentra redimiéndose al demostrar que su estilo de vida es muy diferente comparado con lo que solía ser. En la primera década del siglo, la famosa princesa del pop no solo cosechó miles de éxitos por su talento, sino que su gran fama la llevó a sumergirse en un duro círculo vicioso de excesos y problemas mentales.

Por ello, durante el 2008 y hasta el pasado año, Britney Spears compartía con su exesposo, el bailarin Kevin Federline, la custodia de sus hijos a partes iguales, es decir en un 50%. Esta resolución tan solo se logró después de año y medio de batallas legales.

Sin embargo, en ese mismo año fue obligada a hacerse chequeos periódicos para comprobar su sobriedad, los cuales evitaba a toda costa hasta ser ingresada en rehabilitación, dejando a sus hijos bajo el cuidado de su abuelo, el padre de ella, quien tiempo después sería señalado por maltratarlos en ese y muchos momentos. 

Spears salió al poco tiempo de rehabilitación, triunfó en los escenarios con Womanaizer y conquistó de nuevo al mundo, pero su salud mental continuaba muy afectada, por lo que protagonizó en esos momentos uno de los episodios más conocidos de su carrera: la vez que se rapó.

Fue así como la cantante perdió no solo la custodia de sus hijos, sino su propia tutela legal, teniendo hasta la fecha que depender para cualquier decisión trascendental de su vida de otras personas.

Posteriormente logró recuperar el 50% que le correspondía de custodia, pero eso sería hasta el verano del pasado 2019, cuando Britney tuvo que ser reingresada en un centro psiquiátrico luego de casi perder a su padre por un grave problema de colón.

View this post on Instagram

🌸🌹🌸

A post shared by Britney Spears (@britneyspears) on

La situación mental de la famosa, quien no pasó mucho tiempo ingresada, sumada a las denuncias por abusos que los niños con ayuda de su padre han presentado contra el abuelo Spears, provocaron que en septiembre del mismo año la custodia le fuera reducida hasta un 30%.

Sean y Jayden, ahora de 13 y 14 años, viven desde hace mucho tiempo atrás con su padre y sus otros cuatro hermanos, en declaraciones recientes han asegurado que es lo mejor que les pudo haber pasado.