Trump ordena enviar a 150 agentes federales a Chicago ante aumento de violencia

El plan se aplicará en otras metrópolis, como Nueva York y Filadelfia

Trump ordena enviar a 150 agentes federales a Chicago ante aumento de violencia
La alcaldesa de Chicago teme que la Administración Trump envíe agentes federales similares a los asignados en Portland.
Foto: Nathan Howard / Getty Images

El Gobierno del presidente Donald Trump enviará al menos 150 agentes de fuerzas especiales a Chicago, a fin de enfrentar la violencia generada por pandillas en la ciudad.

Tanto CNN como The Associated Press confirmaron que el envío de oficiales forma parte de un plan para las principales ciudades, debido al incremento de la delincuencia y tiroteos.

“Los agentes se centrarán en la venta ilegal de armas y la violencia armada y las órdenes de arresto pendientes, entre otros objetivos”, reportó CNN.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) planea enviar más de 150 agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una división de la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Este lunes, la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, expresó preocupaciones sobre el envío de fuerzas especiales, debido a cómo han enfrentado a manifestantes en Portland, Oregon.

“Tengo grandes preocupaciones sobre eso, particularmente dado el historial en la ciudad de Portland”, expresó. “No necesitamos agentes federales sin ningún tipo de identificación retirando a la gente de las calles y deteniéndola ilegalmente. Creo que eso no es lo que necesitamos”.

El presidente Trump anunció sus planes de enviar este tipo de oficiales a distintas ciudades, incluyendo Nueva York, Detroit, Filadelfia y Baltimore, donde ha acusado que hay “un desastre”.

“No vamos a permitir que esto suceda en nuestro país”, dijo al tiempo que acusó a los “demócratas “liberales” de permitirlo.

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, defendió el plan en una entrevista en Fox News, afirmando que si las autoridades locales “no hacen su trabajo” se tienen que tomar “otras medidas”.

Se prevé que los agentes enviados a Chicago operen ahí al menos hasta el final del verano.