Republicano presenta medida para que acusados en protestas como la de Jason Blake no reciban ayuda por desempleo

La medida ante la Cámara federal nombrada “Support Peaceful Protest Act” convertiría a estos manifestantes en "financieramente responsables del costo por vigilancia policial"

El caso de Blake ha reavivado las protestas en ciudades de todo el país.
El caso de Blake ha reavivado las protestas en ciudades de todo el país.
Foto: CHRISTIAN MONTERROSA / EFE

El representante republicano de Indiana, Jim Banks, presentó una medida este viernes para evitar que las personas acusadas por violencia, vandalismo y saqueos en protestas ciudadanas no sean elegibles a la ayuda extra de desempleo por coronavirus.

La legislación nombrada “Support Peaceful Protest Act” convertiría a estos manifestantes en “financieramente responsables del costo por vigilancia policial”, según un reporte de Fox News. “Si tú eres convicto por un crimen que causó movilización de personal y de oficiales de ley y de orden para lidiar con eso; entonces, quizás, deberías estar en el anzuelo para pagar por eso” dijo Banks a WIBC-FM.

El político dijo que presentó la legislación un día después de que una pareja de ancianos que son sus constituyentes fueron acosados por manifestantes mientras abandonaban el discurso de Donald Trump de nominación en la Casa Blanca la noche del jueves.

Según su análisis de la legislación, los implicados tuvieron tiempo de participar en los actos violentos porque son desempleados que reciben beneficios gubernamentales como el incremento en fondos por desempleo.

Cabe señalar que los $600 extra por desempleo bajo la ley CARES expiraron a finales de julio. Aunque el presidente firmó una orden ejecutiva a los fines de extender por tres semanas más el beneficio pero por $300, la mayoría de los estados apenas se están ajustando al nuevo sistema para poder emitir los pagos.

Banks añadió que no está en contra de la manifestaciones como las realizadas en reclamo de justicia por el tiroteo de policías al afroamericano Jason Blake en Kenosha, Wisconsin; sino de la violencia en que se han traducido algunas movilizaciones.

“Las personas que están actuando con violencia son muy diferentes a los que se están mostrando pacíficamente, y es fácil ver la diferencia”, argumentó.

Cabe señalar que no solo activistas que reclaman justicia por el ataque que mantiene Blake paralizado de la cintura para abajo han sido señalados por incurrir en actos agresivos como parte de las protestas, también simpatizantes del gobierno de turno como Kyle Rittenhouse.

El joven de 17 años fue acusado este jueves por el tiroteo que acabó con la vida de dos manifestantes. El originario de Illinois enfrenta cargos de homicidio intencionado de primer grado, homicidio imprudente en primer grado, intento de homicidio intencional en primer grado y dos cargos de peligro imprudente en primer grado.