Comienza la elección temprana y los demócratas muestran ventaja en cuatro estados clave

Ya comenzó la votación temprana para las elecciones 2020 en varios estados. Este es un recuento de cómo se ha comportado

Comienza la elección temprana y los demócratas muestran ventaja en cuatro estados clave
El voto por correo pretende evitar las aglomeraciones.
Foto: MARK RALSTON / AFP / Getty Images

Con Carolina del Norte como primer estado del país en enviar boletas para responder a las peticiones de voto por correo, el viernes empezó la fase de votación temprana de las elecciones presidenciales de 2020.

Este y otros tres estados clave ya han reflejado un incremento significativo de solicitudes para ejercer el voto de esta forma respecto al pasado. Allí, los electores registrados como demócratas están superando a los republicanos en hacerlo.

Aunque los votantes de Carolina de Norte tienen margen hasta finales de octubre para solicitar el voto en ausencia, los primeros datos reflejan que la forma de participar en las elecciones está cambiando este año de forma drástica por la pandemia de coronavirus: se trata de una instantánea sobre la participación electoral, cuando quedan ocho semanas de carrera para ocupar la Casa Blanca.

Datos públicos relativos a Carolina del Norte, Florida y Pennsylvania muestran que estos estados han recibido una cantidad de solicitudes de voto en ausencia significativamente más alta desde electores registrados como demócratas que de los que resultan como republicanos.

Una estimación de afiliaciones por partido elaborada por la compañía TargetSmart refleja una situación parecida para Ohio. Por otro lado, en Wisconsin demócratas y republicanos se están codo con codo. El único estado donde se detectó una mayor cantidad de peticiones de voto por correo por parte de republicanos hasta ahora es Michigan.

Estos seis estados péndulo son clave para las estrategias tanto del presidente, Donald Trump, como de su rival designado, el demócrata Joe Biden. Trump logró una victoria ajustada en todos ellos en 2016.

A fecha del 3 de septiembre, ya solicitaron una boleta en ausencia más de 643,000 electores de Carolina del Norte. De esas peticiones, más de 337,000 fueron de electores registrados como demócratas y 103,000 de republicanos. Las demás solicitudes fueron de votantes sin afiliación a ninguno de los dos principales partidos.

En el mismo punto de la carrera presidencial de 2016, solo habían solicitado el voto en ausencia en ese estado 38,871 personas.

Más de 450,000 demócratas ya han solicitado el voto en ausencia en Florida, mientras que los republicanos que lo hicieron son casi 295,000, según el Departamento de Justicia. En 2016, Trump ganó allí por una diferencia de 112,911 votos. Entre los principales estados péndulo, este es el que más compromisarios tiene adjudicados en el Colegio Electoral que elige al presidente (29).

En Pennsylvania, donde Trump obtuvo la victoria por menos de 45,000 votos, ya ha habido más de un millón de peticiones de voto por correo procedentes de demócratas, ante las 388,000 presentadas por republicanos. En otras palabras, un 70% contra un 25%.

Para determinar lo que está ocurriendo en Ohio, Wisconsin y Michigan, donde la afiliación por partido no es pública, se utilizó una estimación de la misma con base en un modelo estadístico. TargetSmart desarrolló estos datos gracias a múltiples fuentes comerciales.

En Ohio, los demócratas son autores de un 50% de las solicitudes de voto en ausencia, mientras que un 38% son de republicanos. En Wisconsin, se ha registrado de momento un sustancial empate, con un 39% de peticiones por bando. Michigan ha sido hasta ahora el único estado péndulo donde los republicanos sacan ventaja, al haber realizado un 43% de las solicitudes contra un 38% de las de demócratas.

Estos últimos han acumulado en total un 42% de las peticiones de voto en ausencia presentadas hasta ahora en los estados donde ya han empezado los procesos electorales previos al 3 de noviembre, lo que incluye sitios menos decisivos como West Virginia y Maryland. Los republicanos están cerca con un 40%.

Pese a que los demócratas estén pidiendo votar por adelantado más que los republicanos, los electores todavía tienen semanas de margen para presentar sus solicitudes, lo que puede cambiar significativamente la situación entre el estado actual de las cosas y el día de las elecciones.

Debido a que Trump ha lanzado innumerables ataques contra la validez del voto por correo y ha minimizado la gravedad del coronavirus, no se excluye que algunos de sus partidarios puedan preferir votar en persona.

Por Lauren Egan – NBC News