Con qué se hacen realmente las donas y por qué debieras evitar comerlas

Es probable que sea mejor ver otras opciones, si quieres cuidar tu alimentación

Foto: Lisa Fotios/Pexels

Foto: Lisa Fotios/Pexels Crédito: Lisa Fotios | Pexels

Son deliciosas, y sabemos que podrías acabarte una docena de ellas sin mayor problema. Sin embargo, debes saber que las donas se fríen y se bañan en azúcar, lo que podría elevar tu energía por un tiempo, pero el alto contenido de azúcar refinada provocará que te sientas más débil más tarde, según se informó Babble Top.

A diferencia de los azúcares naturales, que te ayudarán a mantenerte lleno durante períodos largos de tiempo, los azúcares refinados se procesan más y provocan picos de energía que se desvanecen rápidamente.

Además, las rosquillas suelen estar hechas de harina blanca transgénica, que tiene un alto índice glucémico. Esto significa que tendrás un aumento en el nivel de azúcar en la sangre.

Asimismo, las donas también tienen muchas grasas trans, que obstruyen las arterias y se dice que causan cáncer.

Por eso, en lugar de comer una dona para el desayuno, sería preferible que comieras granola y yogur de frutas junto con un café. De esta forma, permanecerás satisfecho por más tiempo durante el día.

–También te puede interesar: Conoce el alimento que puede tener rastros infecciosos de coronavirus hasta por una semana

En esta nota

Alimentos Dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain