Qué es un pirocumulonimbo, como la peligrosa nube “artificial” de tormenta creada por incendios en California

Los incendios y el humo no solo han oscurecido el cielo, sino que han provocado también inusuales fenómenos meteorológicos: desde tornados de fuego hasta nubes de tormenta creadas por el humo

La nube fue captada por los satélites de la NASA.
La nube fue captada por los satélites de la NASA.
Foto: NASA

Como cada año, partes de California se han convertido en un infierno en llamas: cientos de desplazados, aire contaminado, propiedades quemadas, bosques y ciudades enteros reducidas a cenizas.

Pero este 2020, la proporción de los incendios y la cantidad de humo que han generado no solo han oscurecido el cielo en gran parte del estado, sino que han provocado también inusuales fenómenos meteorológicos: desde tornados de fuego hasta nubes de tormenta creadas por el humo.

Una de ellas se registró la semana pasada y, según indicó la NASA, podría ser la mayor en la historia de Estados Unidos.

  • Las imágenes apocalípticas que están dejando en San Francisco los incendios forestales en el oeste de EE.UU.
  • El valle de la Muerte en California registra “la temperatura más alta de la historia”
  • Se trató de un gigantesco pirocumulonimbo, una nube “artificial” generada por el humo que se alzó hasta 15 kilómetros en cielo sobre el condado de Fresno.

    Fue visible desde el espacio por los satélites de la agencia espacial estadounidense, pero también fue reportada por pasajeros de varios aviones que pasaban por la zona.

    Tal fue su tamaño que la NASA informó que la nube había bloqueado la visibilidad de sus satélites sobre partes de California durante el día 6 de septiembre, imposibilitándole seguir desde el espacio el desarrollo de los incendios.

    ¿Qué son los pirocumulonimbos?

    De acuerdo con un comunicado de la NASA, este tipo de nubes, también llamada cumulonimbus flammagenitus, son aquellas que se producen de forma “artificial” como resultado de una fuente natural de calor, como un incendio forestal o un volcán.

    “El aire caliente que sale del fuego puede llevar vapor de agua a la atmósfera y generar nubes. Se puede crear cualquier tipo de nube convectiva. En este caso, se creó un cumulonimbus o nube de tormenta”, indica el texto.

    La agencia agrega que este tipo de formación nubosa suele ser la más peligrosa, dado que al generar una nube de tormenta, los rayos y vientos que provoca pueden hacer que el fuego se extienda o que se generen nuevos focos de incendios.

    Según la NASA, las mediciones realizadas y que todavía se analizan sugieren que podría tratarse de la mayor en el país desde que se tienen registros.

    “Los valores del índice de aerosol creado por la nube pirocumulonimbo indican que este es uno de los eventos más grandes, si no el más grande, visto en Estados Unidos”, indicó en el comunicado Colin Seftor, científico atmosférico del Centro de Vuelo Espacial Goddard.

    ¿Cuál es la situación con los incendios en EE.UU.?

    De acuerdo con el Centro Nacional Interagencial de Bomberos, actualmente se registran más de 100 incendios en al menos 13 estados de EE.UU.

    California, el estado de Washington y Oregón, los tres que ocupan la costa oeste de EE.UU., han sido los más afectados: en ellos se reportan al menos 12 muertes, miles de desplazados y ciudades enteras destruidas.

    El gobernador de Oregon consideró que los fuegos podrían llevar a “la mayor pérdida de vidas humanas y propiedades” en la historia del estado.

    En tanto en Washington, las autoridades indicaron que el fuego es uno de los peores que se ha registrado en el último medio siglo.

    nasa

    NASA
    Según la NASA, los índices de aerosol generados por la nube sugieren que podría tratarse de la mayor reportada en la historia de EE.UU.

    California, que vive una prolongada sequía y una ola de calor, es el estado que más fuegos reporta: más de 25, incluidos tres de los cinco mayores de su historia.

    Según datos oficiales, más de 3,1 millones de acres se han quemado en los últimos días, un récord para el estado.

    “Esa superficie es el tamaño de más de diez veces la ciudad de Nueva York. Es una locura. Ni siquiera hemos entrado en la temporada de incendios de octubre y noviembre y ya hemos batido el récord de todos los tiempos”, dijo a la televisora CNN el jefe de bomberos Richard Cordova.

    ¿Qué hay detrás de estos incendios?

    La gran cantidad de incendios en la región oeste fueron provocados por una serie de causas, desde cables eléctricos caídos hasta una fiesta en la que lanzaron fuegos artificiales.

    Sin embargo, varios expertos han notado que en los últimos años, el área ha vivido eventos climáticos extremos.

    Según un estudio de la Universidad de California en San Diego, en gran medida se trata de una tendencia causada por efectos mayores asociados al cambio climático.

    Red sky and thick smoke in Salem City, Oregon, US, on 8 September 2020
    Reuters
    En ciudades de Oregón el cielo también se ha teñido de rojo.

    Si bien el cambio climático en sí no es la causa de los incendios, ayuda a establecer las condiciones para incendios forestales masivos, indican los científicos.

    El oeste de EE.UU. ha experimentado recientemente serias olas de calor, incluido un día que llevó a lo que podría ser la temperatura más alta jamás registrada de manera confiable en el planeta, 54,4 ºC, reportada también en California.

    La semana pasada, otra ola de calor en el sur de ese estado también llevó a registrar temperaturas récord y apagones.

    Estas condiciones cálidas y secas han hecho que la región se vuelva más proclive a los incendios forestales.

    Una vista de San Francisco con cielo rojizo
    Reuters
    La ciudad de San Francisco, California, fue una de las más afectadas por la llegada de humo de los incendios que se han desatado en 28 puntos del estado.

    Temperaturas récord e incluso nieve en otros estados, como Colorado, también han generado vientos fuertes hacia la zona oeste.

    Unas corrientes de aire seco conocidas como vientos de Santa Ana o del Diablo (en dependencia de si afectan el norte o sur de California) también suelen contribuir a la propagación de los incendios durante los meses de otoño y este año ya han comenzado a estar activos.

    Según el diario Los Angeles Times, además del cambio climático, también han contribuido otros factores como más personas que viven en áreas propensas a incendios forestales y el crecimiento excesivo de maleza en algunas zonas.


    Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.