Falleció Raúl Montes, pionero de la lucha por representación política en La Villita

Fue uno de los primeros voluntarios al comenzar el movimiento independiente para obtener representación política en La Villita

In memoriam, Raúl Montes Sr.
In memoriam, Raúl Montes Sr.
Foto: Lars_Nissen / Pixabay

Raúl Montes Sr., un exsuperintendente de Calles y Saneamiento del Distrito 22 bajo el entonces concejal Jesús ‘Chuy’ García, falleció el 23 de enero 2021 a causa del covid-19. Tenía 72 años de edad.

Montes, un inmigrante que llegó a Chicago en 1965, a la edad de 17 años, proveniente del estado de Chihuahua, México, fue uno de los primeros voluntarios al comenzar el movimiento independiente para obtener representación política en La Villita.

Raúl Montes Sr. fue uno de los primeros voluntarios al comenzar el movimiento independiente para obtener representación política en La Villita. (Cortesía Antonio Zavala)

“Raúl fue de los primeros que estuvieron en la lucha independiente,” dijo el líder Carlos Arango. “Raúl era un soldado de a pie, muy dedicado a la causa”.

El hoy congresista ‘Chuy” García recordó a Montes en un comunicado de prensa.

“Raúl y yo compartimos muchos lazos arraigados en nuestras historias comunes de migración. Raúl nació en Chihuahua, en una familia de nueve hijos. Tenía solo 17 años en 1965 cuando viajó en tren de Chihuahua a Chicago para reunirse con su padre y varios hermanos”, dijo García.

Raúl conoció a su esposa María M. Gutiérrez cuando apenas tenía 19 años y ambos trabajaban en la compañía Western Electric. La pareja se casó en 1972 en la Iglesia Epifanía en La Villita. Tuvieron tres hijos: Miguel, Raúl Jr. y José

Montes fue nombrado capitán del sexto precinto cuando García gano la elección en 1986.

“Raúl era el capitán más eficaz y querido del Distrito 22, y sabía cómo persuadir a la gente para que ejerciera su derecho al voto. Su arduo trabajo me ayudó a mí, y a muchos otros, a ganar un cargo electo al principio de mi carrera”, recordó García.

Uno de los primeros logros de Montes fue organizar un club de cuadra en La Villita que ayudó a mejorar y a embellecer las casas, los jardines y las calles. Se instalaron lámparas en los jardines, se plantó césped y se organizaron grupos de vigilancia para proteger a los jóvenes.

“Más tarde, como superintendente del distrito 22 en el Departamento de Calles y Saneamiento, con frecuencia se le veía conduciendo por las calles y callejones conversando con vecinos y prestando atención personal a sus solicitudes de servicio”, recordó García.

Se dice que Montes organizaba las mejores fiestas de cuadra, con música y actividades para chicos y grandes. Le gustaba mucho cantar y bailar con su esposa María.

Aun cuando se jubiló, Montes se mantuvo ocupado viajando con su esposa, pasando tiempo con sus hijos y nietos y estando al tanto de la política local y de México.

Yo, el autor de esta su columna, trabajaba entonces en el Lawndale News y Montes me traía los anuncios con el calendario de limpieza de las calles para que los residentes no estacionaran sus autos en esas fechas. Y en donde quiera que me encontraba siempre me saludaba con una gran sonrisa, era muy amable.

“Su inesperada muerte deja un gran vacío y tristeza para su familia, amigos y aquellos a quienes ayudó durante tantos años. Raúl será recordado como un dedicado padre, un vecino cariñoso y un maravilloso miembro de la comunidad”, dijo García.