Migración a Estados Unidos: ¿Qué ha cambiado durante el gobierno de Biden?

Durante el corto tiempo de Biden en el poder, ha buscado cambiar las políticas migratorias de Trump y se ha enfocado en los niños migrantes sin acompañantes

Los migrantes se acercan a la frontera estadounidense en el Puente Internacional Gateway en Brownsville, Texas, el 2 de marzo de 2021
Los migrantes se acercan a la frontera estadounidense en el Puente Internacional Gateway en Brownsville, Texas, el 2 de marzo de 2021
Foto: SERGIO FLORES / Getty Images

Durante la campaña electoral del presidente, Joe Biden, había prometido reformar el sistema migratorio para acabar con las políticas del expresidente, Donald Trump.

El mandatario ha ordenado la reunificación de los niños migrantes con sus familiares, puso fin a la construcción del muro fronterizo y pidió revisar todos aquellos programas de migración que habían sido cancelados por Trump.

Sin embargo, la Administración de Biden le pidió paciencia a aquellos que buscan ingresar por la frontera sur de Estado Unidos, mientras el gobierno se prepara para gestionar la llegada de personas. 

Oleada de personas en la frontera

Solo en enero, mes en que Biden asumió el poder, 5,871 niños no acompañados cruzaron la frontera, en comparación con los 4,995 que ingresaron en diciembre, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CPB, por sus siglas en inglés).

A pesar de los arrestos en la frontera, Biden cuestionó que todavía exista una “crisis” migratoria.

La presión sigue aumentando y algunos informes sugieren que las cifras de menores sin compañía arrestados van en camino a superar las máximos históricos este año.

Alejandro Mayorkas, secretario de Seguridad Nacional, dijo a agentes de alto rango en la frontera que “se preparen ahora para las oleadas en la frontera“, según el diario The Washington Times.

Niños sin acompañantes retenidos

Trump había sido criticado por las condiciones dentro de las instalaciones en donde detenían a los niños sin compañía, ya que los centros mostraban a menores aglomerados en jaulas de metal y otros durmiendo bajo mantas de papel de aluminio.

Ahora, esas mismas instalaciones se están renovando y mejorando para ser utilizadas nuevamente.

Biden continúa con la política de emergencia del COVID-19 usada por Trump, que permite a las autoridades estadounidenses a expulsar a aquellos que pasen por alto las leyes y las protecciones migratorias habituales; pero a diferencia del exmandatario, Biden decidió permitir la entrada de los niños y adolescentes.

En la actualidad, 200 niños migrantes cruzan la frontera cada día y miles fueron retenidos en la frontera suroeste del país en las últimas semanas, para procesarlos en un máximo de 72 horas.

Defensa de Biden

Grupos de derechos humanos y miembros del partido de Biden, criticaron la decisión de mantener a los niños bajo custodia del gobierno durante semanas o meses que lleva elegir a una familia de acogida.

Los críticos de Biden aseguran que usa los mismos criterios que Trump, la diferencia es que los niños permanecen detenidos durante menos tiempo bajo el gobierno del actual presidente.

Mayorkas rechazó las comparaciones diciendo que son “absolutamente inexactas” y que se estaba actuando en el “mejor interés” de los niños migrantes.

Programa Permanece en México

El Departamento de Seguridad Nacional suspendió la política de Trump que obligaba a los solicitantes de asilo a esperar en México sus audiencias de inmigración en Estados Unidos.

Desde que se puso en práctica los Protocolos de Protección al Migrante (PPM), conocido informalmente como “Permanece en México”, se han inscrito alrededor de 70,000 migrantes.

El mes pasado, el gobierno de Biden les permitió ingresar a Estados Unidos para procesarlos gradualmente mientras realizan las audiencias de sus casos. 

“Un mensaje para las personas que están pensando en venir a nuestra frontera: deben esperar. Se necesita tiempo para reconstruir el sistema desde cero”, aseguró Mayorkas este lunes.

Personas indocumentadas dentro de EE.UU.

El gobierno de Biden propuso un proyecto de ley de inmigración que ofrecerá un camino de 8 años hacía la ciudadanía a unos 11 millones de indocumentados que están en el país.

Asimismo, la legislación brindará protección permanente a los jóvenes migrantes que se apegaron al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), conocidos como Dreamers.