Marchan por la legalización de todos los indocumentados en el Día Internacional de los Trabajadores

El dar papeles a los trabajadores esenciales indocumentados podría ayudar a recuperar la economía del país, duramente afectada por la pandemia, aseguran defensores de los derechos de los inmigrantes

Marchistas de Chicago y suburbios alzan su voz por una legalización para los 11 millones de indocumentados. (Fotos: Belhú Sanabria / La Raza)
Marchistas de Chicago y suburbios alzan su voz por una legalización para los 11 millones de indocumentados. (Fotos: Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Impremedia

Un guante naranja en la mano izquierda es para Gabriela Hernández, del grupo Solidaridad de DuPage, la representación simbólica de los trabajadores esenciales indocumentados a más de un año de la pandemia de covid-19. Y el 1 de mayo manifestantes mandaron un fuerte mensaje a la administración del presidente Joe Biden para que se establezca una legalización para todos los inmigrantes sin condición migratoria legal.

“No queremos que sigan mutilando este famoso plan de legalización, queremos una legalización justa e integral… Somos gente de primer nivel, gente de primera línea, por eso estamos aquí, porque queremos una legalización para todos”,  dijo enfáticamente Hernández ante decenas de inmigrantes, activistas y residentes de Chicago y suburbios que se dieron cita en el parque Unión para un mitin, seguido de una marcha que culminó en la Plaza Federal en el Centro de Chicago con motivo del Día Internacional del Trabajo y para alzar su voz por una legalización para todos los indocumentados.

‘Más gente se va quedar sin legalización’

La comunidad inmigrante viene luchando por más de dos décadas por una legalización que incluya a los más de 11 millones de indocumentados. Hay varias posibilidades, pero la mayoría de los inmigrantes se inclinan por la propuesta integral de la administración Biden porque dicen que es más inclusiva, otorga camino a la ciudadanía y no criminaliza.

Hay iniciativas que buscarían legalizar a ciertos grupos de indocumentados, por lo que algunos activistas aseguran que esto dejaría en las sombras a muchos inmigrantes sin papeles.

Marchistas de Chicago y suburbios alzan su voz por una legalización para los 11 millones de indocumentados. (Fotos: Belhú Sanabria / La Raza)

Para Jorge Mújica, organizador de campañas laborales del Centro de Trabajadores de Arise Chicago, la ley que se necesita es una ley muy simple que diga que “todo el que vive aquí, trabaja aquí, paga impuestos aquí, tiene hijos aquí, tiene el derecho de  vivir aquí legalmente”.

Mújica dijo durante el mitin en el parque Unión, el 1 de mayo, que mientras más partan en “pedacitos la ley” más gente se va a quedar afuera. “Quieren legalizar a un grupo por aquí, a otro grupo por allá, los agricultores, los DACA, y mientras más la dividan más gente se va a quedar sin legalización”

Piden a Biden que cumpla la promesa

Después de que los marchistas llegaron a la Plaza Federal, varios defensores de los derechos de los inmigrantes hicieron uso de la palabra, entre ellos, la activista inmigrante Elvira Arellano, quien durante el mitin exigió por una legalización para los 11 millones de indocumentados que están en las sombras. “No nos conformamos con que apoyen solamente DACA, TPS y trabajadores agrícolas, no aceptamos mantener a… millones de trabajadores esenciales viviendo en las sombras, sin apoyo para defendernos en contra de los explotadores en sus trabajos y de un gobierno que no nos apoya con recursos durante este pandemia”.

Arellano dijo que ahora era el momento de marchar por la promesa de la legalización. La demanda fue puntal, el 1 de mayo, para la activista de Chicago. “Hoy hablamos con una sola voz para exigir que Joe Biden y el Partido Demócrata cumplan la promesa de la legalización para todos. Reunificar a las madres y padres deportados con sus familias aquí, legalización para todos, regresar a casa a más de dos millones de deportados y resolver la crisis en la frontera”.

Sosteniendo una manta con banderas de diferentes países encontramos al activista Jesús Vargas, de la organización comunitaria Mijos. “En una manta de varios países, estamos aquí de varios países de Latinoamérica, también de Europa. Las injusticias son para todos, la legalización es para todos”, mencionó Vargas a La Raza.

Marchistas de Chicago y suburbios alzan su voz por una legalización para los 11 millones de indocumentados. (Fotos: Belhú Sanabria / La Raza)

Vargas es de la idea de que hay que seguir marchando y presionando hasta que la voz de los inmigrantes se escuche. “Llevamos 20 años de promesas y puras deportaciones y no nos han dado ningún alivio migratorio para los más de 11 millones que estamos aquí”.

“En el Día de los Trabajadores estamos mandando un mensaje, los trabajadores somos esenciales y pedimos que en esta reconciliación de presupuesto se incluya la legalización para todos, porque de esta manera podemos ayudar a recuperar la economía del país”, dijo Artemio Areola, director de Relaciones Comunitarias de la Coalición de Illinois para los Derechos de los Inmigrantes y Refugiados (ICIRR).

El representante federal por Illinois Jesús ‘Chuy’ García dijo durante el mitin en el parque Unión que  ha presentado un nuevo proyecto de ley que busca desmantelar la conexión entre los sistemas de inmigración y de justicia criminal porque es un sistema que criminaliza a los migrantes y separa a los niños de sus padres.

‘Chuy ‘García dijo en parte que las comunidades inmigrantes ayudaron a asegurar que hubieran nuevas mayorías en la Cámara de Representantes y en el Senado y también en la Casa Blanca y que ahora les corresponde a esos líderes actuar para que “haya justicia y papeles para toda nuestra gente…, que haya una vía para la legalización y la ciudadanía para toda la gente indocumentada de nuestro país”.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.