Mercado de Colores en La Villita nace para servir a la comunidad de Chicago

Opera en la Manuel Pérez Jr. Memorial Plaza cada sábado, desde el 5 de junio hasta el 25 de septiembre, de 11 am a 3 pm

Mercado de Colores en La Villita nace para servir a la comunidad de Chicago
La dueña del negocio Cedillo's Fresh Produce, Dulce Morales, y un trabajador atienden a los clientes que buscan productos orgánicos en el Mercado de Colores de La Villita. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Impremedia

Un grupo de emprendedores se reúne cada sábado en la Manuel Pérez Jr. Memorial Plaza del barrio de La Villita para ofrecer sus mercancías a la comunidad de Chicago en un mercado local que se beneficiará de una subvención por medio de un programa de la ciudad.

Se trata del Mercado de Colores, en el que comerciantes venden desde joyas hechas con sus propias manos, artesanías, trajes típicos mexicanos, miel, velas y semillas y hasta productos orgánicos.

El fin es dar a la comunidad un servicio y una ayuda a las personas de bajos ingresos que no tienen tienda pero que pueden vender sus productos, dijo María Ruiz, fundadora y directora ejecutiva de Un Nuevo Despertar, organización de La Villita que cobijó la iniciativa Mercado de Colores desde su inicio en julio de 2020. “Decidí apoyar el proyecto porque vi que se podía ayudar a la comunidad”, destacó.

Desde antes de que se produjeran las restricciones debido al covid-19, Ruiz y otras personas cofundadoras del proyecto ya habían explorado la idea de hacer un mercado, pero la pandemia aceleró la puesta en marcha del Mercado de Colores. “Debido a la pandemia estaban muchas tiendas cerradas y no había trabajo porque cerraron las compañías, vimos la necesidad de formar un mercado para que las personas salieran a vender y las personas anduvieran en un lugar ventilado fuera de una tienda. Entonces fue que se creó el Mercado de Colores”, explicó.

Ruiz señala que promueven el cuidado del medio ambiente, lo hecho a mano y los alimentos orgánicos, y asegura que el año pasado, en plena pandemia, los comerciantes ganaban entre 300 a 350 dólares solo durante las horas que estaban en el mercado.

A los comerciantes no se les cobra una mensualidad por estar en el mercado, pero sí tienen que someter una solicitud, señala Ruiz, quien también aboga desde su organización por las víctimas de violencia doméstica. “Quien venga y cumpla con los reglamentos le damos la oportunidad”, dijo.

Los vendedores del mercado son de diferentes vecindarios de Chicago, no sólo de La Villita, y ofrecen una diversidad de productos. Aunque la mayoría son latinos, hay también afroamericanos y anglosajones.

A los emprendedores les ayudan para que puedan generar ingresos y seguir prosperando en este tiempo y puedan llevar el pan a casa, porque algunos son indocumentados y no reciben muchas ayudas, señaló Ruiz en entrevista con La Raza.

Entre lechugas, espinacas y acelgas encontramos en el Mercado de Colores de La Villita a la mexicana Dulce Morales. Ella y su esposo Juan Carlos Morales Cedillo fundaron Cedillo’s Fresh Produce en el barrio de Englewood, en el sur de Chicago.

Morales, que es indocumentada, siembra productos orgánicos y los vende en mercados locales. Ella tiene un trabajador afroamericano que la ayuda en su negocio gracias a una subvención otorgada por Advocates for Urban Agriculture.

Para la mayoría de las personas de la comunidad, los alimentos orgánicos no suelen estar al alcance de sus bolsillos, pero en mercados locales al aire libre los precios resultan más accesibles. De ahí la importancia de que los Morales lleven sus productos a los mercados.

“Mi esposo siempre ha querido que vaya esto a la comunidad porque la gente no tiene tanto acceso a las cosas orgánicas, frescas y económicas, y nosotros nos enfocamos en servir a la comunidad”, dijo Dulce Morales, quien también les enseña a los residentes del barrio cómo pueden comer de manera saludable.

El boliviano Óscar Villa tiene un negocio de miel y velas de cera de abejas: Bee-utiful Honey & Candles. Él vende su mercancía en el Mercado de Colores. Dice que desde hace nueve años tiene colmenas en Chicago y produce miel para venderla a mercados del norte y sur de la ciudad.

Algunos sábados su esposa, Jessica Lynch, ayuda a Villa con la venta de sus productos. “A los mercados donde vendemos llega una diversidad de gente y parece que de toda raza, de toda comunidad, les gusta la miel y las velas porque son productos 100% naturales hechos por abejas”.

“Por siete años lo hacía como pasatiempo, pero en 2019 empecé a vender y al ver toda la aceptación decidí incrementar más colmenas, ahora tengo 60”, dijo Óscar Villa, quien recuerda que no sabía nada sobre la producción de miel cuando empezó a interesarse por la elaboración de ese producto en 2013.

Debido a la pandemia del coronavirus, Villa no ha tenido trabajo en el hotel donde laboraba por lo que le ha dedicado más tiempo a su negocio, contó su esposa.

Lynch dice que ha notado que hay mucho interés en la comunidad de La Villita sobre la avicultura, razón por la que su esposo ha dictado talleres en el barrio. “Hay mucha gente que tiene experiencia con abejas, hay interés en la avicultura en esta comunidad en La Villita”.

Productos de miel y cera de abejas de la empresa Bee-utiful Honey & Candles, propiedad de Óscar Villa y su esposa Jessica Lynch, se venden en el Mercado de Colores de La Villita. (Belhú Sanabria / La Raza)

Aprueban subvención

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, el Departamento de Transporte de Chicago (CDOT) y Choose Chicago aprobaron en mayo pasado las solicitudes de 15 organizaciones comunitarias para participar en la primera ronda del programa Chicago Alfresco.

Chicago Alfresco se basa en el modelo de comedor al aire libre con una oportunidad adicional para que las organizaciones comunitarias diseñen espacios exteriores creativos que apoyen los negocios, artes y cultura del vecindario.

En ese sentido, Chicago Alfresco otorgó una subvención de $100,000 a la organización Un Nuevo Despertar para que los fondos sean utilizados para el Mercado de Colores de La Villita, incluyendo el lugar donde funciona actualmente.

Kim Klose, directora de operaciones de la Fundación Comunitaria La Villita, que es parte de la Cámara de Comercio de La Villita y ayudó en el proceso de solicitud para obtener la beca, dijo que, de esos $100,000, $75,000 serán para realizar mejoras en la infraestructura de la Manuel Pérez Jr. Memorial Plaza: reparación de asientos, arreglos del mural, nuevos asientos, señalizaciones y el desarrollo de programas culturales.

Los $25,000 restantes se utilizarán para la administración del Mercado de Colores, lo que incluye promover espacio para artistas y apoyo a artesanos y vendedores locales.

El Mercado de Colores viene operando en la Manuel Pérez Jr. Memorial Plaza de La Villita cada sábado desde el 5 de junio hasta el 25 de septiembre, de 11 am a 3 pm.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al Chicago Community Trust, la Field Foundation of Illinois y el Lenfest Institute for Journalism/Facebook Journalism Project. Agradecemos su apoyo a nuestro trabajo periodístico.