Mujer balea mortalmente a hombre por negarse a besarla en Rolling Meadows

Claudia Resendiz-Flores supuestamente admitió haber disparado contra James Jones por lo que fue acusada de asesinato en primer grado

La gatillera Claudia Resendiz-Flores tiene tres hijos que están a su cuidado, está casada, pero separada de su esposo. Foto Departamento de Policía de Rolling Meadows
La gatillera Claudia Resendiz-Flores tiene tres hijos que están a su cuidado, está casada, pero separada de su esposo. Foto Departamento de Policía de Rolling Meadows
Foto: Cortesía

Chicago.- Dos mujeres y un hombre estaban bebiendo licor en una vivienda en la ciudad de Rolling Meadows y lo que parecía ser una simple reunión terminó en tragedia.

Un hombre fue baleado mortalmente por una mujer porque se negó a besarla y en cambio le pidió un beso a su novia, mientras los tres pasaban el rato y bebían en  su casa de Rolling Meadows, dijeron los fiscales del Condado de Cook, el sábado.

La supuesta victimaria, Claudia Resendiz-Flores de 28 años se había mudado recientemente con la pareja al complejo de apartamentos Preserve at Woodfield en 4700 Arbor Drive en el suburbio noroeste, según los fiscales y la policía de Rolling Meadows.

Mientras el trío bebía el jueves, Resendiz-Flores supuestamente le pidió un beso a James Jones de 29 años y se puso celosa cuando el hombre se negó y en cambio le pidió un beso a su novia, indicaron los fiscales.

En respuesta a ello, la conducta de Resendiz-Flores cambió y le exigió nuevamente al hombre que la besara, según los fiscales. Cuando Jones dijo que no la besaría, Resendiz-Flores tomó una arma, que estaba escondida entre los cojines del sofá de la casa y la apuntó a él, dijeron los fiscales.

El hombre trató de empujar el arma hacia abajo después de que vio el dedo de Resendiz-Flores en el gatillo y la vio quitarle el seguro, pero sin éxito porque la mujer le disparó mortalmente en el pecho. Tras lo ocurrido la novia de Jones llamó al 911.

Los agentes llegaron a la escena y encontraron la pistola en la sala, dijeron los fiscales.

Resendiz-Flores supuestamente admitió haber disparado contra Jones por lo que fue acusada de asesinato en primer grado.

Aunque los fiscales y la policía de Rolling Meadows indicaron que Resendiz-Flores se había mudado con la pareja a dicho complejo de apartamentos, la abogada de oficio Courtney Smallwood negó que Resendiz-Flores viviera con la pareja y dijo que su cliente vivía en la casa de su familia en Des Plaines.

 No está claro cuál es la residencia de Resendiz-Flores y qué hacía en la casa de la pareja.

Resendiz-Flores tiene tres hijos que están a su cuidado, está casada, pero separada de su esposo, dijo Smallwood.