Promueven la vacunación contra el covid-19 de niños de 5 a 11 años en Chicago

Las vacunas son gratuitas y no se requiere seguro médico; para que el menor sea vacunado necesita ir acompañado de al menos uno de sus padres o tutor

Nancy Rojas llevó a su hijo Erick Rojas, de 7 años, a recibir la vacuna covid-19 de Pfizer. (Belhú Sanabria / La Raza)
Nancy Rojas llevó a su hijo Erick Rojas, de 7 años, a recibir la vacuna covid-19 de Pfizer. (Belhú Sanabria / La Raza)
Foto: Impremedia

El temor de algunos padres porque su hijo se contagie con el coronavirus empieza a disiparse ya que ahora niños de 5 a 11 años son elegibles para recibir la vacuna contra el covid-19.

Chicago comenzó a ofrecer la vacuna contra el coronavirus a niños de 5 a 11 años hace unos días después de que el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dio luz verde al uso para ello de la vacuna de la farmacéutica Pfizer. 

La doctora Allison Arwady, comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH), instó a los padres a hablar con el proveedor de atención médica de sus hijos para vacunarlos lo antes posible.

Unos 28 millones de niños a nivel nacional son ahora elegibles para recibir la vacuna contra el covid-19 de Pfizer, 1.1 millones en Illinois. Chicago tiene unos 210,500 habitantes de entre 5 y 11 años.

El doctor Alejandro Clavier, director médico de Esperanza at Vida Pediatrics, dijo que hay millones de personas que se han vacunado contra el covid-19 y que las vacunas han demostrado ser seguras y efectivas contra el coronavirus.

Clavier dijo que en Estados Unidos unos 100 niños de entre 5 y 11 años han muerto de covid-19 y con una vida que pueda salvarse la vacuna vale la pena. También indicó que 8,000 niños de ese rango de edad han sido hospitalizados y que entre el 4 y 8% de esos niños han tenido síntomas prolongados. “Si uno puede evitar hospitalizaciones, si uno puede evitar muertes, eso es en lo que la vacuna nos puede ayudar… Como comunidad es importante confiar en la salud pública, saber que la vacuna protege contra hospitalizaciones y muerte mucho más que no tener la vacuna”, dijo Clavier.

La dosis para niños de 5 a 11 años es un tercio de la dosis administrada a adolescentes y adultos y son dos inyecciones en total para estar completamente vacunados, según el CDPH. Los efectos secundarios más comunes que se presentan en algunos casos son dolor en el lugar donde le pusieron la inyección, escalofríos, fatiga y dolor de cabeza. 

Aunque en la mayoría de los casos los niños que se contagian de covid-19 presentan síntomas leves, ellos pueden transmitir la enfermedad a personas vulnerables, comentaron funcionarios de salud.

Ante la pregunta de si la vacuna contra la influenza se puede aplicar al mismo tiempo que la vacuna contra el covid-19 en los niños, Clavier dijo que sí y que sería lo ideal. “El ‘flu’ es un virus que todos los años recurre y es un virus que usualmente está en Chicago como desde finales de diciembre y como hasta finales de marzo”.

Todas las vacunas contra el covid-19 para niños son gratuitas y no se requiere seguro ni identificación para recibirla. Para que el menor sea vacunado en los distintos eventos comunitarios o centros de vacunación necesita ir acompañado de al menos uno de sus padres o tutor.

Se vacunan en familia

En el centro de vacunación del suroeste de Esperanza Health Centers, ubicado en 6057 S. Western Avenue, se esperaba el sábado 6 de noviembre a 150 niños de 5 a 11 años cuyos padres habían hecho cita para vacunarlos contra covid-19.

Ese día también se administraron a adultos vacunas contra el covid-19 de Moderna y Pfizer, dosis de refuerzo, tercera dosis y la vacuna de la influenza.

“La campaña de ‘Brigada de vacunas’ es una iniciativa que estamos tomando para que los niños de 5 a 11 años reciban la vacuna como la mayoría de la población”, señaló Liliana Acuna, supervisora del centro de vacunación del suroeste de Esperanza Health Centers.

Acuna dijo que están aceptando a adultos y niños con o sin cita para recibir la vacuna contra el covid-19. “Hay unos niños muy emocionados para recibir la vacuna aunque sus padres están un poquito indecisos, ellos tienen la decisión. Claro, cuando llegan aquí les da miedo del piquete pero la mayoría de los niños están voluntarios y con ánimo para recibir la vacuna”.

Muchas de las personas que acuden al centro de vacunación de Esperanza llegan en familia, para que los padres se administren la dosis de refuerzo y sus hijos reciban la vacuna contra el covid-19 de Pfizer.

Juan Cruz llevó a sus hijos Xavi e Iker a vacunarse contra el covid-19 a un centro de vacunación de Esperanza Health Centers. (Belhú Sanabria / La Raza)

Juan Cruz quiere prevenir que sus hijos se contagien de covid-19 y dice que eso fue lo que lo motivó para llevar a vacunar a sus hijos Xavi, de 5 años, e Iker, de 11 años, ambos estudiantes de la primaria Sawyer.     

“Quiero prevenir que se lleguen a enfermar del covid-19. Mi hijo Iker de 11 años sí salió positivo, pero el de cinco años no. Iker se contagió por transmisión por su mamá. Decidí que se vacunen para prevenir cualquier cosa que llegue a suceder en el futuro”, dijo Juan Cruz, quien ya está vacunado contra el coronavirus y es residente de Gage Park, un barrio del suroeste de Chicago duramente golpeado por la pandemia.  

Nancy Rojas llevó a su hijo Erick Rojas, de 7 años, a recibir la vacuna covid-19 de Pfizer y aprovechó ese día para inocularse ella la dosis de refuerzo. Dice que Erick se animó a vacunarse por iniciativa propia. “Erick solito se animó a vacunarse, a mí me dio covid y él me vio bien mala y ya cuando empezaron a dar las vacunas me dijo que quería que le pusieran la vacuna, fue por iniciativa propia”.

“Se tienen que ir a vacunar, es mejor vacunarse ahora, voy a estar más protegido”, dijo Erick Rojas, residente de North Riverside.

Clavier hizo hincapié que la única manera de acabar con la pandemia de covid-19 es que la gran mayoría de la gente se administre la vacuna. También recomendó vacunarse contra la influenza. “La idea es que ahora que llega el invierno, que vamos a estar adentro, que es más fácil que los virus se propaguen, si todos estamos vacunados y estamos seguros vamos a tener un mejor invierno todos”.

La iniciativa de vacunar a los niños de 5 a 11 años surge al tiempo en que se lanza una campaña denominada “Día de la Concientización sobre la Vacunación” cuyo objetivo es asegurarse de que todos los estudiantes tengan la oportunidad de recibir la vacuna contra el covid-19. En ese contexto, las Escuelas Públicas de Chicago suspendieron clases este viernes 12 de noviembre para que los alumnos puedan ser acudir a los centros de vacunación.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.