Protestaron en Chicago contra exculpación de Kyle Rittenhouse

Activistas consideran que el fallo de no culpabilidad que un jurado dio a Rittenhouse exhibe las distorsiones del sistema de justicia de Estados Unidos

Manifestantes protestaron en Chicago en contra del veredicto de “no culpabilidad” que un jurado dio a Kyle Rittenhouse, quien mató con un rifle automático a dos personas durante protestas en Kenosha, Wisconsin, en agosto de 2020. (Hillary Flores / Especial para La Raza)
Manifestantes protestaron en Chicago en contra del veredicto de “no culpabilidad” que un jurado dio a Kyle Rittenhouse, quien mató con un rifle automático a dos personas durante protestas en Kenosha, Wisconsin, en agosto de 2020. (Hillary Flores / Especial para La Raza)
Foto: Impremedia

Una nutrida multitud de habitantes de Chicago se reunió el sábado 20 de noviembre en Federal Plaza para protestar en contra del veredicto de no culpabilidad que recibió Kyle Rittenhouse, quien disparó y mató a dos hombres e hirió a un tercero en Kenosha, Wisconsin.

Rittenhouse tenía 17 años cuando en agosto de 2020 disparó y mató a Joseph Roserbaum, de 36, y a Anthony Huber, de 26, e hirió a Gaige Grosskreautz, de 26 años.

El viernes 19 de noviembre, el jurado del juicio de Rittenhouse llegó a un veredicto y lo declaró “no culpable” de todos los cargos, avalando que el joven había actuado en defensa propia. Eso provocó varias protestas en todo el país, incluyendo Chicago.

La manifestación y marcha, que comenzó a las 2 pm, fue organizada por Black Lives Matter Chicago, Indivisible Chicago, Chicago Alliance Against Racist and Political Oppression y otras organizaciones locales.

El objetivo de la marcha fue “detener la supremacía blanca” y “protestar contra el sistema de injusticia racista”, según su volante.

Tanya Watkins, directora ejecutiva de Southsiders Organized for Unity and Liberation, habló en ese evento y dijo que el veredicto no fue una sorpresa.

“Estoy cansada. Estoy decepcionada. Estoy enfurecida […] pero nunca en mi vida he estado más dispuesta a luchar. He perdido hasta la última gota de fe en este sistema de justicia y en este país”, dijo Watkins.

El jurado de 12 personas -en el que, se afirma, todos menos uno eran de raza blanca- absolvió a Rittenhouse de cinco cargos que incluían homicidio, intento de homicidio e imprudencia temeraria. El tiroteo ocurrió días después de que el afroamericano Jacob Blake murieran a manos de un policía blanco de Kenosha.

Los manifestantes dijeron que esto exhibe las desigualdades raciales dentro del sistema judicial.

Troy Gaston, organizador principal y activista de Black Lives Matter Chicago, expresó el sábado pasado que hay una insistencia total en el dominio blanco dentro de la sociedad.

Dijo que sintió mucha frustración, enojo y decepción al escuchar sobre el veredicto.

“Realmente me sentí menos, me sentí menos y todo el esfuerzo que he hecho, todo el esfuerzo que han hecho los cuerpos negros y morenos en esta sociedad […] fue un corte profundo”, dijo Gaston. “Entendemos que se necesitará un grupo de frente unido de personas de diferentes orígenes, todos los diferentes ámbitos de la vida, [que] entiendan y estén de acuerdo en una idea simple de equidad y libertad para todos”.

Un ideal con el que el manifestante Oswaldo Gómez, de 26 años, del vecindario Near West Side de Chicago, dijo que está de acuerdo.

“Hay muchas personas como yo que sienten este mismo dolor […] yo prefiero manifestarme de esta manera con personas que me entienden y que tienen el mejor interés en sus pensamientos. Es una manera muy saludable de hacerlo y siento que esto de verdad si causa cambios”, dijo Gómez. “Prefiero estar aquí con las personas que yo sé que están intentando de hacer cambios que quedarme en mi casa enojado.”

El viernes 19 de noviembre, el gobernador JB Pritzker emitió una declaración después del veredicto y mencionó que “llevar un arma cargada a una comunidad a 20 millas de su casa y disparar a ciudadanos desarmados es fundamentalmente incorrecto”.

La presidenta de la Junta del Condado de Cook, Toni Preckwinkle, declaró en una serie de tuits que “si bien no podemos seguir perdiendo la esperanza, la decisión [del jurado] es un error judicial y deja perfectamente claro cuán profundamente defectuoso e inequitativo es el sistema legal penal en su esencia”.

Para el activista Troy Gaston, esta situación continúa amplificando la importancia de que las comunidades se tienen que unir para luchar contra las injusticias raciales dentro del sistema.

“Es importante para nosotros estar juntos y luchar en nombre de todos nosotros, incluso si sientes que la situación es lejana. Necesitamos unirnos para hacer retroceder la supremacía blanca”, dijo Gaston.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.