Restauranteros de Chicago esperan que pronto se termine el mandato de prueba de vacunación

La alcaldesa Lori Lightfoot dijo que el mandato de vacunación de Chicago podría levantarse “en cuestión de semanas”, siempre y cuando los números de covid-19 de la ciudad sigan en descenso

María Herrera, dueña del restaurante mexicano El Pecado en el barrio de Rogers Park. (Belhú Sanabria / La Raza)

María Herrera, dueña del restaurante mexicano El Pecado en el barrio de Rogers Park. (Belhú Sanabria / La Raza)

Los dueños de restaurantes de Chicago siguen luchando para salir a flote en medio de la pandemia, y muchos esperan que pronto finalice el requisito de que los clientes muestren prueba de vacunación de covid-19.

Algunos restauranteros argumentan que si bien el mandato es una forma de prevenir la propagación del virus, muchas de las personas en Chicago ya están vacunadas contra el coronavirus y dado que los casos de covid-19 han caído estas últimas semanas, se debe considerar eliminar ya ese requisito.

Negocios como restaurantes, bares y gimnasios entre otros lugares que operan bajo techo comenzaron a verificar el estado de vacunación de sus clientes el pasado 3 de enero de 2022, acatando el mandato de la ciudad que se estableció para frenar el aumento de casos de covid-19 atribuidos a la variante ómicron. Según el mandato, todas las personas mayores de 5 años o más que acudan a restaurantes, bares, gimnasios y otros lugares que sirvan alimentos o bebidas deben mostrar su comprobante de vacunación de covid-19.

Propietarios de restaurantes consultados por La Raza aseguran que el pedir la prueba de vacunación a las personas ha provocado reacciones diversas. Dicen que la mayoría de los comensales en los restaurantes acceden a mostrar la tarjeta y comentan que se sienten más seguros sabiendo que todos los que están en el establecimiento están vacunados. Otros clientes que no tienen a la mano el comprobante o no están vacunados optan por pedir comida para llevar, pero hay algunos que se molestan de que se les pida el comprobante de vacuna o cuando se les recuerda que se coloquen de forma correcta la mascarilla.

La doctora Allison Arwady, comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, dijo en una conferencia virtual hace unos días que el mandato se levantará una vez que Chicago tenga un mejor control del brote y que tiene las esperanzas que esto suceda en la primavera. 

En su reciente discurso de apertura en la reunión anual de la Asociación de Restaurantes de Illinois, Lightfoot dijo que el mandato de vacunación de Chicago podría levantarse “en cuestión de semanas” siempre y cuando los números de covid-19 de la ciudad sigan en descenso.

Quieren que ya se levante el mandato

Rogelio Urquiza, dueño del restaurante mexicano Rocky’s Tacos, en Rogers Park, dijo a La Raza que el mandato de vacunación sí ha causado impacto en su negocio en el sentido que entre 10% y 15% de los clientes que van a su negocio no llevan su tarjeta de vacunación de covid-19, pero lo bueno es que piden comida para llevar, destacó.
Este restaurantero, cuyo negocio tiene 28 años en operación, explica que las ventas siempre bajan en enero y febrero por el clima invernal de Chicago. “La venta ha estado normal, ha bajado tantito en cuestión de lo que es el mes de enero o febrero que siempre baja por las nevadas y todo eso, pero en realidad está estable la situación, con una disminución como del 30%”.

Urquiza destaca que de toda la clientela que recibe en su establecimiento, solo el 10% se enoja cuando se le pide el comprobante de vacunación o porque les dice que deben usar mascarilla.

Este emprendedor considera que ya es tiempo de levantar el mandato de vacunación para que los negocios puedan subir las ventas.  “Considero que ya se debe levantar el mandato porque ya se ha sabido de menos casos de covid-19. Para que los negocios compensen el bajón que hay en febrero convendría que ya se quitara esa regla y ya pudiera entrar la gente libremente”.

Helga Weis, dueña de Curramba Colombian Restaurant Bar, en Humboldt Park, cuenta que después de que entró en vigor el mandato de prueba de vacunación las ventas en su negocio bajaron en un 90%. Weis es de la idea que ya se debe levantar el mandato. “La experiencia ha sido supernegativa, he tenido eventos en los que me ha tocado devolver 13, 14, 15 personas, familias completas porque no tenían la tarjeta de vacunación, son personas que no se quieren vacunar ni les interesa vacunarse”.

En su restaurante son muy pocas las personas que piden comida para llevar y las aplicaciones móviles son una ayuda pero sus comisiones son excesivas, asegura Weis a La Raza. Ella dice que lo que le ha ayudado a mantener su negocio a flote es el servicio de ‘catering’ que también ofrece.

Para esta emprendedora no tiene ningún sentido pedir a la gente la prueba de vacunación “cuando hay gente que está comprando un papel o lo está falsificando”.

El Curramba Colombian Restaurant Bar, en Humboldt Park. (Cortesía Curramba Colombian Restaurant Bar)

‘Hay muchos clientes que han dejado de venir’

María Herrera, dueña del restaurante mexicano El Pecado’, en Rogers Park, considera que sus ventas han bajado en un 40% después de que entró en efecto el mandato de vacunación.  “Tengo clientes que les gusta sentarse a comer aquí y sí pues hay muchos clientes que han dejado de venir por lo mismo”.

Herrera cuenta que para ayudarse con las ventas usa el servicio de aplicaciones móviles para el reparto a domicilio, pero que la comisión que paga es mucha y que allí se va gran parte de la ganancia. “Manejo varias aplicaciones, tengo cuatro tabletas pero viene siendo razón de lo mismo, porque ellos cobran mucho, uno paga mucho por esos servicios… Ahí se va la ganancia, nosotros prácticamente salimos al ras, es bien complicado”.

La dueña de El Pecado tuvo que reducir personal a raíz de que sus ventas bajaron desde la pandemia y ahora sólo trabajan allí ella y el cocinero. “Cerramos los lunes por lo mismo, no sale para pagarle a mucha gente, mejor prefiero cerrar un día”.

Herrera dice no haber tenido una mala experiencia con algún cliente al pedirle la tarjeta de vacunación. “Hasta ahorita gracias a Dios nunca he tenido problema, cuando les pido la prueba me la muestran o me dicen ‘sabes qué no la tengo’, ‘pues no te puedes quedar a comer aquí’, les digo, me dicen ‘no se preocupe, yo entiendo, mejor démela para llevar…’”.

“Pienso que todo lo que están haciendo es por el bien de todos pero no todos lo entendemos lamentablemente… Si todos hiciéramos caso yo creo que a estas alturas ya no estaríamos en este punto, ya estaríamos fuera [de la pandemia]”, mencionó Herrera.

Los casos de covid-19 en Chicago han disminuido considerablemente en las últimas semanas, cayendo un 47% sólo en fechas recientes.

En paralelo, el pasado miércoles 9 de febrero el gobernador de Illinois JB Pritzker anunció planes para levantar parcialmente el mandato de uso de mascarillas en interiores en el estado el 28 de febrero, lo que se aplicaría a centros comerciales, restaurantes, bares y lugares de negocios, pero no a escuelas, hospitales ni hogares de ancianos.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

Coronavirus COVID-19

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain