Vecinos de Logan Square y líderes comunitarios continúan lucha contra los desalojos y el desplazamiento en Chicago

Piden alivio federal para vivienda asequible y que una ordenanza municipal que penaliza la demolición de casas en Pilsen y a lo largo del Sendero 606 se extienda indefinidamente

Vecinos de Logan Square con carteles para expresar sus demandas: “Más apoyo a familias que enfrentan desalojo”, “Vivienda equitativa ahora”, “Vivienda asequible es un derecho humano”. (Cortesía Saúl Arellano)
Vecinos de Logan Square con carteles para expresar sus demandas: “Más apoyo a familias que enfrentan desalojo”, “Vivienda equitativa ahora”, “Vivienda asequible es un derecho humano”. (Cortesía Saúl Arellano)
Foto: Cortesía

Debido al alto precio que pagaba por el alquiler de su vivienda, Leticia Ojeada –madre soltera de tres hijos– tuvo que abandonar el barrio Hermosa en el que vivió por más de una década y mudarse al sur de la ciudad. “A una semana de haberme mudado comenzó la pandemia de covid-19, me sentí más sola que nunca, me quedé sin trabajo por más de cinco meses, las facturas y la renta se me fueron acumulando”.

Ojeda es parte de los miles de residentes de Chicago que se han visto obligados a dejar su hogar a causa de los altos precios de las rentas. Para evitar que el desplazamiento urbano siga expulsando a más personas de sus barrios de toda la vida, defensores de vivienda quieren que el estado invierta millones en fondos federales en viviendas asequibles en áreas de minorías en Chicago.

Residentes de Logan Square y grupos comunitarios piden alivio federal para viviendas asequibles y aseguran que esos fondos ayudarían a frenar el desplazamiento de familias.

Lissette Castañeda, directora ejecutiva de grupo de vivienda LUCHA, dijo que por el alto costo de la vivienda desde 2013 más de 20,000 familias latinas han sido desplazadas de los vecindarios de Logan Square, Avondale, Hermosa y Humboldt Park.

El representante estatal del Distrito 38 Will Guzzardi (D-Chicago), que preside el Comité de Vivienda de la Cámara Baja de Illinois, y la representante estatal Delia Ramírez (D-Chicago) del Distrito 4 están trabajando para conseguir $855 millones para viviendas.

“En esta pandemia la comunidad latina vio un impacto tan grande en su vivienda que no hay recuperación económica sino tenemos vivienda estable”, dijo la representante estatal Delia Ramírez. “Nosotros estamos comprometidos a [que se destinen] $855 millones de dólares del estado para que vayan a vivienda específicamente”.    

Quieren que la ordenanza sea permanente

Como parte de su lucha, los defensores de vivienda asequible de Chicago quieren que los propietarios de casas de dos a cuatro pisos las preserven en Logan Square.

Según líderes comunitarios, la comunidad no sólo está devastada por la desaparición de viviendas asequibles sino también por la crisis de desalojos.

El vecindario de Logan Square tiene actualmente la mayor cantidad de viviendas de 2 a 4 pisos ocupadas por sus propietarios en todo Chicago, según el Instituto DePaul de Estudios de Vivienda.

Líderes comunitarios y funcionarios electos buscan también que una ordenanza municipal que penaliza a desarrolladores por demoler residencias a lo largo del Sendero 606 y en Pilsen se extienda de manera permanente.

Los ingresos generados por las tarifas de demolición que establece la ordenanza aprobada el año pasado por medio de un programa piloto ayudarán a preservar viviendas asequibles al financiar el Fideicomiso de Tierras Comunitarias de Chicago, según la Asociación de Vecinos de Logan Square (LSNA).

La Asociación de Vecinos de Logan Square llevó a cabo una conferencia de prensa el lunes pasado afuera de sus oficinas con la asistencia de funcionarios electos, organizadores comunitarios y residentes afectados por el desplazamiento.

Ricky Maldonado, padre mentor en la escuela primaria Stowe de Humboldt Park, contó que al comienzo de la pandemia de covid-19 sus padres perdieron sus trabajos y su madre murió por complicaciones del coronavirus. La familia ha venido luchando para sobrevivir económicamente y preservar la vivienda de tres pisos que tienen desde hace 30 años.  “A mi padre no sólo le preocupa perder su casa, sino también perder a los inquilinos que tiene, las familias necesitan ayuda”.

Juanairis Castañeda, becaria de desarrollo equitativo en LSNA, dijo que la pandemia de covid-19 ha elevado la crisis de desplazamiento en los barrios de Logan Square, Avondale, Humboldt Park y Hermosa. “Reconocemos que el acceso a vivienda es un derecho humano, estamos trabajando para proteger a las familias trabajadoras latinas que hemos visto ser desplazadas por varios años”, comentó Castañeda.

Por su parte, el concejal del Distrito 1 Daniel La Spata dijo que las primeras cifras muestran que la ordenanza ha ayudado a que las demoliciones se redujeran en 90% a lo largo del Sendero 606 Bloomingdale Trail.

Durante la conferencia, vecinos del área sujetaban carteles en los que expresaban sus demandas: “Más apoyo a familias que enfrentan desalojo”, “Vivienda equitativa ahora”, “Vivienda asequible es un derecho humano”. Los defensores de la vivienda asequible y funcionarios electos dicen que para detener el desplazamiento urge inversión financiera en los vecindarios de minorías por lo que abogan por fondos federales de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense y porque el Ayuntamiento de Chicago extienda la ordenanza sobre demoliciones de forma permanente.

El concejal Carlos Ramírez Rosa, del Distrito 35, respalda esa ordenanza y quiere que sea permanente.

Actualmente, un desarrollador tiene que pagar la tarifa de $15,000 por demoler una vivienda a lo largo del Sendero 606 y en Pilsen.  Dicha ordenanza expira en abril.

Ramírez-Rosa dijo que se está luchando por políticas que protejan a las familias contra el desplazamiento. “Ahora es tiempo para asegurar que esa ordenanza no va a desaparecer, se tiene que asegurar que esa ordenanza va a ser ley permanente en la ciudad de Chicago para proteger a los apartamentos de dos a cuatro pisos… Vamos a seguir trabajando juntos para asegurar que en el barrio de Logan Square, en Hermosa y en toda la ciudad de Chicago la vivienda económica sea un derecho humano”.  

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.