Se prepara en Chicago marcha del 1 de Mayo por los derechos de los trabajadores y una reforma migratoria

Francisca Lino, inmigrante que se refugió en el santuario de la iglesia Metodista Unida Adalberto en Humboldt Park por casi cuatro años, marchará con su familia junto con decenas de inmigrantes, activistas, sindicatos y líderes de organizaciones locales

Organizaciones sociales de Illinois marcharán el 1 de mayo de 2022 en defensa de los derechos de los trabajadores y para exigir una reforma migratoria amplia. (Cortesía Immigrant Solidarity DuPage)

Organizaciones sociales de Illinois marcharán el 1 de mayo de 2022 en defensa de los derechos de los trabajadores y para exigir una reforma migratoria amplia. (Cortesía Immigrant Solidarity DuPage)

Francisca Lino, una inmigrante indocumentada, estuvo por años en el santuario de la iglesia Metodista Unida Adalberto de Humboldt Park luchando contra su deportación. Ya casi tiene un año de haber salido de allí y ahora goza de la calidez de su hogar con su esposo e hijos en el suburbio de Romeoville, Illinois.

Lino dijo a La Raza que esta es la segunda vez que tiene un ‘stay of removal’ (suspensión temporal de la deportación, el cual expirará en un año, y comentó que por medio de este alivio pudo solicitar hace dos semanas un permiso de trabajo.  

Dijo que recibir dicho amparo fue una buena noticia para ella, después de las dificultades que tuvo que afrontar al estar su esposo en el hospital a causa del covid-19. “A mi esposo le dio el covid, se puso bien malo y tuvo que ir al hospital. Duró como más de dos semanas en el hospital, yo tenía que ir a supervisión [migratoria] y no pude ir por ese motivo, porque yo lo estaba cuidando porque él tenía covid y a lo mejor yo también, no sé. Hablé con el agente de inmigración y me dijo que no me preocupara, que él me iba a hablar luego y el 14 de febrero me habló y me dijo: ‘sabe qué señora, no tiene que venir a supervisión, nos vemos el año que viene’… Me puse muy feliz porque es un año más, tengo un ‘stay of removal’, para mí es una muy buena noticia”.

Lino continúa luchando por permanecer en este país con su familia, pero ahora desde su casa. Ella estuvo en el mismo santuario en Chicago que cobijó en 2006 a la activista pro inmigrante Elvira Arellano y a su hijo Saúl. Lino dijo a La Raza que permaneció en santuario tres años y siete meses para después volver a su hogar, en mayo próximo cumplirá ya un año con los suyos.

‘No me voy a rendir’

Francisca Lino y su familia tienen previsto salir a las calles este próximo Primero de Mayo para luchar por una legalización migratoria. Ella se unirá a a varias organizaciones locales que se han preparado con antelación para reunirse en Union Park y marchar hacia la Plaza Federal en el centro de Chicago. Los manifestantes demandan a la administración del presidente Joe Biden que cumpla su promesa de una reforma migratoria.

“Hay que seguir luchando, no hay que rendirnos, todavía no es una victoria para mí, todavía falta mucho. Tal vez no pase nada, pero yo no me voy a rendir, yo voy a seguir luchando hasta el final y quiero decirle a toda la gente que salgamos a marchar este Primero de Mayo, que sigamos luchando por nuestros casos, por nuestras familias, para estar unidos”, dijo Lino a La Raza.

Francisca Lino cuando se encontraba en el santuario migratorio de la iglesia Metodista Unida Adalberto en Humboldt Park. (Belhú Sanabria / La Raza)

La activista Elvira Arellano dijo que decidieron organizarse con anticipación para lograr invitar a la mayor gente posible a la marcha y mitin y destacó que son varias las organizaciones, además de sindicatos de la ciudad y suburbios, las que se están organizando para participar en esta marcha del Primero de Mayo, dedicada a abogar por los derechos de los trabajadores y por una reforma migratoria. “Seguimos luchando para que haya una reforma migratoria para todos. Sabemos que es un tiempo político muy difícil, pero esperamos que el presidente Biden cumpla su promesa de dar una reforma migratoria para todos los trabajadores esenciales. Todos somos trabajadores, todos necesitamos vivir en este país sin el temor de ser deportados, criminalizados, separados de nuestras familias”.

“Queremos que haya una reforma migratoria donde se proteja a todos los trabajadores esenciales sin importar su nacionalidad, porque estamos en este país, trabajamos, pagamos impuestos, contribuimos a la economía de este país y los que más hemos sido golpeados durante esta pandemia hemos sido los trabajados esenciales indocumentados”, remarcó Arellano, de Familia Latina Unida.

Sofía Portillo, de 70 años y voluntaria con la organización Arise Chicago, alentó a los inmigrantes a salir a las calles este Primero de Mayo y a no quedarse callados. “Mientras no nos levantemos a hablar y a manifestarnos no va a pasar nada, hay que luchar por una reforma migratoria”, dijo Portillo. “Los inmigrantes fueron los primeros en salir cuando estuvo muy dura la pandemia, no había trabajadores, en cambio los inmigrantes fueron los primeros en dar la cara enseguida ayudando a este país para que la economía no cayera”.

“Esta marcha del Primero de Mayo cada año tiene el mismo mensaje, que es el día de los trabajadores y es luchando para que estos trabajadores tengan lo que merecen, que estos trabajadores que son trabajadores esenciales puedan tener sus beneficios en este país”, dijo Jacobita Cortés, pastora de la Iglesia Metodista Unida Adalberto en Humboldt Park.

Francisca Lino marchará con su familia para seguir exigiendo que se dé una reforma migratoria, dijo Cortés. “Cuando ella estaba aquí en santuario ella quería salir a marchar y salir a luchar desde afuera, pero no podía, su lucha estaba aquí dentro. En cambio, ahora su lucha está afuera”.

Gaby Hernández Chico, coordinadora y organizadora con la organización Immigrant Solidarity DuPage,   

dijo que se están preparando y animando a la comunidad para que salga a marchar este Primero de Mayo a pesar del covid-19. “Sí, saldremos a marchar para decirles que queremos legalización para todos… Pedimos una legalización integral para todos, no queremos que sea en pedazos, que solamente sea para los dreamers, para el TPS o para trabajador esencial. Queremos que sea para los más de 11 millones de trabajadores y sus familias. La legalización integral es lo que estamos pidiendo, no pedimos un pedazo nada más, queremos que nos den todo”, dijo Hernández Chico.

Hernández Chico e instó a la comunidad a participar en la marcha y mitin. “Sin papeles y sin miedo, todos salimos a marchar este Primero de Mayo por una legalización integral, basta ya de que se sirvan de nosotros, vamos a tomar las calles el Primero de Mayo y vamos a salir a marchar por una legalización integral en 2022, no podemos esperar más”.

Los manifestantes tienen previsto reunirse el próximo 1 de mayo de 2022 en el Union Park, 1501 W. Randolph St., cerca de Ashland Ave., a las 10 am para marchar hacia la Plaza Federal en el centro de Chicago para un mitin a las 12 pm.

La cobertura editorial de La Raza es posible en parte gracias al apoyo del Chicago Community Trust.

En esta nota

primero de mayo Reforma Migratoria Reportajes Chicago

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain