Votantes decidirán en Cicero

Los votantes de Cicero acudirán a las urnas para decidir si habrá cambio de mando en su Municipalidad, en medio de una contienda caliente
Votantes decidirán en Cicero
El mexicano y demócrata Juan Ochoa tiene su propia agencia de relaciones públicas con oficinas en Chicago y Ciudad de México. Foto Cortesía

En febrero próximo, los residentes de Cicero deberán decidir si reeligen al actual presidente municipal Larry Dominick, quien lleva siete años en el cargo, o si cambian de rumbo eligiendo al mexicano Juan Ochoa o a Lizveth Méndez, la primera mujer que aspira a la alcaldía de este suburbio.

La Raza entrevistó a los tres candidatos para saber qué ofrecen a los residentes de esta zona.

El mexicano y demócrata Juan Ochoa es un veterano de la Marina, quien ha escalado en el mundo empresarial de Chicago, después de ser el presidente de la Illinois Hispanic Chamber of Commerce y el director de la agencia McPier, que administraba el Centro de Convenciones McCormick Place y el Navy Pier. Quiere traer a la organización sin fines de lucro Urban Land Institute, que cuenta con expertos para desarrollo proyectos.

“La gente de Cicero debe elegir a una persona que tenga la capacidad y la trayectoria necesaria para enfrentar todos los problemas que tiene Cicero. La realidad es que Cicero tiene un gobierno que no es competente, que es corrupto y no es favorable para los empresarios”.

“Yo no soy un experto en desarrollo económico pero estoy dispuesto a nombrar personas que sí son expertas en el ámbito económico para sacar al pueblo adelante”.

“En Cicero la gente le tiene miedo al gobierno. Tienen miedo de expresarse políticamente. Tienen miedo a decir que no están de acuerdo con algo que ellos [la actual administración] hacen. Yo he escuchado historias de residentes. Esa clase de actitud la voy a cambiar inmediatamente. La gente que trabaja para el pueblo y a los que yo pueda darles empleo tiene que saber que son trabajadores públicos. Están ahí para servirle al público; no es al revés. Ellos están ahí para dar un buen servicio con buena cara; no con actitud ni desprecio a la comunidad hispana”.

“A nosotros no nos van intimidar porque nosotros [los latinos] estamos luchando por algo justo y necesario, lo cual yo creo que la gran mayoría de la gente en Cicero quiere ver. Cicero puede cambiar, sí podemos cambiar nuestro destino, tenemos el poder electoral, tenemos la necesidad, así que si ellos [los votantes] lo deciden, su voto cuenta y puede ser la gran diferencia”.

El republicano Larry Dominick trabajó 20 años en el Departamento de Policía de Cicero. Después de retirarse, ganó las elecciones para ser presidente municipal en el 2005. En diciembre del 2006 Dominick se casó con la mexicoamericana Elizabeth Dominick; pero su esposa solicitó el divorcio recientemente.

“Porque he trabajado duro, no sólo para proporcionar más programas para todos nuestros residentes, sino también para hacerlo de una manera fiscalmente responsable, sin aumentar los impuestos casi todos los años desde que fui elegido. He hecho de la seguridad de Cicero una prioridad estableciendo cero tolerancia ante las pandillas. He eliminado el remolque de automóviles que había antes de ser elegido; ahora sólo se remolcan los vehículos que han recibido cuatro o más multas”

“Mi plan ha sido hacer Cicero atractivo para las nuevas empresas que crean puestos de trabajo y lo he hecho. Hemos visto docenas de nuevas empresas venir a Cicero en los últimos siete años. Un ejemplo es Wal-Mart, que el próximo año crearía 550 nuevos puestos de trabajo. La imagen de Cicero como una comunidad segura ha sido el factor más importante para atraer a estas nuevas empresas y la lucha contra las pandillas callejeras, no apoyándolos como mi oponente está haciendo” (Ver recuadro).

“Hemos puesto en marcha numerosos programas dirigidos a la comunidad latina, incluyendo clases de ciudadanía. He trabajado con la comunidad latina para asegurar que juegue un papel importante en nuestro gobierno y el año pasado designé a la primera Secretaria mexicoamericana, María Punzo-Arias. Su nombramiento es una señal de que los hispanos en Cicero tienen un lugar importante en nuestra comunidad. Hemos dado a nuestros jóvenes más opciones para que puedan rechazar las pandillas; por ejemplo, con festivales de verano y eventos que reúnen a las familias, programas de lectura para los niños y patrullas de padres que supervisan la seguridad de los niños que van o vienen de nuestras escuelas”.

“No hay intimidación de ningún tipo en Cicero. Mi responsabilidad es sólo al público y estoy abierto a todos los residentes de la ciudad. No tengo miedo de desafiar a [Juan] Ochoa o a cualquier oponente. Mucho menos a los vínculos de Ochoa con la pandilla Latin Kings, usándolos para su campaña”.

“Hacer de Cicero una comunidad más segura para las familias, jóvenes, ancianos y empresas. La seguridad viene gracias a la participación de toda la comunidad, en especial de la comunidad latina. Prometo continuar brindando seguridad para todos en el municipio de Cicero. Sólo les pido que miren a su alrededor y vean lo bien que está Cicero hoy en día en comparación a la administración anterior”.

Lizveth Méndez llegó con su familia a La Villita cuando tenía tres años, provenientes de Guanajuato, México. Se graduó con un bachillerato en ciencias de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaing. En el 2004 se hizo notar en el ámbito político de Chicago cuando la Fiscal General de Illinois, Lisa Madigan, la nombró encargada de Asuntos Latinos de su oficina.

“He vivido en Cicero por más de diez años y creo que merecemos mucho más de lo que nos han dado. Los residentes piden a gritos un liderazgo que provea un gobierno abierto y transparente, y un gobierno que es prudente con el dinero de los contribuyentes”.

“Yo he sido una servidora para el público. Yo entiendo muy bien las necesidades de la comunidad y he trabajado para mi comunidad siendo su voz bajo el liderazgo de la procuradora general Lisa Madigan, un puesto que tuve por ocho años hasta que me dieron un permiso especial para poder lanzar mi campaña”.

“Lo que el liderazgo en Cicero ha hecho es usar el gobierno para ayudar a su propia familia y lo que necesitamos es a alguien que ayude a todos nosotros, que nos represente a todos nosotros. Merecemos igualdad y las mismas oportunidades. Como muchas personas en Cicero vengo de una familia donde trabajamos duro por nuestro dinero y es triste que este sea malgastado”.

“Una de mis prioridades es tener un gobierno completamente transparente. Segundo, debemos de ser prudentes con el dinero de los contribuyentes y están malgastando el dinero en cosas que no deben. También es importante mejorar nuestro sistema educativo, estamos en los últimos lugares a pesar de que invertimos mucho dinero en ello, y otra de las cosas es la seguridad pública, proveyendo más presencia policiaca y un ambiente seguro en todas las calles sin pisar los derechos de los residentes”.