La Villita tendrá parque

Piden más tiempo para informar a la comunidad sobre el diseño del parque, que se construirá en el terreno que pertenecía a Celotex
Sigue a La Raza en Facebook
La Villita tendrá parque
Ángel Arroyo y Edgar Hernández frente al terreno donde se tiene previsto construir el parque. Foto Belhú Sanabria/La Raza

Ante la falta de un parque en su vecindario, Ángel Arroyo, de 19 años, y Edgar Hernández, de 20 años, juegan baloncesto en la calle, justamente entre las calles Albany y la 30, en La Villita, frente a un terreno donde se tiene previsto construir un parque.

“Nosotros jugamos baloncesto toda las tardes; nos gustaría que este parque tenga una cancha para este deporte y otra para jugar futbol americano”, dijo Arroyo a La Raza.

En este terreno de 21.42 hectáreas operaba la fábrica Celotex, que se dedicaba a la fabricación y venta de productos de asfalto. El lote baldío en el que se construirá el parque ha permanecido enrejado por años y se encuentra frente a la cárcel del condado de Cook.

Actualmente este sitio es propiedad de la Ciudad de Chicago y es administrado por el Distrito de Parques.

La Organización de Justicia Ambiental de La Villita (LVEJO), que se encarga de representar a la comunidad en este proyecto, espera que el Distrito de Parques les dé más tiempo para que los vecinos decidan qué es lo que quieren ver allí.

Según el diseño del proyecto, cuyo desarrollo costará $8 millones, habrá tres canchas de béisbol, una cancha de baloncesto, una pista de patinaje, dos canchas de futbol y jardines comunitarios, entre otros.

Kimberly Wasserman, directora ejecutiva del LVEJO, dijo que a los vecinos se les hace mucho tres canchas de béisbol “porque no hay tanto interés en ese deporte, a diferencia del baloncesto; pero no más hay una cancha [para este último]”.

El 80% del parque está programado para deportes y según Wasserman, “aunque les parece bien, ellos también quieren que el espacio tenga áreas para picnic, y para actividades artísticas y recreativas para las personas de la tercera edad”.

Estas actividades comunitarias se podrían ofrecer en un Field House; pero esto no está previsto en el proyecto.

No obstante, el concejal George Cárdenas (D-12) dijo a La Raza que está en pie su compromiso de tener este Field House. “Estamos en el proceso de planeamiento y de conseguir los fondos; así que sigo apoyando la obra y lo vamos a lograr porque se necesita”, afirmó.

Otro punto de preocupación es la limpieza del terreno y la potencial presencia de desechos tóxicos, por la fábrica que operaba allí.

La Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) envió una declaración en la que señaló que “se está trabajando con el Distrito de Parques para asegurarse que los nuevos usos del lugar protejan la salud humana y el ambiente para propósitos recreativos”.

Aunque LVEJO se ha reunido varias veces con el Distrito de Parques, Wasserman dijo que esa oficina sólo ha organizado dos reuniones comunitarias, en agosto de 2012 y en abril de este año.

“Para la comunidad dos juntas no son suficientes”, dijo la activista.

Por su parte, el Distrito de Parques informó a La Raza lo siguiente:

“No podemos pasar por alto el hecho de que tengamos un plan que ya se ha desarrollado a través de una amplia participación de la comunidad y tiene el sello de aprobación de la mayoría de los residentes que participaron en este proceso comunitario”, se indicó.

Wasserman aclaró que en su momento la gente votó por el concepto. “Los vecinos no estaban diciendo ‘sí, definitivamente queremos tres canchas de béisbol’, ellos nomás estaban viendo el diseño”.

“Queremos que nos den más tiempo para estar seguros que realmente la comunidad sabe lo que está pasando y conscientemente están diciendo ‘sí, esto es exactamente lo que queremos'”, argumentó.

LVEJO organizará dos juntas comunitarias en junio y después se reunirá con el Distrito de Parques para entregar un reporte final.

Wasserman dijo que la construcción del parque duraría entre uno y dos años.