Promueven tecnología contra la pobreza y el crimen en Chicago

Promueven tecnología contra la pobreza y el crimen en Chicago
Organizaciones presentaron en Chicago las iniciativas 'Tech Trybe' y 'Community Hackathon'.
Foto: Iván Favelevic / La Raza

CHICAGO – La Alianza Ministerial contra la Brecha Digital y el grupo BLUE 1647 anunciaron una asociación que va a desarrollar métodos tecnológicos para ayudar a comunidades de bajo ingreso a mejorar sus posibilidades de futuro y reducir el crimen en la ciudad y sus barrios.

“Queremos que la gente de la comunidad puedan resolver problemas en la comunidad”, dijo Emile Cambry, fundador de BLUE 1647, una organización dedicada a enseñar habilidades tecnológicas para crear una fuerza laboral para el Siglo 21 en Chicago. “Es unas de los sectores de crecimiento más grandes en sentido laboral y queremos entrenar a gente que esté lista”, comentó Cambry.

Los dos programas que serán creados por esta colaboración son ‘Tech Trybe’, un grupo dedicado a enseñar a estudiantes y veteranos cómo reparar aparatos usados para después revenderlos a la comunidad y con ello conseguir ingresos para apoyar la educación de los jóvenes, y un ‘Hackathon’ comunitario donde gente podrá identificar problemas en los barrios que podrían ser arreglados con el uso de una aplicación tecnológica.

“Puede ser una herramienta muy importante”, dijo el reverendo Roosevelt Watkins, “gente podrá reportar crimen anónimamente con sus celulares… Centros como 1647 ayudan a crear comunidades más seguras y unidas”.

Al mismo tiempo, es importante tener una infraestructura más completa en la ciudad para poder completar estos proyectos, comenta John Fakhoury, CEO de Framework Communications. “No hay un paso antes que el otro… organizaciones como 1647 nos dan una fuerza laboral muy entrenada… debería haber más de eso antes que más Wifi o cables de internet. Igualmente, que mas gente tenga acceso a la web hace nuestro trabajo más fácil”.

“Yo le doy mucho valor a cualquier organización como esta”, dijo Fakhoury, “en mi compañía, la gente que gana más dinero no viene de Harvard.”

“Hay que crear oportunidades,” resume Cambry, “tenemos 90 estudiantes y como 750 aplicaciones. Eso es muy importante, mucha a gente diría que gente del sur o latinos no demuestran mucho interés en la tecnología o quieren adoptarla. Queremos darles algo que hacer en las cosas que les gustan hacer”.