Trabajadoras de McDonald’s exigen frenar abuso verbal en el trabajo

Durante la protesta entregaron una carta a la gerencia del Rock 'n' Roll McDonald's del centro de Chicago
Trabajadoras de McDonald’s exigen frenar abuso verbal en el trabajo
(En el centro) Martha Farez dice que constantemente se burlan de su aspecto estatura y de la forma en la que habla, ella pide más respeto y consideración en su lugar de trabajo.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago – Coreando a la misma vez en las afueras de su lugar de trabajo: “órale, órale, órale no más abuso verbal, órale, órale órale, basta ya de gritar”, un grupo de trabajadoras de comida rápida protestaron en las afueras del Rock ‘n’ Roll McDonald’s en el centro de Chicago porque dicen que ya están cansadas de los contantes abusos verbales que reciben por parte de sus gerentes y supervisores de ese negocio de comida rápida.

Como antesala al Día Internacional de la Mujer este 25 de noviembre, este grupo de trabajadoras del Rock ‘n’ Roll McDonald’s decidieron hacer público el abuso verbal que, aseguran, en forma constante reciben en su centro de trabajo. Ellas quieren que esto llegue a su fin por lo que realizaron una protesta exigiendo respeto.

Martha Farez, originaria de Cuenca, Ecuador, dice estar harta de que se burlen de su acento, que la remeden al hablar, ella dijo que eso no le pasa solo a ella sino también a otras compañeras de trabajo, pero que callan por temor a perder su empleo.

“Queremos que nos respeten y valoren como trabajadoras mujeres, que no nos traten mal”, dijo Farez. “Esperemos que con esta protesta haya un cambio y podamos trabajar tranquilas”.

Adriana Sánchez estuvo en la protesta apoyando a Farez, ella dijo que ha visto varias veces que se burlan de ella [Martha], “se burlan de su acento, de su estatura, de que no puede hacer las cosas”.

Los trabajadores de comida rápida, en su mayoría mujeres, ingresaron al establecimiento para entregar una carta a la gerencia en la que exigen más respeto y consideración en su lugar de trabajo, que se ubica en el 600 N. Clark, en el centro de Chicago.

Entre otras cosas, en la misiva se lee: “Exigimos un ambiente de trabajo seguro donde nos podamos sentir respetadas y sin discriminación”. También exigen tener una reunión con la gerencia del Rock ‘n’ Roll McDonald’s para hablar sobre este asunto.

Las trabajadoras también pedían que se cumpla lo que se indica en el manual del trabajador. “Los empleados son tan importantes como nuestros clientes y que cualquier tipo de abuso o acoso no será tolerado”. Ellas dijeron que esperan que se cumpla con esa política.

La policía ingresó al establecimiento para retirar a los manifestantes del lugar. Sin embargo, ellos continuaron con la protesta en las afueras del local.

SIGUE LUCHA POR LOS $15

Con carteles en mano que decían: “Lucha por los $15”, las trabajadoras también aprovecharon la protesta para decir que siguen en la lucha por afiliarse a un sindicato y por alcanzar los $15 la hora.

En un referendo consultivo de las pasadas elecciones del 4 de noviembre se preguntó a los votantes sobre si estaba de acuerdo con aumentar el salario mínimo a $10 la hora. Con 2,251,131 votos (66.7%) ganó el sí frente al no, que alcanzó los 1,125,906 (33.3%).

Deivid Rojas, un organizador de la Campaña ‘Lucha por los $15’ quien participó en la protesta, dijo que es una victoria porque significa “que los ciudadanos de Illinois están de acuerdo que no es suficiente vivir con el mínimo, pero ellos saben igual que $10 la hora no es suficiente para vivir, por eso que los trabajadores van a seguir peleando por los $15 la hora”.

La Raza se contactó con este negocio de comida rápida para conocer su versión sobre los alegatos de sus trabajadoras, pero hasta el cierre de esta nota no obtuvimos respuesta.

La protesta fue organizada por el Comité Organizador de Trabajadores de Chicago, los Trabajadores de McDonald’s en Chicago y miembros de la Campaña Lucha por $15.