Reinstalan a maestro tras controversia en la Academia Juárez

Manuel Bermúdez, un maestro hispano de la Academia Comunitaria Benito Juárez regresará a las aulas el 8 de septiembre después que lo despidieron el año pasado por cuestionar las prácticas de cambiar los grados y la asistencia de los estudiantes bajo un controversial programa llamado ‘Benchmark Recovery’.

La administración del director Juan Carlos Ocon despidió al maestro bilingüe de computación que era el representante del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU) y tenía 10 años trabajando ahí.

Ahora, bajo un acuerdo entre la Junta de Educación de CPS y CTU, a Bermúdez le regresan no solo su trabajo sino un año de pago atrasado, sus vacaciones, antigüedad y otras prestaciones.

Este acuerdo pone fin a una audiencia que estaba programa para el 27 de mayo con el Illinois Educational Labor Relations Board en la que debía dar testimonio Bárbara Byrd-Bennet, la expresidenta de CPS, quien por su cuenta está envuelta en un escándalo. También el director Ocon estaba programado a dar testimonio sobre el despido de Bermúdez.

Esa audiencia ya no se llevará a cabo así que el público ya no sabrá qué habría salido de ahí ya que Bermúdez le informó a Byrd-Bennet sobre su despido y las irregularidades en la Academia Juárez casi desde junio de 2014.

Pero la secundaria Juárez aún no queda libre de ser investigada. La oficina del inspector general de las Escuelas Públicas de Chicago continúa investigando por su parte las denuncias hechas contra este plantel en Pilsen. Está secundaria donde asisten 1,729 alumnos, en su mayoría hispanos, tiene uno de los peores rendimientos académicos de la ciudad y el estado. La escuela también sufre de un alto número de ausencias.

Además, algo que quizás se pueda remediar de aquí en adelante, es el hecho que este plantel siempre ha tenido miembros del concilio local escolar que han fallado en cuestionar y presionar a los directores para mejorar la educación.

El concilio actual tiene a dos valiosos miembros, Álvaro Obregón, quien trabaja para el comisionado Jesús Garcia; y Vicente Sanchez, quien trabaja para el concejal Daniel Solís. Quizás ellos puedan tomar el liderazgo para transformar a esta escuela en una de calidad y dejar los escándalos atrás.

Por su parte Bermúdez dice sentirse reivindicado y promete trabajar con empeño para el beneficio de los estudiantes pero advierte que de ver otra irregularidad no dudara en denunciarla.

El originario de Jerez, Zacatecas, dijo que pasó un año difícil sin “chamba” pero que solo su fe en Dios lo mantuvo firme. “Había días que ya no teníamos que comer, el refrigerador estaba vacío y mis hijos me preguntaban qué está pasando,” finalizó.