Eran mexicanos los 6 miembros de familia asesinada en Chicago

Las muertes habrían ocurrido entre la tarde del martes y la mañana del jueves. Se desconoce los motivos y no hay sospechosos
Sigue a La Raza en Facebook
Eran mexicanos los 6 miembros de familia asesinada en Chicago
Los asesinatos ocurrieron en la cuadra 5700 de South California en el barrio de Gage Park.
Foto: Chicago Police Department Twitter

La policía de Chicago identificó esta mañana como mexicanos a los seis integrantes de una familia asesinada a golpes y cuchilladas en el vecindario de Gage Park, en el suroeste de Chicago.

El jefe de detectives, Eurgene Roy, informó de que las víctimas fueron Rosa Hernández y Noe Martínez; sus hijos Noe y Herminia, y dos hijos de esta, Alexis y Leonardo, todos originarios de Guanajuato, México.  Los jóvenes eran de 13 y 10 años y eran estudiantes de la escuela Carson Elementary.

Los seis recibieron golpes y cuchilladas, y sus cuerpos fueron encontrados en varias habitaciones de la vivienda de dos pisos ubicada en la cuadra 5700 de South California, alrededor de las 1 de la tarde del jueves.

Según Roy, las muertes habrían ocurrido entre la tarde del martes y la mañana del jueves, y hasta el momento la Policía desconoce los motivos y no hay sospechosos.

Todas las puertas estaban cerradas con llave, no había señales de disparos de arma de fuego o de saqueo, agregó el agente.

Según reportes del diario Chicago Sun Times, un compañero de trabajo de una de las víctimas, quien trabajaba en una empresa de mantenimientos, llamó al 911 para reportar que su compañero no había ido a trabajar desde el martes. “El era un gran hombre,” dijo.

El oficial que fue a checar el lugar inicialmente encontró un cuerpo, y luego, al percatarse de los otros cuerpos, le exclamó al despachador: “Envíen al sargento, esto es una escena sangrienta”.

Según una vecina, la familia llevaba viviendo en esa residencia por unos tres años y nunca había notado que hubiesen problemas en el hogar. La madre de los hijos estaba separada o divorciada de su marido quien volvió a México, dijo.

“Esta investigación es compleja y estamos investigándola meticulosamente”, dijo el superintendente interino de la Policía de Chicago John Escalante en una conferencia de prensa.

Dijo que no hay señales de forcejeo, saqueo o disparos. Gran parte de esa cuadra estará inaccesible mientras la investigación continua.

Los detectives están intentando determinar si el incidente ocurrió debido a disputa familiar.

Noemi Martínez, un familiar de las víctimas, le dijo al AP de Dallas que ellos eran una familia normal y que todo estaba bien. Dijo que la madre era dueña de casa y que el padre trabajaba en una fábrica y que llevaban viviendo en Chicago por casi 10 años. “Ahora no sabemos quien hizo esto. Ellos no se lo merecían. No entendemos qué fue lo que pasó”, dijo.

Martínez también conversó con el Sun Times e indicó que la familia viene manejando camino a Chicago desde Texas. “A ellos les gustaba ir a México todos los años en Mayo. Ellos eran muy unidos y les gustaba salir de compras y salir a comer”, dijo.

“Estamos en ‘shock’ que alguien podría hacer algo tan despreciable. Pedimos a todo que oren por nuestra familia”, dijo Martínez.

Según reportes del Sun Times, la vecina de la familia había ido a la casa el jueves para alertarles que un van estaba estacionado en la calle y estaba preocupada de que iba a ser remolcado. Al ir a golpear la puerta nadie respondió y notó que las cortinas estaban todas cerradas, algo inusual ya que ellos siempre las tenían abiertas, dijo.

La familia creó una página en GoFundMe para recaudar fondos para que los cuerpos de los familiares puedan ser trasladados a México que es donde hubiesen querido ser enterrados.

“Esto nos ha dejado sin palabras y con el corazón roto ya que esta familia era cariñosa y dulce que siempre estaban tranquilos. En estos momentos quisiéramos pedirles por sus oraciones y donaciones para enviar los cuerpos a México”, anunciaron en la página.

En esta misma página, profesores de la escuela Carson Elementary escribieron: “Alexis y Leonardo eran nuestros estudiantes. La facultad de Carson recuerda con esmero y cariño todas las experiencias que compartimos con los dos estudiantes. Alexis y Leonardo siempre seran recordados como unos estudiantes amables y carinosos! Sincerely, Mr. Arriola, Mrs. Lizarraga and Mrs. Colesio”.

Noe Martínez Jr. trabajaba para la empresa United Services Companies, una empresa de conserjería. A través de esa compañía, Martínez trabajaba en el aeropuerto de O’Hare en el terminal 2 desde el 2012 limpiando vidrios,  dijo a La Raza la vocera de la empresa Gabrielle Weiss.

“Era un trabajador dedicado, un buen empleado. Todos sus compañeros lo apreciaban mucho”, dijo Weiss. “Estamos muy tristes con esta noticia. Estamos intentando establecer un asesoramiento de consuelo para los miembros de nuestro equipo y cooperaremos con los oficiales de policía lo más que se pueda.”

Tracy Prescott Sammarco, una de sus compañeras, publicó en inglés en GoFundMe diciendo que se sentía devastada por la noticia. “Trabajé con Noe Jr. en el aeropuerto. El era un hombre muy bondadoso. El siempre me saludaba cada vez que me veía. Extrañaremos sus saludos y su personalidad positiva. Mis pensamientos y oraciones están con la familia durante estos momentos tan difíciles.”