Revelan en Chicago los resultados de las autopsias de la familia Martínez

El padre de la familia, Noe Martínez Sr., recibió 42 puñaladas en todo el cuerpo, mientras que su hija, Herminia Martínez, murió a causa de múltiples disparos en la cabeza

Fotos que serían de la familia asesinada en la cuadra 5700 de South California en el barrio de Gage Park, Chicago.
Fotos que serían de la familia asesinada en la cuadra 5700 de South California en el barrio de Gage Park, Chicago.
Foto: GoFundMe

La Oficina Médica Forense del Condado de Cook hizo público los resultados de las autopsias de tres de las víctimas de la masacre de Gage Park, el asesinato de la familia Martínez de seis personas que fueron asesinadas a comienzos de febrero de este año.

El pasado 7 de abril la oficina médica forense reveló los resultados de la señora Rosaura Martínez, su hijo Noe Martínez Jr., y su nieto Alexis Cruz. Los resultados de las otras víctimas, Noe Martínez Sr., el esposo de la señora Rosa, Herminia Martínez, la hija, y Leonardo Cruz, el nieto, se hicieron públicos este martes.

Los reportes de las autopsias revelan que Herminia, de 32 años de edad, recibió cuatro disparos en la cabeza, y otros en las manos. El reporte no especifica qué tipo de arma de fuego se utilizó en el asesinato, sólo que las balas del arma eran “pequeñas”. Los reportes indicaron que un rifle de calibre .22, y otro rifle de perdigones fueron encontrados sobre una mesa en la cocina. Aún no se ha confirmado si el rifle de calibre .22 pertenecía a los Martínez o si ése fue el arma de fuego que se usó para asesinar a Herminia.

Herminia, quien tenía puesto un suéter y un par de jeans en el momento del ataque, también recibió golpes en la cara, cuello y cabeza. Además, el reporte de toxicología muestra que la víctima tenía un nivel de alcohol de 170 mg en su sistema, lo que equivale a 0.17 (el límite legal para conducir es de 0.08).

La mujer fue encontrada en el segundo piso de la casa ubicada en el bloque 5700 de South California, en Chicago. Estaba cerca de su hermano Noe Jr., de rodillas con su cabeza inclinada cerca de la esquina de una mesa.

Herminia fue la única víctima de la familia de seis al cual le realizaron exámenes de VIH y clamidia, ambas enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, las pruebas no pudieron ser analizadas ya que las muestras no estaban en un estado óptimo, según el reporte.

El padre de Herminia, Noe Sr., quien llevaba puesto una chaqueta de invierno y botas de cuero color rojo, recibió 42 puñaladas en todo el cuerpo, especialmente en el tórax, cuello, manos y muslos. A su lado se halló una navaja, pero no se ha revelado si esa arma fue usada en los asesinatos.

Noe Sr., se encontraba en un pasillo cerca de la puerta principal y su nieto Leonardo estaba en la sala de estar contra la pared, cerca de la chimenea. Cerca de él joven de 13 años había un cuaderno con tareas escolares, una regla y un lápiz. Leonardo recibió múltiples apuñaladas en la cabeza, el cuello, el abdomen y en el torso.

Al lado de la puerta principal había una heladera llena de tamales y una bandeja con copas plásticas con café. Los detectives observaron salpicaduras de café en las paredes.

Aunque aún no ha sido confirmado por el Departamento de Policía de Chicago, los resultados de los reportes, obtenidos por La Raza, sugieren que los homicidios podrían haber sido cometidos por varias personas porque los cuerpos fueron hallados en distintas partes de la casa de dos pisos, más un sótano.

En la cocina, cerca de la estufa, algunos azulejos de la pared estaban derretidos, mientras que en la pileta del lavaplatos los detectives encontraron restos quemados de lo pareciera ser guantes.

Los reportes indicaron que la casa no fue robada y que todo parecía estar en orden.