Marchan en Sendero 606 contra el desplazamiento urbano en Chicago

La marcha se realizó en el Sendero 606, zona que ha sido afectada por los desplazamientos urbanos, un fenómeno que ha perjudicado especialmente a las familias latinas que residen en Logan Square

Guía de Regalos

Marchan en Sendero 606 contra el desplazamiento urbano en Chicago
Simpatizantes marchan hacia el Sendero 606 protestando contra el desplazamiento urbano en Chicago. Al grupo se unieron activistas de varias organizaciones.
Foto: Marcela Cartagena / La Raza

La Asociación del Barrio de Logan Square (LSNA, por sus siglas en inglés) realizó este martes 17 de mayo una jornada donde cientos de residentes, líderes y activistas marcharon por el Sendero 606 en Chicago para enviar un claro y fuerte mensaje: “Logan Square no se vende”.

Antes de la marcha, LSNA convocó a padres, estudiantes, jóvenes, profesores y vecinos del barrio de todas las razas, pero con un gran número de hispanos, a una junta en el auditorio de la escuela primaria Stowe Elementary. En el auditorio repleto de simpatizantes también se celebró la reunión anual de la Asociación para anunciar nuevas metas en las áreas de educación, inmigración y desarrollo, y también para presentar su nuevo comité.

Pero el tema que subrayó el evento fue el de los desplazamientos urbanos, un proceso socioeconómico que no solo ha afectado a Logan Square sino a gran número de barrios en Chicago en las últimas décadas.

Por ello, la Asociación citó a seis concejales a la asamblea del martes para realizar un “juramento” simbólico para que los funcionarios electos luchen por cambios y nuevas leyes que protegan a las familias del desplazamiento, sobre todo las que residen en la zona del 606 Trail, que este verano cumple un año.

Los concejales presentes fueron Roberto Maldonado (Distrito 36), Deborah Mell (33), Joe Proco Moreno (01), Ariel Reboyras (35), Milagros Santiago (31), y Carlos Ramírez Rosa (35).

La marcha fue organizada por la Asociación del Barrio de Logan Square.

La zona del 606 Trail, que conecta los barrios de Logan Square, Humboldt Park, Bucktown y Wicker Park, había sido afectada por los desplazamientos antes de la inauguración del Sendero en 2015 pero el desarrollo del Sendero ha acelerado el proceso de las construcciones casas de lujo, aseveran los activistas de la Asociación.

“En mi comunidad yo veo como las rentas cambian y los taxes [impuestos] suben. Los contratistas hacen casas de lujo que no están al alcance para los que viven en nuestra comunidad”, dijo Aracelly Barrera, una estudiante y residente de Logan Square quien se presentó a la marcha. “Estoy aquí porque siento que es importante que hablemos de los problemas, especialmente en los temas de educación y vivienda”.

Para desacelerar los desplazamientos y permitir que familias de recursos más bajos puedan permanecer en Logan Square, la Asociación presentó dos ideas principales a los concejales.

La primera propuesta es que los reembolsos de impuestos a la propiedad sean en base a los ingresos familiares y no al valor de la propiedad por lo que teóricamente ayudaría a que las rentas se mantengan sostenibles.

La segunda propuesta es crear un ‘distrito’ cerca del Sendero entre las calles Hirsch, Palmer, Western Avenue, y Kostner, donde las tarifas de las demoliciones serían en base al número de unidades en un edificio, con precios desde $10,000 por unidad en un edificio de cinco o más unidades a $25,000 por una vivienda independiente. Actualmente, la ciudad cobra una tarifa fija de $500 para los permisos de demoliciones.

Previo a la marcha, LSNA convocó a padres, estudiantes, jóvenes, profesores, y vecinos del barrio de todas las razas, pero con un gran número de hispanos, a una junta en el auditorio de la escuela primaria Stowe Elementary.
Antes de la marcha, LSNA convocó a padres, estudiantes, jóvenes, profesores, y vecinos del barrio de todas las razas, pero con un gran número de hispanos, a una junta en el auditorio de la escuela primaria Stowe Elementary.

Los ingresos procedentes de estas tarifas serían destinados a un fondo comunitario para proveer subsidios a arrendatarios y subvenciones a propietarios para reparaciones y desarrollo, según la propuesta.

Según el Instituto de Estudios de la Vivienda de la Universidad de DePaul, en los últimos 15 años Logan Square ha perdido a más residentes latinos que cualquier otro barrio en Chicago. En 2000, Logan Square tenía una población hispana de 65%, y en 2014 ese porcentaje disminuyó a 46%. Los precios de las viviendas en Logan Square han aumentado 126% de 2000 al 2014.

“En los últimos 14 años hemos visto que las familias trabajadoras y latinas ya no pueden alcanzar la renta en este barrio, entonces yo estoy trabajando con LSNA, mano en mano con residentes, pidiendo un alivio a los arriendos. Pero también estamos pidiendo ayuda del estado y de la ciudad para aliviar el tema de la vivienda asequible”, dijo el concejal Ramírez Rosa del Distrito 35, el cual representa una parte del barrio de Logan Square. Ramírez Rosa aseveró que está trabajando con representantes estatales para crear leyes en Illinois que protejan a las familias del desplazamiento.

LSNA

Para más información sobre la Asociación del Barrio de Logan Square (Logan Square Neighborhood Association), visite www.lsna.net.