Ayuntamiento de Chicago aprueba ley de días de compensación por enfermedad

A partir del próximo año, 460,000 trabajadores de Chicago que no gozan de este beneficio tendrán derecho a cinco días hábiles de compensación por enfermedad por año

Guía de Regalos

Ayuntamiento de Chicago aprueba ley de días de compensación por enfermedad
Miembros y simpatizantes de la organización sin fines de lucro Arise Chicago, uno de los grupos impulsores de la Coalición para la creación de la nueva ordenanza.
Foto: Marcela Cartagena / La Raza

En una votación unánime de 48-0, el Ayuntamiento de Chicago aprobó éste miércoles 22 de junio una ordenanza que garantiza que todos los trabajadores de Chicago tengan el beneficio laboral de compensación por enfermedad, con la excepción de las empresas constructoras.

La ordenanza, patrocinada por los concejales Proco Joe Moreno del Distrito 1, Toni Foulkes del Distrio 16 y Ameya Pawar del Distrito 47, permitirá que 460,000 trabajadores de Chicago que trabajan tiempo completo reciban cinco días de compensación por enfermedad al año.

Los empleados también podrán usar estos días de compensación por enfermedad cuando un miembro de su familia esté enfermo; si el empleado o un miembro de la familia ha sido víctima de un asalto sexual o violencia doméstica; cuando el lugar de empleo ha sido cerrado por alguna emergencia de salud pública; y/o cuando un trabajador necesite cuidar a su hijo(a) cuando el colegio haya sido cerrado.

La nueva ley permitiría además que los empleados puedan transferir 2.5 días de enfermedad que no hayan sido usados el año anterior, y que los empleados nuevos puedan usar este beneficio una vez completados seis meses de empleo.

Asimismo, si un empleado está ausente de su empleo por más de tres días, el empleador estaría en su derecho a pedir una notificación médica.

Se estima que un 42% de trabajadores en Chicago en el sector privado no tienen compensación por días de enfermedad y el 80% de trabajadores en la industria alimentaria no lo tienen. Esto significa que unos 460,000 trabajadores en Chicago podrían ser despedidos o recibir una advertencia de despido por faltar al trabajo.

Eso fue precisamente lo que le ocurrió a Ana Laura López, originaria de México y madre de seis hijos. López trabajó por 10 años en una tienda de la cadena Unique Thrift Store en Chicago sin nunca haber tenido el beneficio de compensación por días de enfermedad. Un día, López faltó a su trabajo porque su   hijo de 4 años estaba enfermo y al día siguiente su supervisor le dio una advertencia de despido. Fue en ese entonces cuando López decidió acudir a la organización sin fines de lucro Arise Chicago y ella y varias compañeras, emprendieron en una campaña junto a Arise Chicago para luchar por esta ley.

López dijo que cuando su empleador se enteró de su acercamiento con Arise, ella fue despedida junto a otras 12 compañeras, quienes también estaban activamente involucradas con el movimiento. Un tiempo después, la empresa cambió sus normas y comenzó a implementar estos beneficios, dijo López. “Empezamos la campaña de sindicalización donde pedíamos estos beneficios y después me despidieron. Ahora la compañía cambió su política, por lo que siento que valió la pena nuestra lucha”, dijo.

“Los días de enfermedad uno los necesita porque son cosas inesperadas que ocurren. Nosotros ganamos el sueldo mínimo. Que no se olviden que somos madres que necesitamos tiempo para estar con nuestros hijos cuando nos necesitan”, dijo.

Ya varias de las ciudades más grandes del país, incluyendo Seattle, Portland, San Francisco, Los Ángeles, New York y Washington D.C., ha pasado ordenanzas similares. Este 22 de junio Chicago se convirtió en la vigésima quinta ciudad en adoptar la medida, demora que causó algunas críticas por parte de activistas quienes lucharon por la medida a través de la ‘Coalición de Chicago por la compensación por días de enfermedad’ por más de tres años. La Coalición está formada por docenas de organizaciones activistas, sindicatos y trabajadores.

El alcalde de Chicago Rahm Emanuel dijo frente al Ayuntamiento que “las compensaciones por días de enfermedad son un complemento a la ley del sueldo mínimo, y espero que el estado de Illinois se ponga al día. Algunas personas pueden considerar esto una ley que va en contra de las empresas. Yo lo considero pro familia. No es algo que a uno se le ‘regala’, es algo que uno se gana trabajando”.

Las empresas constructoras están excluidas de la ordenanza debido a la complejidad de cómo contratan a sus trabajadores y cómo manejan los horarios de los empleados, explicó Bridget Early, directora de asuntos políticos de la Federación del Trabajo de Chicago.

Una vez firmada por el alcalde Emanuel, la ordenanza entrará en vigor a partir del 1 de julio del 2017.

Arise Chicago

La organización sin fines de lucro Arise Choicago fue una de las líderes de la Coalición para la lucha por la creación de la nueva ordenanza