Trabajadoras domésticas celebran en Chicago histórica ley que protege sus derechos

Después de cinco años de lucha por parte de organizaciones y activistas, el gobernador de Illinois Bruce Rauner finalmente firmó la ley Carta de Derechos para Trabajadoras del Hogar
Trabajadoras domésticas celebran en Chicago histórica ley que protege sus derechos
La representante Elizabeth Hernández con Isabel Escobar, trabajadora doméstica y miembro del consejo de la organización Arise Chicago.
Foto: Cortesía de Arise Chicago

El 12 de agosto de este año marcó un día histórico para miles de empleadas y empleados domésticos en Illinois: después de una larga espera, el gobernador de Illinois Bruce Rauner finalmente firmó la nueva ley laboral que le da el derecho a todo empleado doméstico a un salario mínimo, un día libre a la semana, descansos en días festivos, tiempo para comer y protección contra el acoso sexual.

Por ello, después de cinco años de lucha por parte de la Coalición de las Trabajadoras del Hogar de Illinois, este pasado martes 16 de agosto, trabajadoras, líderes y activistas se reunieron en un centro de Chicago para celebrar la victoria de la ley HB 1288, también conocida como la Carta de Derechos para Trabajadoras del Hogar.

Isabel Escobar, trabajadora doméstica por más de 20 años y miembro de la junta directiva de Arise Chicago, una organización sin fines de lucro que aboga por los derechos de los trabajadores, fue una de las principales impulsoras de la campaña. Escobar sufrió abusos laborales por falta de pago y acoso sexual.

Con el logro de la nueva ley, Escobar dice sentirse satisfecha, tranquila y realizada. “Pero más que todo, siento que como cuando uno respira profundo y acaba de tener un gran problema, y que el problema ya se solucionó. En realidad nosotras estábamos completamente desprotegidas y aisladas y los empleadores lo sabían por lo que había demasiada vulnerabilidad”, dijo Escobar a La Raza. “Ahora no somos más invisibles, podemos salir de las sombras”.

Escobar dice que la lucha continuará porque hay miles de trabajadoras domésticas que no están al tanto de esta ley. Por esa razón, Escobar seguirá visitando iglesias y centros comunitarios para difundir información sobre los derechos laborales. “Ahora el camino es informar porque hay muchas mujeres que ni siquiera saben que estábamos fuera de las protecciones laborales. Ahora el compromiso es difundir la información”, dijo.

“Nunca deben permitir que nadie las abuse. Ahora no importa su estatus migratorio. Todos tenemos derechos. Y que hay muchas organizaciones donde pueden llegar y pedir ayuda”, añadió Escobar.

Según la medida, niñeras, choferes, cocineros, lavanderos y cuidadores de ancianos también son considerados empleados domésticos (domestic workers). Asimismo, la ley interpreta que los empleados domésticos indocumentados también estarían amparados por estos derechos.

Arise Chicago emitió a través de un comunicado varias de las declaraciones que se hicieron el martes durante el evento celebratorio.

La polaca Magdalena Zylinska, trabajadora doméstica y miembro del consejo de la organización Arise Chicago, da un discurso durante la celebración de este martes.
La polaca Magdalena Zylinska, trabajadora doméstica y miembro del consejo de la organización Arise Chicago, da un discurso durante la celebración de este martes.

La trabajadora doméstica María Esther Bolaños compartió su experiencia en el evento: “Cuando empecé a trabajar como niñera, trabajaba de 6 am a 5 pm ganando solo $12 al día. Con esta ley, hemos salido de las sombras. Las trabajadoras del hogar finalmente son visibles en la sociedad con protecciones iguales ante la ley”.

“Ganamos porque nos organizamos. Ganamos porque estamos unidas. Ganamos porque somos mujeres valientes que nos pusimos delante de los políticos y dijimos, no seremos negadas. A partir de hoy, trabajadoras del hogar en Illinois nunca tendrán que soportar las condiciones que yo viví”, dijo otra trabajadora doméstica, Gracia Padao.

Asimismo, Wendy Pollack, directora del derecho de mujer y proyecto político del Centro Nacional de Sargent Shriver, dijo en el evento: “Hablamos con los empleadores que sinceramente se preocupan por las trabajadoras y a menudo piensan en ellas como parte de su familia pero luego no dan el salto al hecho de que existe una relación de empleador-empleado entre ellos. Es por eso que vamos a hacer alcance y proveer educación tanto para las trabajadoras del hogar y sus empleadores sobre sus derechos y responsabilidades en virtud de la nueva ley estatal y la legislación federal vigente”.

“La ley federal de 1938 conocida en inglés como Fair Labor Standards Act, excluye expresamente a las trabajadoras del hogar, la mayoría de las cuales son mujeres  de color e inmigrantes, fue replicada por muchos estados, incluyendo Illinois”, declaró Arise en el comunicado. “Rauner firmó el HB1288 a ley cediendo a las trabajadoras del hogar las mismas protecciones laborales que otros trabajadores han tenido durante generaciones”.

Son 2 millones de empleados

En Estados Unidos hay alrededor de 2 millones de empleadas que trabajan en casas particulares. De ese total, unas 8,000 están en Chicago y entre 10,000 y 12,000 en Illinois, de acuerdo la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas

Patrocinadores de la ley HB 1288

La ley fue patrocinada por el senador estatal Ira Silverstein del Distrito 8 y la representante estatal Elizabeth Hernández del Distrito 24