Líder californiana pedirá estudio de repatriación de mexicanos en la década de 1930  

Líder californiana pedirá estudio de repatriación de mexicanos en la década de 1930   

WASHINGTON.- La legisladora demócrata de California, Lucille Roybal-Allard no se da por vencida y al inicio de la próxima sesión legislativa promoverá nuevamente un proyecto de ley para que se investigue la llamada “Repatriación Mexicana” de la década de 1930, que arrastró incluso a poco más de un millón de mexicanos nacidos en EEUU.

Roybal-Allard ya había presentado su medida en la actual sesión legislativa, pero la Cámara de Representantes no la sometió a voto, pero la congresista explicó en un comunicado que es hora de tener un informe completo y veraz “de este oscuro periodo en la historia de nuestra nación”.

La congresista promueve este esfuerzo en unos momentos en el que el movimiento nacionalista y anti-inmigrante ha cobrado fuerza tras la elección que dio la presidencia al republicano Donald Trump.

La legislación, de ser aprobada, crearía una comisión de siete expertos para llegar al fondo de lo que verdaderamente ocurrió durante la presidencia de Herbert Hoover con la repatriación de los mexicanos entre 1929 y 1936, que no tuvieron derecho al debido proceso. La comisión además tendrá el encargo de recomendar posibles remedios legislativos.

La comisión también hará un repaso de las directrices de los gobiernos locales, estatales, y del gobierno federal, para ordenar la deportación de estos individuos, con la meta de entregar al Congreso un informe con recomendaciones.

“Esta comisión añadirá voz y poder a los continuos esfuerzos de activistas en todo el país para asegurar que la Repatriación Mexicana ni se olvide ni se repita jamás”, explicó.

En plena “Gran Depresión” económica, que comenzó con el colapso de la Bolsa de Valores en 1929,  y en respuesta a presiones políticas, el gobierno de EEUU deportó a hombres, mujeres y niños de ascendencia mexicana como una especie de “válvula de escape” para aliviar la enorme tasa de desempleo entre los estadounidenses al reducir la contratación de trabajadores mexicoamericanos.

%22repatriados%22

Otra de las metas fue reducir el número de familias pobres que solicitaban asistencia pública debido a la depresión económica.

Así, en medio de un ambiente cada vez más hostil contra los inmigrantes, las comunidades mexicanas en estados como California, Texas y Colorado, fueron objeto de redadas masivas que atraparon incluso a ciudadanos o residentes legales, creando una crisis de separación de familias y de violaciones a sus derechos civiles.

Se desconoce la cifra exacta de cuántos mexicanos fueron afectados por la repatriación forzosa, pero varios estudios apuntan a que la cifra podría oscilar entre 500,000 y dos millones.

Muchos de los “repatriados” nunca pudieron regresar EEUU, el país donde nacieron, según la congresista.

Gracias a los esfuerzos de activistas en todo el país, en California, una ley exige que las escuelas públicas del estado enseñen en sus aulas el fenómeno de la “Repatriación Mexicana”, y mantienen una campaña de presión política para que también se apruebe  una ley federal.

Este breve video colgado en YouTube resume el controvertido programa: