Gobierno de Obama justifica postura de EEUU sobre Israel en la ONU

John Kerry indica que la administración actual está a favor de la paz en Medio Oriente
Gobierno de Obama justifica postura de EEUU sobre Israel en la ONU

A través del Secretario de Estado, John Kerry, el gobierno de Barack Obama, expresó su apoyo a Israel, pero argumentó que está a favor de la paz en Medio Oriente.

Kerry indicó que la única manera de lograr un cambio en esa zona es a través de un acuerdo entre israelíes y palestinos.

“Nuestra postura en la resolución de las Naciones Unidas deja claro que ambos lados deben actuar ahora, para mantener la posibilidad de paz”, acotó.

El Secretario dio un mensaje, que fue compartido en Twitter por el gobierno de los Estados Unidos, donde afirmó: “@JohnKerry: @POTUS (Obama) ha estado comprometido con Israel y su seguridad, en su búsqueda de la paz en Oriente Medio”.

Kerry expresó que ha tenido esa visión y ha realizado esa labor como Secretario de de Estado por una simple razón: “la solución entre los dos estados es que haya paz entre israelíes y palestinos, es el único camino para asegurar el futuro de Israel como un estado judío y democrático”.

Agregó que es necesario que Israel viva “en paz” con sus vecinos.

“Es el único camino para asegurar un futuro  de paz y mejoras para el pueblo palestino y es el único camino para proteger los intereses de los Estados Unidos en la región”, dijo.

Este diario publicó que previo a la Navidad, la resolución 2334 aprobada en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre Israel puso en pausa las relaciones entre esa nación y los Estados Unidos, ya que éste no vetó el proyecto.

Ahí se pide a Israel a desocupar terrenos en Cisjordania, incluida Jerusalén, así como evitar expansiones en esa zona, a fin de obligar a los israelíes a sentarse a negociar un acuerdo de paz.

El presidente Benjamín Netanyahu calificó de “despreciable” dicho acuerdo y suspendió las relaciones de su país con Gran Bretaña, Francia, Rusia, China, Japón, Ucrania, Angola, Egipto, Uruguay, España, Senegal y Nueva Zelandia, que votaron en contra.

Con Estados Unidos no suspende relaciones, pero las mantiene en pausa hasta la administración del presidente electo Donald Trump, quien le pidió al presidente Barack Obama votar en contra.