Que no te engañen los estafadores

Entender cómo funcionan las estafas es la mejor manera de evitarlas
Que no te engañen los estafadores

Es común en estos días responder tu teléfono para darte cuenta de que hay un estafador en el otro lado de la línea. El estafador podría decir cualquier cantidad de cosas: que debes impuestos o que te has retrasado en el pago de tus deudas estudiantiles;  y si no tienes cuidado, te podría manipular para que le des dinero para resolver el problema.

Este tipo de estafas van en aumento. En 2015, hubo más de 1.2 millones de quejas relacionadas a estafas que se hicieron al gobierno y a grupos como el Better Business Bureau.

De acuerdo con el Consumer Sentinel Network, una herramienta de investigaciones en línea de la Comisión Federal de Comercio (FTC), hubo casi 354,000 estafas de impostores solamente en 2015, la información más reciente disponible. Esto representa un incremento del 25% respecto a 2014 y es alrededor de 80% más alto que en 2013.

Los consumidores perdieron más de $762 millones a manos de estafadores.

“Es un gran problema, y creemos que está empeorando,” dice Katherine Hutt, una vocera del Better Business Bureau.

Es fácil confundirte. La mayoría de los intentos de estafas suceden por teléfono, de acuerdo con la Comisión Federal de Comercio. Los estafadores a menudo “alteran” los números que aparecen en el identificador de llamadas de las personas a quienes llaman para que parezcan llamadas auténticas. Los estafadores también podrían intentar contactarte por correo electrónico, mensajes de texto, correo convencional o a través de un sitio web.

Aunque el gobierno intenta detenerlos, como lo hizo recientemente con la estafa de apoyo técnico, es difícil mantenerse al tanto de todos. A menudo hay algún otro grupo usando la misma técnica. Y las estafas constantemente son modificadas mientras los delincuentes intentan mantenerse un paso más delante de las advertencias de las agencias de gobierno, los medios de difusión y otros.

Una forma de protegerte es estar al tanto de estas estafas. Crea una alerta de Google para la palabra “estafa” y te enterarás de, con suerte antes de que el estafador te contacte. También podrás ver como ciertas estafas se extienden de un estado a otro, engañando a personas en el camino quitándoles cientos o hasta miles de dólares. Otra opción es revisar la herramienta de Seguimiento de Estafas del Better Business Bureau y la base de datos en línea del Consumer Sentinel Network.

Estafas que debes conocer

Algunas de las estafas más populares estos días están en la lista a continuación, junto con el promedio de pérdidas que los consumidores reportaron en la herramienta de seguimiento de Estafas del Better Business Bureau.

Eres un incumplido con tus impuestos: Pérdida promedio de $1,475

En esta estafa de IRS, recibes una llamada o correo electrónico de alguien que dice ser un agente del IRS que amenaza con arrestarte por que has dejado de pagar impuestos,a menos que pagues inmediatamente.

La persona que llama también podría pedirte que “verifiques” tu número de Seguridad Social y fecha de nacimiento, con la esperanza de obtener esta información. Una nueva versión ataca a los estudiantes universitarios, a quienes se les hace creer que no han pagado un supuesto impuesto federal estudiantil.

Si recibes una llamada así, cuelga. El IRS dice que nunca te llamará para exigir un pago. Si piensas que puedes deber impuestos, contacta al IRS al 800-829-1040. Reporta la estafa a la Tesorería de EEUU.

Abuela, necesito ayuda: Pérdida promedio de $2,750

En la estafa de los abuelos, recibes una llamada o correo electrónico de un artista de la decepción que pretende ser un nieto o algún otro familiar en problemas. El “familiar” dice que está de viaje y que necesita dinero para un tratamiento médico o que lo han arrestado y necesita pagar la fianza. O la llamada podría venir de alguien pretendiendo ser un médico o un oficial de policía que te contacta a nombre de tu familiar.

Si no estás seguro sobre si la llamada es una estafa, la Liga Nacional de Consumidores (National Consumers League), un grupo de abogacía de consumidores, dice que debes intentar llamar a la persona usando un número de contacto conocido. También llama a familiares de la persona (aún si la persona en la llamada te pide que no lo hagas) para conocer si la persona que llama es alguien que realmente necesita ayuda.

Tu computadora está infectada: Pérdida promedio de $300

En esta estafa de apoyo técnico recibes una llamada de alguien que dice ser un especialista en soporte técnico de Microsoft o alguna otra compañía conocida, diciendo que se han detectado virus o malware en tu computadora. O podrías ver una alerta emergente que te avisa que tienes un virus en tu computadora.

La misión de los estafadores es convencerte de que compres un software antivirus caro o que le des acceso remoto a tu computadora, permitiéndoles instalar malware real o robar tu información personal. Una víctima, de acuerdo con el Better Business Bureau, reportó en noviembre del año pasado que perdió más de $65,000 en un engaño elaborado de apoyo técnico que dejó en blanco su cuenta bancaria.

Si recibes una llamada así, simplemente cuelga. Si ves una ventana emergente en tu computadora que diga que tienes un virus, no respondas a ella. Para evitar que salgan estas ventanas emergentes, instala un programa de seguridad como el AVG Antivirus Free, y mantenlo actualizado.

Eres un deudor de electricidad: Pérdida promedio de $500

La estafa de servicios involucra una llamada de alguien que se hace pasar por un trabajador de servicios que amenaza con cortar tu electricidad, agua o gas natural a menos que pagues lo que debes inmediatamente.

Si tienes dudas sobre si debes algún pago, revisa con quien te proporciona el servicio, usando un teléfono que sepas que es legítimo. Con muchos servicios también puedes revisar tu cuenta en línea.

Tenemos una gran oferta de renta para ti: Pérdida promedio de $500

Usando anuncios en Craigslist y sitios web de renta de espacios y tableros de anuncios, los delincuentes de la estafa de anuncios de rentas ofrecen departamentos y espacios para rentar en vacaciones a muy buenos precios. Los estafadores podrían piratear anuncios reales a los que les cambian la información de contacto, o podrían describir propiedades que en realidad no están disponibles para su renta o que ni siquiera existen. Su objetivo es convencerte de transferir un depósito de seguridad y la renta del primer mes antes de que siquiera hayas visto la propiedad o firmado el contrato.

Nunca accedas a rentar una propiedad a menos que la hayas visto y hayas conocido al dueño, aconseja la Comisión Federal de Comercio. No caigas en excusas de que el dueño está de viaje o que no está disponible por alguna otra razón. Si no puedes ir a la ubicación, intenta encontrar a alguien local que lo revise por ti. Finalmente, busca en la web la misma información listada y ve si aparece en algún otro lugar con otro nombre, una señal de que podría ser una estafa.

Has Ganado $600,000 y una Range Rover: Pérdida promedio de $400

En las estafas de premios, recibes una llamada, correo electrónico o mensaje de texto de alguien que dice que has ganado los premios de Publishers Clearing House, la lotería o algún otro concurso. Pero para obtener el premio, primero debes pagar los impuestos, el envío o algún otro costo relacionado. El estafador podría enviarte un certificado o cheque de cajero con parte de lo que supuestamente son las ganancias, diciéndote que lo deposites y luego envíes el pago de los impuestos u otros cargos incidentales a la cuenta del estafador. Después de que lo hagas, descubrirás que el cheque que recibiste era falso y que tu cuenta bancaria quiere que regreses el dinero que depositó en tu cuenta.

Si realmente piensas que has ganado algo, prueba hacer una búsqueda web con el nombre del premio y términos como “revisión”, “quejas” y “estafa”. También revisa con la oficina de protección al consumidor de tu estado, aconseja la Comisión Federal de Comercio. De otra forma, es mejor no responder si te contactan. Y nunca envíes dinero para reclamar ganancias.

Estás contratado: Pérdida promedio de $780

En las estafas de empleo, los artistas de la decepción colocan anuncios falsos en línea o en periódicos y esperan a que sus posibles víctimas los contacten. En otros casos, envían correos o mensajes de texto usando información que toman de anuncios colocados por personas que buscan empleo o que toman de redes sociales. Por lo general les piden a sus objetivos que den información sobre su tarjeta de crédito o cuenta bancaria o hasta números de Seguridad Social u otra información sensible. Esta es otra estafa con la que los estafadores podrían mandar un certificado o cheque de cajero o pagaré falso, pidiéndoles a las víctimas que compren equipo o suministros. Pero tú, sin saberlo, le mandarás el dinero al estafador y tendrás que reembolsar a tu banco.

La Comisión Federal de Comercio dice que para evitar caer en esta estafa, nunca envíes a un posible empleador dinero como condición para aplicar al trabajo. También asegúrate de revisar cuidadosamente al empleador antes de mandar información personal. Mira el sitio web del empleador e intenta buscar el nombre del empleador.

– Anthony Giorgianni