¿Vello grueso y piel morena? Hay un láser para ti

Asegúrate de usar el tratamiento indicado para deshacerte de tu 'body hair'

Guía de Regalos

¿Vello grueso y piel morena? Hay un láser para ti

Atrás quedó el tiempo cuando a las mujeres de piel oscura y vello grueso se les recomendaba no hacerse tratamientos con láser para removerlo, por miedo a que la piel se manchara y no se obtuvieran resultados satisfactorios.

Actualmente existe una tecnología láser pensada especialmente para atender estos casos, e incluso mientras más oscuro y fuerte el vello es, mejor será el efecto del procedimiento.

 “Escuché muchas veces que mi piel, al ser oliva, era muy oscura para el láser y que podría quemarse. Pero han habido muchos avances científicos y nuevos tipos de luz apropiadas para pieles oscuras como las de las latinas e incluso las de las afroamericanas”, explica Andréa Young, fundadora y dueña de Bim Laser Spa (http://beamlaserspa.com/) , centro especializado en laser hair removal, ubicado en Manhattan.

Motivada por su propia experiencia, Young, nacida en Brasil, al abrir su centro se especializó en el uso del láser YAG, creado para emplearse en pieles más oscuras, ya que su longitud de onda es aún más larga que otros lásers, como el Alexandrite o el IPL.

Andréa Young, de Beam Laser Spa, se especializa en la depilación con láser./LPA

Y es que el color y el grosor del pelo son los factores más importantes para la eficacia del láser en depilación. Es vital valorar correctamente la carga de melanina que tiene, ya que a mayor concentración de eumelanina (melanina marrón), mayor capacidad de calentar las estructuras foliculares y por tanto de absorber mejor la energía y destruir más fácilmente el vello.

“La energía de la luz, al entrar en la piel, se convierte en calor que es absorbido por el folículo piloso que, con el tiempo y varios tratamientos, se muere, logrando que el vello no salga más. Y los que no se mueren se debilitan, por lo que saldrán más finos y crecerán mucho más lento”, explica la especialista. “Por ejemplo, una persona que se tiene que afectar las axilas todos los días, después de 6 a 12 sesiones, posiblemente perderá hasta el 75% del vello de manera permanente y el resto crecerá lentamente y más delgado”.

Los resultados son acumulativos y muchos pacientes los obtienen desde el primer tratamiento. La siguiente visita se hace luego de ocho semanas y en promedio en cada una de ellas el láser destruye entre 10 y 20% de los folículos.

“Es imposible predecir cuántas sesiones necesita cada persona, pero en general podría decir que entre 6 y 12 se obtiene el resultado final”, agrega Young, explicando que dicho resultado depende de algunas variables como la genética misma, el tipo de vello, los desbalances hormonales, el uso de ciertos medicamentos y algunas condiciones médicas.

El sol es el enemigo

Cuanta menos melanina tenga la piel, más seguro será el tratamiento.  Por ello, se recomienda esperar al menos un mes y medio antes de realizar la sesión de depilación láser en caso de que haya habido exposición solar y/o bronceado, ya sea natural o con químicos, para mayor seguridad para la piel, ya que cuando está más oscura absorbe una mayor parte de la luz del láser, lo que puede conducir a quemaduras, decoloraciones o cicatrices.

“Recomendamos usar protección de 50 SPF con zinc, no ir a tanning salons o usar spray tannings o tanning lotions, porque cualquier extra pigmentación puede producir manchas oscuras o blancas que siempre desaparecen, pero en algunas personas puede tomar varios meses”, explica Young.

En cuanto al costo, en el caso de Beam Laser, los tratamientos en áreas pequeñas como el bikini comienzan en los $325 por sesión, aunque a menudo ofrecen paquetes especiales