5 películas que nunca debieron haber tenido una segunda parte

¿Sabías que "Gladiator" podría regresar a las pantallas en una secuela? Seguramente hará millones pero hay que recordar que desde "Tiburón" hasta "Sex in the City" hay películas que realmente no merecieron una continuación.
Sigue a La Raza en Facebook
5 películas que nunca debieron haber tenido una segunda parte

La industria del cine, particularmente Hollywood, no puede dejar de producir segundas partes, secuelas y continuaciones de sus éxitos más taquilleros. La nueva modalidad es la llamada “precuela”, una cinta que relata eventos anteriores a los de la película original.

La más reciente cinta en ser considerada para una de estas continuaciones es “Gladiator“, dirigida por Ridley Scott y que ganó el Oscar a la Mejor Película, en 2000.

Es una propuesta un tanto curiosa pues muchos de nosotros pensamos que una secuela sería imposible ya que, después de todo, Maximus Decimus Meridius, protagonizado por la estrella australiana Russel Crowe, murió al final de la película original.

Pero, por lo que se escucha, Ridley Scott no va a permitir que un pequeño detalle como ese se interponga en su camino.

“Sé como lo voy a resucitar” , dijo en una reciente conferencia de la industria cinematográfica e interactividad SXSW.

“No sé si pasará. ‘Gladiator’ se hizo en 2000, así que Russell ha cambiado un poco. Él esta haciendo algo en este momento pero estoy intentando atraerlo otra vez”.

Las secuelas suelen hacer mucho dinero en la taquilla pero, desde el punto de vista creativo, no siempre son una buena idea.

El reportero de espectáculos de la BBC, Steven McIntosh, ha escogido para ti unos verdaderos bodrios.


Sex And The City 2

Pocas secuelas han sido más desastrosas que “Sex and the City 2” (conocida también como “Sexo en la ciudad 2”).

La franquicia fue inmensamente popular como serie de televisión y los fanáticos respondieron bien a la primera adaptación para la pantalla gigante.

Pero la segunda parte, lanzada en 2010, fue rechazada hasta por los más fieles seguidores de las cuatro protagonistas.

La película hizo dinero, pero la mayoría de los espectadores la odiaron y los críticos fueron aún menos entusiastas.

“Un enervante, burdo y grotescamente caricaturizado periplo a ninguna parte que parece haber sido concebido fundamentalmente para encontrar nuevas y más cínicas maneras de abusar la lealtad de su audiencia”, escribió el diario The Washington Post .


“Speed 2”

“Máxima Velocidad” ( Speed , en inglés) fue una gran película de acción, aparte de ser un sorpresivo éxito taquillero.

Los críticos la adoraron, al igual que el público. Una segunda parte se programó inmediatamente.

Pero esa secuela de 1997, llamada Speed 2: Cruise Control , en inglés, se tropezó en el primer obstáculo.

Aunque Sandra Bullock (en la foto de arriba) regresó a probar suerte otra vez, la otra estrella del filme, Keanu Reeves, no quiso asociarse .

Jason Patric entró a sustituirlo y a la producción se le dio un presupuesto mucho más grande que a su antecesora.

Sin embargo, en lugar de contar con los autobuses y trenes suburbanos descontrolados y a toda velocidad de la primera versión, “Máxima Velocidad 2” tomó lugar en… un barco lento .

El poco emocionante escenario probablemente contribuyó a que el filme fuera nominado a ocho Razzies , los premios alternativos que se otorgan a las producciones más dudosas del año.

“Máxima Velocidad 2” ganó en la categoría de peor secuela .


Las secuelas de “Tiburón”

“Tiburón 2” ( Jaws 2 , en inglés) tuvo uno de los titulares más memorables en la historia del cine : “Cuando volviste a pensar que era seguro regresar al agua…”.

Mientras que la película original tiene un 97% de crítica positiva en el sitio de reseñas Rotten Tomatoes , la segunda parte registró un menor 52%.

El titular resultó ser lo más recordado de la secuela y sigue teniendo vida más allá de la película misma.

Para ser sinceros, “Tiburón 2” tuvo buen desempeño en la taquilla y no fue tan malo como los adefesios que le siguieron.

En 1983 se lanzó “Tiburón 3-D” y luego, en 1987, “Tiburón: La venganza”, que resultaron ser grandes desastres para la franquicia .


“El libro de las sombras: Blair Witch 2

En 1999, “El proyecto Blair Witch” se volvió viral mucho antes de que el fenómeno viral existiese.

La película de horror innovó el uso de internet para construir antecedentes del argumento, lanzando reportajes falsos de policía y artículos ficticios sobre la bruja de Blair, lo que creó confusión sobre si la cinta era verídica o inventada.

La campaña publicitaria logró generar altos niveles de interés en torno a la película, que resultó ser un fenomenal éxito de taquilla.

Así que, no es sorprendente lo que sucedió a continuación.

“El libro de las sombras: Blair Witch 2” dejó a un lado la temblorosa cámara con el punto de vista en primera persona en favor de una estética más convencional . Hizo dinero pero unos US$200.000 menos que la original.

Hubo una tercera parte, lanzada en 2016, que hizo aún menos dinero, aunque no entró en pérdida, que es más de que lo que se pueden jactar algunas producciones actuales.


Zoolander 2

Se podría argumentar que esta secuela cabe más apropiadamente dentro de la categoría de “Cincuenta sombras más oscuras” (la segunda parte de “Cincuenta sobras de Grey”).

Mejor dicho, una película no debería considerarse una mala secuela si la original no fue buena tampoco .

Las mayor desilusión de las segundas partes suceden cuando la primera parte ha creado grandes expectativas, algo que a duras penas se le puede atribuir a la película original “Zoolander” de 2001.

Apariciones breves de Ariana Grance, Justin Bieber y Katy Perry no pudieron rescatar el desastre que fue “Zoolander 2”, el año pasado.

Curiosamente, esa fue una de las tres secuelas estrenadas en 2016 que tuvieron un gran intervalo entre películas .

“Zoolander 2” se proyectó 15 años después de la original, mientras que “Mi gran boda griega 2” y “Bad Santa 2” esperaron 13 y 14 años para salir.


Menciones especiales

Hay tantas segundas y terceras partes de dudosa calidad para escoger que simplemente no se les puede hacer justicia en este espacio.

Es muy posible que este mismo artículo necesite su propia secuela .

Están “Matrix: revoluciones”, “Miss Simpatía 2: Armada y fabulosa”, “Legalmente rubia 2”, “Los hermanos caradura 2000”, “Tonto, tontos y retontos” e “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”.

Y, sin duda, otras secuelas le seguirán.

Ya sabemos que “El justiciero”, protagonizada por Denzel Washington, volverá a las pantallas en 2018 . En la original, el personaje principal sale de su retiro para rescatar a una joven en peligro.

¿Volverá a tener éxito saliendo de su retiro una segunda vez?