Biden y los demócratas defienden “Obamacare” en víspera de votación decisiva

Joe Biden exhorta a defender Obamacare -que garantiza el acceso a cuidados de salud a millones de personas- en vísperas de que se vote en el Congreso la propuesta republicana para derogarla
Biden y los demócratas defienden “Obamacare” en víspera de votación decisiva

WASHINGTON.- En víspera de un voto clave sobre el futuro de “Obamacare”, el exvicepresidente Joe Biden instó este miércoles al Congreso a que rechace una medida republicana para anular la reforma sanitaria promulgada hace siete años.

Biden se sumó a líderes demócratas de la Cámara de Representantes y grupos afines en las escalinatas del Capitolio, donde advirtió que los republicanos sólo pretenden eliminar “un billón de dólares en beneficios” para el ciudadano de a pie y “transferir todo eso a los ricos”.

Al afirmar que la salud es un derecho, Biden dijo que la medida republicana, conocida en inglés como “American Health Care Act” (AHCA), “es una transferencia de alrededor de un billón de dólares de esa gente allá afuera a todos en este país. Eso es lo que es, y es la clásica política republicana”.

“No me voy a ninguna parte. Esto no será aprobado”, subrayó Biden, recibido como un héroe por los demócratas.

Fue su primera aparición pública desde que él y los Obama dejaron la Casa Blanca en enero pasado. Biden, de 74 años, ha estado prácticamente bajo el radar, promoviendo entre bambalinas la lucha contra el cáncer.

“Me da esperanza ver que todavía hay gente que pelea por la gente de bajos recursos, porque no es justo darle dinero a los que ya lo tienen“, dijo a este diario la “Dacamentada” mexicana, Mariel de Paz,  quien trabaja como becaria en la oficina de la legisladora demócrata de California, Nanette Barragán.

La “DACAmentada” de California, Mariel de Paz, aplaudió que Biden regresara a Washington para defender “Obamacare”. Foto: María Peña/Impremedia

El voto de mañana para anular “Obamacare”, promulgada por el entonces presidente Barack Obama precisamente el 23 de marzo de 2010, enfrentó hoy a demócratas y republicanos y se perfila como un asunto clave en los comicios legislativos del próximo año, en el que ambos partidos se disputarán el control del Congreso.

No hay “Plan B”

El presidente Donald Trump ganó con promesas de anular “Obamacare” y advirtió ayer a los legisladores republicanos que si no logran esa meta, ponen en riesgo tanto su reelección en 2018 como el control del Congreso y su agenda política.

Durante su acostumbrada rueda de prensa, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, afirmó que no existe un “Plan B” porque cada vez aumenta el número de republicanos que apoyan la medida y Trump se apuntará una victoria con su aprobación.

Sólo hay un Plan A, y ese Plan A lo vamos a conseguir…vamos a anular y reemplazar (Obamacare) mañana, sacar la medida del Senado, y el presidente firmará el proyecto de ley”, aseguró Spicer.

La medida requiere 216 votos en la Cámara Baja pero tiene que ser aprobada además en el Senado, donde también afronta una fuerte oposición demócrata.

El gráfico siguiente muestra estimados de personas que perderían su cobertura médica si se aprueba la propuesta republicana que derogaría Obamacare:

Guerra mediática

Mientras, ambos partidos hacen lo propio, mediante anuncios y mensajes en las redes sociales, para persuadir a la opinión pública a favor de sus respectivas posturas políticas.

La líder de la minoría demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, ha dicho que el voto de mañana jueves tendrá “consecuencias de vida o muerte” para decenas de millones de personas, por lo que su partido estará plenamente implicado en la lucha por derrotar “el monstruoso proyecto de ley de los republicanos”.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, ha descrito la medida contra “Obamacare” como algo “monstruoso”. Foto: María Peña/Impremedia

La campaña de persuasión incluirá discursos en el pleno de la Cámara Baja y mensajes en Facebook y demás redes sociales, precisó su oficina.

Pero Trump y sus aliados republicanos también mantienen una campaña de presión, con reuniones con legisladores clave y anuncios publicitarios del Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés).

Los anuncios del RNC, dirigidos a 12 senadores demócratas vulnerables en 2018, incluyendo el senador y excandidato a la vicepresidencia, Tim Kaine, promueven la anulación de “Obamacare” y la confirmación del juez conservador, Neil Gorsuch, al cargo vitalicio en el Tribunal Supremo.

En general, los demócratas apuntan a un informe reciente de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) que indicó que la AHCA ahorrará al fisco unos $337,000 millones en una década pero de paso dejará sin cobertura médica a 24 millones de personas adicionales para 2026, 14 millones de éstas tan solo el próximo año.

La AHCA frena la expansión de “Medicaid” pero, según replican los republicanos, reducirá los costos de salud y ampliará las opciones para los consumidores.

Los latinos se suman a lucha

Diversos grupos latinos se han sumado a la defensa de “Obamacare” por considerar que, aunque no es una ley perfecta, ha dado cobertura médica a unos 20 millones de personas, incluyendo a más de cuatro millones de latinos y a millones de ancianos, entre otros beneficios.

El Fondo de Acción del Concejo Nacional de La Raza (NCLRAF), lanzó esta semana una campaña de presión para advertir que la anulación de “Obamacare” aumentaría drásticamente las mensualidades y demás costos de los seguros, y recortaría unos $800,000 millones de “Medicaid” en una década.

“Votar a favor de AHCA sería un inmenso revés para los latinos”, sentenció Rafael Collazo, director político de NCLRAF, al explicar la movilización de casi 800,000 votantes latinos y de edad avanzada contra la medida republicana.

La campaña de anuncios por radio e internet estará dirigida a siete legisladores republicanos en cuatro estados con alta población hispana: Will Hurd, en Texas; Mike Coffman, en Colorado; Jeff Denham, David Valadao, y Darrell Issa, en California, y Mario Diaz-Balart y Carlos Curbelo, en Florida.