El cártel Jalisco Nueva Generación arrebata al “Chapo” el control en México

El grupo criminal extiende sus tentáculos en el norte del país, tras la extradición a EEUU del líder del cártel de Sinaloa
Sigue a La Raza en Facebook
El cártel Jalisco Nueva Generación arrebata al “Chapo” el control en México

MÉXICO – Debilitado por la extradición de su líder Joaquín “El Chapo” Guzmán y una generación menos astuta, el cártel de Sinaloa comienza a ser desplazado en su lugar de organización líder en el tráfico de droga de este país por otra a la que ha tardado una quinta parte de tiempo integrarse y crecer como la espuma: el cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“El Chapo ahora está más ocupado en negociar de la mejor manera el juicio que enfrenta en Estados Unidos, el dinero que le quitarán, a quién denunciará si se convierte en testigo protegido, y sus negocios han pasado a segundo plano”, observó José Revelo, analista de seguridad y autor del libro “El Chapo, entrega y traición.

Por otro lado, sus hijos y parientes de generaciones subsecuentes han resultado a los ojos de observadores como Javier Valdez, quien ha desnudado el modus operandi de la organización en siete libros, “más violentos y viscerales y menos negociadores como para ocupar el lugar de su padre”.

Desde antes de la extradición del Chapo, mientras el gobierno mexicano del presidente Enrique Peña centó sus esfuerzos en capturar y recapturar a uno de los capos más buscados en la historia del narcotráfico mundial, el CJNG nació, creció y se reprodujo a tal velocidad que ha sorprendido a la DEA y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En informes paralelos ambas instituciones han coincidido en que un factor clave para esta expansión es su que comparten operaciones con el grupo delictivo de Los Cuinis, expertos en el tráfico de cocaína y metanfetaminas pero, sobre todo, en el lavado de dinero, intimidación y compra de funcionarios.

El 28 de marzo pasado fue detenido en San Diego el hasta ese día fiscal de Nayarit, Edgar Veytia por tráfico de cocaína, heroína y metanfetaminas entre 2013 y 2017 para el cártel Jalisco Nueva Generación que se extendió por ese estado como se ha extendido en otros 14 donde se ha impuesto al cártel de Sinaloa.

En la frontera de Tijuana, un funcionario del Consejo Estatal de Seguridad Pública que pidió el anonimato a la prensa local culpó al CJNG de la reciente ola de violencia que se ha cobrado más de 450 muertes desde hace cuatro meses, cuando el Chapo voló a EEUU.

“Había un acuerdo entre los cárteles de Sinaloa, Jalisco y los Arellano Felix, pero los de Jalisco lo cambiaron unilateralmente y entraron con su marihuana y cristal a toda la ciudad aún cuando ya controlaban Mexicali y la frontera de San Luis Río Colorado”.

Otra de las plazas donde la violencia se ha agudizado para horror de las autoridades de turismo es el estado de Quintana Roo y su paradisiaco balneario de Cancún, donde miembros del CJNG han llegado a imponerse a punta de pistola matando restauranteros y dueños de bares, taxistas, meseros y cajeros. “Venimos por la plaza”, escribieron en un mensaje que colgaron en una de las plazas públicas.

El CJNG fue incluido por la Procuraduría General de la República entre los nueve principales cárteles de México en 2011. Cuatro años después retó a las autoridades como nunca antes lo hizo otra organización criminal: utilizando un lanzacohetes derribó un helicóptero del Ejército, mató a ocho militares y bloqueó 39 carreteras en 20 municipios en cuestión de unas horas.

Y siguió operando en todo el país.