¿Quién era Cedric Anderson y qué lo motivó a matar a su esposa en San Bernardino?

Ingresó a una escuela en San Bernardino y baleó a su esposa y un niño a muerte, hirió a otro estudiante y después se quitó la vida

Guía de Regalos

¿Quién era Cedric Anderson y qué lo motivó a matar a su esposa en San Bernardino?

“Ella creía que tenía un esposo maravilloso, pero resultó que no”.

Así describió la relación entre Karen Smith y Cedric Anderson la mamá de Smith al Los Angeles Times.

Tal vez por eso fue que la mañana del lunes Anderson ingresó al salón de clases de una escuela en San Bernardino donde trabajaba Smith, y con revolver en mano disparó contra ella y dos estudiantes, efectivamente acabando con la vida de su esposa y la de un menor de 8 años. Posteriormente, giró el arma y se quitó la vida.

Se supone que el blanco de su ataque fue su esposa debido a un problema entre la pareja.

Esto es lo que la Policía de San Bernardino actualmente analiza como la posible causa del tiroteo que ocurrió el lunes en la escuela North Park justo antes de las 10:30 a.m. Los dos niños implicados fueron alcanzados por las balas debido a su proximidad a la maestra, asegura la policía.

A menos de 24 horas del suceso que provocó pánico entre los mismos residentes que vivieron la masacre de 14 de sus residentes a manos de terroristas en 2015, detalles sobre Anderson y su involucramiento con la maestra muerta han salido a la luz, pero la duda persiste: ¿que lo llevó a acabar con su esposa?

Un matrimonio bastante corto

Karen Smith, de 53 años, contrajo nupcias en enero de este año con un hombre que había conocido durante años: Cedric Anderson.

El era un pastor de su su misma edad con antecedentes militares, y parecía un hombre de fe con quien podía compartir el próximo capítulo de su vida.

Pero después de casarse y de mudarse a su casa en Riverside, surgió otro lado de su nuevo marido.

Su madre Irma Sykes, dijo que lo que su hijo vivió en tan solo un mes de compartir residencia con su nuevo esposo fue suficiente para terminar la relación y buscarle una salida al matrimonio corto.

“El tenía otros motivos”, aseguró la madre al periódico angelino sin dar detalles de lo que se percató Smith durante su estadía con Anderson, pero enfatizó que cuando la mujer decidió separarse de él “comenzaron los problemas”.

Smith era conocida en North Park por ser una educadora amable, y por su don en impartir lecciones a niños con discapacidades en aprendizaje. A su aula de enseñanza dentro del campus de la escuela magnet, la mujer enseñaba a los estudiantes con amor y disciplina.

Pasó la mayor parte de su vida en la sección de Harbor City de Los Angeles, y obtuvo su licenciatura y sus credenciales para convertirse en educadora hace una década, compartió su madre. Ella quería ayudar a los niños con autismo y con dificultades de aprendizaje, como lo había hecho su madre por 41 años.

A medida que su carrera floreció, Smith también terminó su primer matrimonio después de 21 años en 2009, según los registros judiciales.

Fue en 2013 que conoció a Anderson. El hombre era un veterano en la Navy de EEUU y estuvo casado con una mujer que también fue una veterana de las Fuerzas Armadas. Tuvo al menos un hijo.

En redes sociales, imágenes muestran el lado amoroso que motivó a la pareja a contraer nupcias: paseos en la playa; acurrucados frente a la leña en su hogar.

Después de su boda celebrada el 28 de enero, la pareja se fue a Sedona, Arizona de luna de miel. El viaje entero fue documentado en sus perfiles de Facebook. Fue una viaje de encanto.

Pero a un mes de estar casados, Smith decidió dar fin al matrimonio. Se salió de la casa de su esposo y se alejó de él, pero jamás se divorciaron.

Y pese que la madre de Smith no ha querido detallar qué fue lo que vivió su hija al lado del asesino, su historial criminal da una idea de lo que pudo haber ocurrido.

El jefe de la Policía de San Bernardino, Jarrod Burguan, dijo ayer durante una conferencia de prensa que el historial criminal de Anderson incluía denuncias de violencia doméstica, cargos de armas y posibles cargos de drogas.

En 2013, Anderson fue acusado en el Tribunal Superior del condado de Los Angeles de asalto y agresión, mostrar un arma de fuego e inquietar la paz. Sin embargo, los registros judiciales muestran que los cargos fueron desestimados en mayo de 2014.

Casi dos décadas antes, en 1993, Anderson se enfrentó a dos cargos de delito menor en la Corte Superior del condado de Kern, pero según los registros, fue exonerado seis meses después de que el caso fue presentado y ambos cargos fueron desechados.

Las autoridades aún investigan los hechos.