Trabajadoras indocumentadas denuncian al Hilton de Charlotte por años de abusos sexuales

Las mujeres eran amenazadas con ser reportadas a la migra si denunciaban los abusos sexuales
Sigue a La Raza en Facebook
Trabajadoras indocumentadas denuncian al Hilton de Charlotte por años de abusos sexuales

Seis trabajadoras inoducmentadas del Hilton Charlotte University Place denunciaron años de agresiones sexuales por parte de un jefe que las amenzaba con reportarlas a la migra si lo denunciaban.

Sin miedo alguno por el hecho que esta denuncia podría terminar en sus deportaciones, el grupo de trabajadoras fue enfático al decir que la justicia tiene que vencer el miedo.

La demanda en contra del hotel, sus dueños corporativos y uno de sus gerentes proporciona un ejemplo inusual de los inmigrantes indocumentados que recurren a la justicia, hoy más que nunca, en busca de ayuda.

“Estas mujeres son muy valientes”, dijo su abogado, Corey Rosensteel a los medios locales “Ciertamente, se podría argumentar que son incluso más valientes teniendo en cuenta lo que está pasando en Estados Unidos ahora mismo”.

Los hechos

En su denuncia, las trabajadores describen que el abuso fue perpetuado por el supervisor José Rivas. El hombre acorralaba a las trabajadoras de limpieza en las habitaciones y los baños. Se les acercaba por detrás y las acariciaba sobre y debajo de la ropa, dice la demanda.

Cuando las mujeres intentaron detener o rechazar sus acciones sexuales, Rivas amenazó con despedirlas, reducir sus horas de trabajo o informar a las autoridades de inmigración. En el momento que se llevaron las quejas a los supervisores de Rivas sobre su comportamiento, las empleados fueron ignoradas y en otros casos despedidos.

Los ataques, dice la demanda, se producían “a diario” y se se prolongaron durante 10 años. Todo terminó cuando una de las mujeres – que estaba siendo atacado por Rivas – huyó al lobby del hotel y notificó a un policía.

Rivas fue detenido y, cinco días más tarde, fue despedido del hotel. En abril de 2015, se declaró culpable en un tribunal federal de Mecklenburg por el asalto a una mujer, pero no admitió responsabilidad por un crimen. Solo estuvo 15 días en la cárcel.

Hoy las mujeres demandan al hotel por negligencia, estrés emocional y encubrimiento. Sin embargo para el abogado del hotel Kenneth Carlson, la demanda debe ser desechada, en parte, debido a que los propietarios de la cadena Hilton no estaban al tanto de las acusaciones contra Rivas.

Carlson también argumentó que las trabajadoras contribuyeron con su propia negligencia al no reportar a Rivas de manera oportuna.

Cuando se le preguntó por qué había una brecha de dos años entre la detención de Rivas y la presentación de la demanda, el abogado de las mujeres, Corey Rosentheel dijo a los medios de comunicación que las acusaciones de esta naturaleza requieren una investigación apropiada, y que sus clientes desde el principio ‘no eran conscientes de sus derechos.’

“Se trata de personas que pensaban que no tenían voz debido a sus status migratorio”, dijo Rosensteel. “Cuando se trata de enfrentar a una gran corporación como esta, es un gran paso.”

El juicio se ha programado para el mes de julio.

Estos este otro caso más de empleados indocumentados que son frecuentemente víctimas en el trabajo. Sueldos retenidos, horas pendientes de pago y condiciones de trabajo inseguras son algunos de los abusos a los que se ven sometidos. La mayoría de ellos no se quejan por el miedo que trae poner al descubierto su estatus migratorio. Sobretodo hoy más que nunca con la actual política migratoria de Donald Trump.  Sin embargo para este grupo de mujeres cabe el slogan: SIN PAPELES, SIN MIEDO.