Trump firmó ley que permite cortar fondos a Planned Parenthood

Se calcula que 4 millones de mujeres de bajos recursos se verían afectadas por la medida.
Sigue a La Raza en Facebook
Trump firmó ley que permite cortar fondos a Planned Parenthood

El presidente estadounidense, Donald Trump firmó una nueva medida destinada a cortar fondos federales a Planned Parenthood.

La legislación elimina una regla de la administración Obama que prohibió a los estados la retención de recursos financieros para los servicios de planificación familiar que ofrecen abortos.

El Congreso de mayoría republicana aprobó la medida el mes pasado cuando el vicepresidente Mike Pence dio el voto de desempate. Los republicanos habían prometido por mucho tiempo que iban a hacer todo lo posible por cortar los fondos a esta organización.

Planned Parenthood, es una organización de salud reproductiva la cual proporciona control de la natalidad, pruebas de ETS, VIH, exámenes de cáncer, exámenes de mama así como la interrupción del embarazo.

Trump firmó la legislación en privado y sin medios de comunicación en la tarde de ayer en virtud de la ley conocida como el Acta de Revisión Congresional de 1996 (CRA), la cual permite a los legisladores anular regulaciones dentro de los 60 días de su promulgación, siempre y cuando el presidente esté de acuerdo. Con esta herramienta los republicanos han derogados varias reglas de la era Obama.

la regulación de Obama evitaba a los estados bloquear recursos económicos para cualquier proveedor de salud reproductiva que ofreciera o siquiera asesorara sobre la interrupción del embarazo, sin importar su razón.

Esta norma fue instituida por el gobierno Obama después de que una docena de estados conservadores negaran recursos destinados a financiar programas de salud reproductiva en todo el país.

Desde ahora los gobiernos estatales tendrán la libertad para determinar la forma de distribuir las subvenciones para la salud reproductiva permitiendo que algunos estados, la mayoría conservadores, corten por completo los recursos a Planned Parenthood.

El vicepresidente ejecutivo de Planned Parenthood, Dawn Laguens advirtió que la nueva resolución negaría el acceso a servicios de salud reproductiva a por lo menos cuatro millones de mujeres.

Muchos estadounidenses de bajos recursos dependen de los servicios de Planned Parenthood. De hecho, el 80% de sus pacientes reciben ingresos por debajo del 150% del nivel federal de pobreza.