Exigen datos y planes futuros sobre el uso de prisiones privadas para inmigrantes

Tom Carper, de Delaware y Kamala Harris, de California, piden más transparencia sobre las empresas carcelarias contratadas por el gobierno federal

Guía de Regalos

Exigen datos y planes futuros sobre el uso de prisiones privadas para inmigrantes
El "Centro Residencial de Karnes", una de las cárceles familiares de ICE propiedad de la compañía GEO group. Geo tiene el 65% de los contratos privados de ICE para detener a inmigrantes. (Foto pública)

Dos senadores federales manifestaron hoy su preocupación al Secretario de Seguridad Nacional (DHS) John Kelly sobre la inminente expansión en el uso de prisiones privadas para inmigrantes y pidieron un reporte detallado de los planes del gobierno de Trump al respecto.

Kamala Harris, de California y Tom Carper, de Delaware, ambos miembros del Comité Senatorial de Seguridad Nacional, enviaron este martes una misiva a Kelly pidiendo, entre otras cosas, sus planes sobre futuros contratos, cantidad de detenidos y de guardias por detenido y un reporte sobre incidentes de seguridad en los centros carcelarios.

Los senadores también pidieron a Kelly que reportara si han llevado o tienen planes de llevar a cabo varias reformas sugeridas por un informe realizado a instancias del gobierno anterior, en el que se sugirió que era necesario proporcionar más recursos para atención médica, más inspecciones sorpresa y más canales para quejas de parte de detenidos.

“Queremos saber si DHS está de acuerdo con estas recomendaciones y si están trabajando para implementarlas. Le pedimos además que identifique el tiempo que tardará en hacerlo y si no, una explicación del por qué no se están implementando”, reza la misiva.

Los senadores, ambos demócratas, se refirieron a la orden ejecutiva del presidente Donald Trump dictada el 25 de enero que, entre otras cosas, expande las prioridades de detención de la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

” Las nuevas prioridades de inmigración del DHS nos indican que su agencia dependerá aún más de estos centros privados de detención”, dice la carta. “Necesitamos entender como su agencia planea utilizar estos locales de ahora en adelante”.

El gobierno de Barack Obama pidió una revisión del sistema de cárceles privadas para evaluar si las seguiría usando o no para detener a inmigrantes, luego que su gobierno anunciara que dejaría de hacerlo para otros detenidos federales (esta última medida fue revertida por el gobierno de Trump ).

Pero aunque la revisión no se hizo a fondo sino solo visitando dos centros privados, el comité especial del Homeland Security Advisory Council que la realizó recomendó 14 reformas, entre ellas más dinero para el sistema de salud, más inspecciones sorpresa y más canales para quejas de parte de detenidos y sus familiares.

DHS no respondió por el momento a solicitudes de respuesta en torno a la misiva de los senadores.