HRW: más de 10,000 padres indocumentados son detenidos en California cada año

Nuevo reporte alerta del aumento de la separación de familias de indocumentados
Sigue a La Raza en Facebook
HRW: más de 10,000 padres indocumentados son detenidos en California cada año
California alojó al 15% de todos los detenidos por ICE entre 2011 y 2015

WASHINGTON.-  Más de 10,000 padres indocumentados con hijos nacidos en EEUU son detenidos en California cada año, la mitad de éstos sin historial criminal,  y la política migratoria de la Administración Trump, que alienta más redadas policiales, podría empeorar la situación para familias como éstas, según un nuevo informe de “Human Rights Watch” (HRW).

A juzgar por la tendencia de los últimos años, los padres indocumentados en California son más vulnerables que nunca a ser detenidos por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), aún si no tienen antecedentes criminales o apenas tienen infracciones menores, según el informe divulgado ayer por “HRW”.

“Los derechos de los inmigrantes en EEUU, incluyendo a padres de ciudadanos estadounidenses, están bajo una mayor amenaza que nunca, especialmente las personas atrapadas en el sistema de detención de inmigrantes”, dijo Clara Long, investigadora del programa de EEUU de “HRW”.

Ante el hecho de que California alojó al 15% de todos los detenidos por infracciones migratorias en EEUU entre 2011 y 2015,  es “crucial” que el estado adopte una legislación que corrija los fallos fundamentales en el debido proceso y garantice normas de detención humanas, subrayó Long.

En la actualidad, la asamblea estatal de California sopesa sendas medidas para corregir los abusos de los derechos humanos en los centros de detención, y el gobernador demócrata, Jerry Brown, ha propuesto $15 millones para dar asistencia legal a los detenidos por ICE.

En declaraciones a este diario, Grace Meng, otra investigadora de “HRW”, dijo que su grupo prevé solicitar datos sobre los padres detenidos bajo la Administración Trump, pero prefiere esperar “unos cuantos meses más”.

“Creemos que los esfuerzos por dar asistencia legal a quienes afrontan deportación es vital  porque está demostrado que los que tienen abogado tienen mejores posibilidades de ganar sus casos y quedarse con sus familias en EEUU”, dijo Meng.

Hallazgos del informe

La organización humanitaria analizó los datos de ICE sobre cerca de 300,000 arrestos federales de inmigrantes en California entre enero de 2011 y junio de 2015, de los cuales unos 65,000 fueron detenidos al año en 15 instalaciones.

El informe deja constancia de que la situación de los inmigrantes atrapados en las redes de ICE fue peor de lo que aseguraba el entonces presidente Barack Obama, quien en 2014 dijo que su nueva política migratoria se centraría en “delincuentes, no familias”. 

Aunque los archivos de buena parte de ese período no incluían información sobre cuántos de los detenidos tienen hijos nacidos en EEUU, “HRW” determinó que, de los detenidos entre octubre de 2014 y junio de 2015, el 42% encajaba en esa descripción.

El informe de “HRW”, titulado “Aún te necesito: la detención y deportación de padres californianos”, indicó además de que casi la mitad de los detenidos no tenía antecedentes criminales en absoluto.

Y, de entre quienes sí tenían expediente penal, los condenados por infracciones no violentas relativamente menores –como infracciones migratorias, uso o posesión de drogas, o conducir borracho- superaron con creces al número de condenados por delitos graves y violentos.

Según el informe, cerca del 47% de los deportados en California durante ese período tenía un hijo ciudadano, al igual que el 35% de los que fueron puestos en libertad.

La mayoría de los detenidos fueron arrestados por ICE en las áreas de San Diego y Los Angeles, tras su cruce ilegal al país.  De los casos analizados por “HRW”, el 55% concluyó en deportación, mientras que el 7% regresó a sus países de forma “voluntaria”.

En general, los detenidos por ICE son trasladados a diez principales instalaciones en California, que a diario tienen alojados, en promedio, a un total de 4,594. Esa cifra no incluye a los que están bajo custodia en otras 50 instalaciones a la espera de su traslado a un centro de detención para migrantes, según datos oficiales.

¿Quiénes son los detenidos?

El miedo de padres indocumentados de ser detenidos mientras llevan a sus hijos al colegio, o de que sus hijos no los vuelvan a ver al regresar a casa, no es exagerado: eso pasó en el sonado caso de Rómulo Avelica González, quien fue detenido en febrero pasado por ICE en frente de su hija, Fátima, de 13 años, según detalló la revista digital, “The Intercept”,  en este video.

Pero Avelica González es tan sólo uno de miles de padres indocumentados que están en la mira de la Administración Trump, que al expandir las “prioridades” de deportación y apoyar un aumento en las redadas migratorias, ha puesto en riesgo potencial a casi todos los once millones de inmigrantes indocumentados, según “HRW”.

Rómulo Avelica Gónzalez, acá con sus dos hijas, fue trasladado al centro de detención en Adelanto. Foto: NDLON

En ese contexto, las cifras de “HRW” ofrecen una especie de “punto de referencia”  bastante sombrío  que, según el grupo,  demuestra la urgencia de que el proceso de deportación sea “justo, humano, y bajo condiciones dignas”.

Numerosos informes han documentado las condiciones punitivas y con frecuencia inhumanas en los centros de detención de ICE, donde decenas de detenidos han fallecido por negligencia médica.