Cómo resolver las peleas familiares por dinero

Conversar con las personas a las que amas acerca de cuestiones de dinero puede convertirse rápidamente en una situación difícil y tensa. Aquí, los expertos comparten sus consejos
Cómo resolver las peleas familiares por dinero

En sus 15 años como planificadora financiera trabajando con familias, Carol Fabbri ha visto de todo y, a menudo, no es agradable. Parejas enredadas en peleas por lo que gastan. Hermanos enfrentándose ferozmente por las herencias. Padres en pie de guerra por si deben tirarle un salvavidas financiero a sus hijos adultos. Cuando el tema es el dinero y las personas que discuten son familiares, “he visto personas apacibles convertirse en demonios”, dice Fabbri, de Denver. “La gente rara vez es racional en estas situaciones”.

Tal vez seas un experto en Quicken y un inversionista en índices muy disciplinado, pero esto no significa que puedas eliminar por completo la emoción que se siente como ser humano al tomar decisiones financieras. Las actitudes y los hábitos en temas monetarios están muy arraigados.

Aprendemos desde niños a ser gastadores o ahorrativos, y las experiencias que adquirimos durante nuestra formación pueden llevarnos a asociar el dinero con emociones poderosas, tales como el amor y la necesidad de mantener siempre el control. De modo que cuando hay que tomar una decisión financiera con integrantes de la familia que tienen diferentes perspectivas respecto del dinero, puede producirse un choque entre dos mundos.

¿Cómo pueden los familiares enfrentar las cuestiones monetarias conflictivas sin dinamitar los lazos familiares? Como las finanzas personales se mezclan entre lo personal y lo financiero, les pedimos a expertos de diferentes disciplinas, como finanzas, derecho, psicología e incluso educación preescolar, que nos ayudaran a abordar 7 situaciones comunes en las cuestiones familiares que pueden surgir en torno al dinero. También agregamos nuestro propio consejo práctico.

Algunos de nuestros expertos sugieren que hay que tener un enfoque cálido y difuso; otros recomiendan todo amor, pero con firmeza.  Elige al asesor que mejor se adapte a tu estilo y a tu situación para mantener (o recuperar) la paz y fijar un rumbo financiero seguro.

Agitada rivalidad en cuestiones de propiedades

Tus dos hermanos y tú heredaron la casa del lago donde tu familia solía pasar muchos y preciados veranos. Pero ahora, ponerse de acuerdo sobre quién puede usarla el fin de semana del 4 de julio, y si tú, tu hermana banquera o tu hermano artista, que siempre pelean, deben pagar la misma cantidad de dinero por el nuevo techo hace que se comporten como niños malcriados en una guardería.

LA OPINIÓN DE UN MAESTRO DE GUARDERÍA

Tener un mediador imparcial puede garantizar que todos se sientan escuchados y respetados, dice Jennifer Dawber, directora del programa de cuidado de niños Days of Wonder Child Care Program, en Dobbs Ferry, N.Y. Esto es particularmente cierto cuando un hermano domina u otro no toma decisiones. “Tiene que haber alguien que tenga autoridad y que comprenda la situación de todos”, dice Dawber. “Igual que como sucede en una guardería, la persona que no alza su voz también necesita que la escuchen”.

Al igual que los maestros que Dawber supervisa, el mediador puede establecer las condiciones de la conversación y mantenerla en su carril. Contratar a un profesional que no tenga vínculos con la familia puede asegurar que las negociaciones resulten justas. Dicho esto, la resolución no tiene que ser igualitaria para ser justa, destaca Dawber. Por ejemplo, uno de los hermanos puede hacerse cargo del pago del impuesto a la propiedad de este año a cambio de 4 semanas en agosto. Otro podría ser el contacto con todos los contratistas y tener prioridad los fines de semana de Memorial Day.

“La maestra de mis chicos de 4 años tiene un cartel en el aula”, dice Dawber. “El cartel dice ‘Lo justo no es que todos reciban lo mismo. Lo justo es que todos reciban lo que necesitan'”.

LA OPINIÓN DE UN ADMINISTRADOR PATRIMONIAL

Para que compartir un bien inmueble con tus hermanos funcione bien, “todo debe ser equitativo en términos de sacrificios y recompensas”, dice Christopher White, administrador patrimonial de Salem, N.H., y coautor de “Working with the Emotional Investor: Financial Psychology for Wealth Managers” (Praeger, 2016). “Comienza por hablar con tus hermanos sobre quién quiere participar y quién no”, dice, y explica que a aquellos que no desean participar se les puede pagar una suma en una sola vez o en cuotas, con una tasa de interés mínima, aprobada por el IRS, que permita a los participantes evitar pagar el impuesto federal a las donaciones (ver “Los efectos secundarios de una familia combinada” más adelante).

Aquellos que aún deseen usar la casa del lago deben llegar a un acuerdo que todos consideren justo, continúa White. “Por ejemplo, si la inversión financiera de uno de los hermanos en la casa es mayor, esa persona debería tener prioridad en más días o mejores fechas de vacaciones”, explica. “Tal vez, el hermano que no puede realizar un pago similar pueda compensarlo con su tiempo y su trabajo, por ejemplo manejando el estado de la casa cuando no esté ocupada o pintándola. Si los aportes financieros son iguales pero la disputa es por las fechas de las vacaciones, acuerden rotar las fechas. Una familia puede ir el 4 de Julio de 2017, y la próxima familia puede usarla en la misma fecha, pero en 2018, etc.”

White sugiere redactar un acuerdo por escrito, que incluya un periodo de prueba, de modo que si alguien no puede cumplir con su participación en el mantenimiento o con el dinero de los impuestos, sea posible renegociar.

CR dice Consulta a un abogado de bienes raíces para redactar un contrato de tenencia compartida entre los propietarios (también llamados inquilinos en común o inquilinos conjuntos). El documento debe establecer las reglas de la propiedad y la administración de la casa, más un plan de compra en caso de que uno o más hermanos no deseen continuar participando. Para encontrar un mediador de familia, puedes buscar en los directorios de Internet de grupos profesionales tales como la Academia de Mediadores Profesionales de Familia [Academy of Professional Family Mediators] o la Asociación Estadounidense de Arbitraje [American Arbitration Association], Mediation.org. Contratar a un administrador patrimonial para cobrar el dinero y administrar los pagos puede ahorrarles dinero a largo plazo y preservar las relaciones familiares. Un agente de bienes raíces puede ayudarlos a encontrar uno.

¿Y si no se va?

Es hora de que tu graduado universitario de 24 años se mude de tu sótano. Pero, después de haber tenido algunos trabajos por poco tiempo, hace meses que no trabaja y parece que no tiene apuro en conseguir un empleo redituable. Y verlo adueñarse de tu comida, monopolizando la TV con juegos de video y recortándose la barba en el lavabo de tu baño de visitas está poniendo en jaque tus nervios y los de tu cónyuge.

LA OPINIÓN DE UN PSICOTERAPEUTA

Trata de que la frustración no se lleve lo mejor de ti, dice la Dra. Eileen Gallo, psicoterapeuta de Santa Monica, Calif., que se dedica a los problemas financieros que enfrentan los adultos jóvenes. “En lugar de decirle a tu hijo que arregle sus #!$ cosas, enfócate en ayudarlo a explorar qué es lo que desea hacer”, sugiere Gallo, y agrega que es mejor usar palabras que lo alienten y que fomenten su confianza. “Se trata de fomentar la autonomía, no la parálisis”, dice. “Es natural luchar durante el periodo que hay entre la adolescencia y la adultez joven. De modo que usa palabras como ‘normal’ y ‘natural’ para describir las dificultades que tiene tu hijo. Dile, ‘Quiero ayudarte’”.

Si tu hijo se resiste a conversar, “tienes un problema más grande que simplemente ayudarlo a crecer”, dice Gallo. En ese caso, puedes sugerir terapia familiar o individual. Ella también recomienda que los padres ofrezcan pagar la cuenta de los tests vocacionales. Si tu hijo quiere ir a la universidad o capacitarse en una especialización, ayúdalo con la matrícula si puedes hacerlo. Una vez que se independice, piensa en ayudarlo a pagar el seguro de salud hasta que tenga una base financiera sólida.

LA OPINIÓN DE UN PLANIFICADOR FINANCIERO

“Si hay una cuestión médica imperiosa que lo retiene en casa, eso es otra cosa”, dice Robert Karn, planificador financiero certificado y director de Karn Couzens & Associates, administradores patrimoniales de Farmington, Conn. “Pero, si no es así, no lo están ayudándo si le permiten eludir sus responsabilidades”.

Karn sugiere que no tengas pelos en la lengua y le propongas un plazo para que tu hijo dé el próximo paso hacia su independencia. “Explícale qué es lo que tú realmente pagas para que él viva ahí en forma gratuita: renta, comida, cable, teléfono, seguro. Puedes decirle: “Tienes de 30 a 90 días. Te ayudaremos a buscar un apartamento y a redactar tu currículum. Si no te vas, pagarás tu parte de los gastos”. Según la experiencia de Karn, los jóvenes a los que se les habla de este modo generalmente sientan cabeza y se van.

“El desafío sería, ¿estás emocionalmente dispuesto para hacer cumplir el ultimátum?”, pregunta Karn. Para que este método funcione, “ambos padres deben estar de acuerdo”.

CR dice Cuando tu hijo está trabajando para alcanzar un objetivo financiero, por ejemplo pagar el préstamo universitario o ahorrar para pagar el depósito de un apartamento, permitirle vivir en casa puede ser una jugada financiera inteligente.

Pero, cuando parece perpetuarse en una situación pasiva, es natural que te preocupe si alguna vez dejará de necesitar el subsidio familiar.  Un servicio de tests vocacionales, como el de Highlands (higlandsco.com), editor de la batería de habilidades Highlands Ability Battery, podría ayudar a orientar a tu hijo.

La Asociación Nacional de Desarrollo de Carreras [National Career Development Association (ncda.org)] ofrece un servicio de derivación por Internet a asesores en carreras capacitados (haz una búsqueda en la sección “Need Career Help?” de la página de inicio).

Un paso intermedio hacia la independencia financiera es cobrarle una renta a tu hijo. Aumentar mensualmente el costo hasta que se acerque a los valores del mercado podría ayudar a convencer a tu hijo para que cruce la puerta más rápido. Puedes quedarte con la renta o depositarla en una cuenta de ahorros para él.

En las buenas y en las malas, ¿es real?

Acabas de casarte con tu pareja del mismo sexo después de años de convivencia. Siempre tuvieron cuentas separadas. Ahora, ¿cómo encaras la discusión sobre si deben unificar los bienes y cómo hacerlo?

LA OPINIÓN DE UN TERAPEUTA MATRIMONIAL Y FAMILIAR

“Algunos recién casados no tienen dificultad para establecer una relación monetaria cómoda”, dice Diane Kubrin, directora de servicios de salud mental en el LGBT Center de Los Angeles. “Pero, para otras parejas, unificar las cuentas plantea cuestiones de confianza. Demoran la decisión de compartir el dinero por temor al compromiso, incluso una vez que están casados“. El temor a la vulnerabilidad a menudo surge de la experiencia personal con el dinero; hablar sobre cómo administraban el dinero tus padres y sobre el crecimiento de tu situación financiera puede aclarar posiciones y ayudarte a avanzar, explica.

“Entonces, la conversación podría ser, ‘Hay muchas formas diferentes de unificar nuestro dinero o de mantenerlo separado, veamos cuáles son todas las posibilidades,’” dice Kubrin.

LA OPINIÓN DE UN ABOGADO

Hablar sobre los muchos beneficios que las parejas del mismo sexo casadas tienen hoy podría dar origen a una conversación acerca de cómo distribuir las tareas relacionadas con el dinero, dice John Skarbnik, profesor de impuestos y abogado de McCusker, Anselmi, Rosen & Carvelli en Florham Park, N.J. Por ejemplo, tu cónyuge tal vez sepa que las parejas casadas que presentan sus declaraciones de impuestos en forma conjunta generalmente ahorran dinero que no ahorrarían si hicieran las presentaciones por separado. Pero tal vez no se dé cuenta de que ahora puedes darle el doble de dinero a tus familiares, $28,000 por año o un máximo de $14,000 por cónyuge, sin tener que pagar impuesto a las donaciones.

Hay que ver con sinceridad las fortalezas y las debilidades de cada integrante de la pareja, dice Skarbnik. “Si estás casado con alguien que no puede manejar una cuenta de cheques, querrás tener tu propia cuenta para que tus cheques no comiencen a rebotar”, dice. CR dice Incluso aunque decidas mantener ciertas cuentas por separado, hay servicios de administración de dinero por Internet, como Mint.com o YouNeedaBudget.com que te permiten ver todas las cuentas compartidas en un mismo lugar y esto puede facilitar los presupuestos, la planificación y los ahorros.

Un sueño con una etiqueta cara

No alt yet

Tu cónyuge está seguro de que la idea de un negocio que tiene en mente será grandiosa, y quiere tomar un préstamo de $60,000 poniendo la casa como garantía para comenzar a hacerla realidad. ¿Cómo proteger las finanzas familiares sin dejar de demostrarle que estás apoyando su idea?

LA OPINIÓN DE UN MEDIADOR PROFESIONAL

“Yo no pondría mi casa como garantía para lograr ese objetivo”, dice Jennifer Safian, mediadora de familia y divorcios de la ciudad de New York.

Si el negocio fracasa y no puedes pagar el préstamo, pierdes dinero que podrías haber usado para otros fines, incluso ahorros para cuando te jubiles, dice. “En su lugar, yo hablaría con mi cónyuge acerca de otras opciones para obtener un préstamo que no disminuyan el valor de la casa”, dice, y agrega que ayudar al cónyuge a buscar otras formas alternativas de financiamiento es una manera de demostrarle tu apoyo.

LA OPINIÓN DE UN EXPERTO EN DEUDAS

“Dile, ‘Antes de hacer esto, consultemos a algunos expertos en el área a la que quieres dedicarte’”, opina Jason Thomas, fundador de Future Family Finance, una empresa de asesoramiento financiero de Huntsville, Ala. “Aliéntalo a hablar con otras personas sobre los riesgos y los costos iniciales”. Sugerirle que hable con personas que conozcan el tema y sean objetivas den su opinión no solo le ayudará a tomar una decisión fundamentada en información sino también le demuestra que tienes un genuino interés, agrega Thomas.

CR dice Obtén el asesoramiento gratuito para iniciar un negocio que puede brindarte un mentor voluntario de SCORE (score.org), una organización sin fines de lucro nacional que vincula a profesionales empresarios activos y jubilados con personas que emprenden pequeñas empresas en el mismo rubro. Un voluntario puede ayudarte a elaborar un plan de negocios y a explorar opciones de financiamiento, entre otras cosas. También puedes visitar la página de préstamos y subsidios de la Administración de Pequeñas Empresas [Small Business Administration] (sba.gov/loans-grants) para encontrar opciones que no sean el financiamiento con préstamos que utilizan tu casa como garantía.

Padres que envejecen, finanzas frágiles

No alt yet

Tu madre ya mayor vive sola y ha estado bien durante años. Pero la última vez que la visitaste viste que había hecho un cheque por una suma importante para un médico por una cuenta que sabes que el seguro ya había pagado. Sospechas que podría estar perdiendo su capacidad de manejar sus finanzas y temes que pudiera ser vulnerable a los engaños. Pero ella siempre estuvo orgullosa de su habilidad para administrar el dinero y no es probable que esté dispuesta a transferirte su cartera fácilmente.

LA OPINIÓN DE UN GERENTE EN ADMINISTRACIÓN GERIÁTRICA

El mejor enfoque es el gradual, que no haga que tu madre sienta que la criticas o que le quitas poder, dice Patricia Maisano, fundadora y jefa de innovación de Ikor International, una empresa de administración de cuidados para personas de la tercera edad o que tienen incapacidades, de Kenneth Square, Pa. “Comienza diciéndole, ‘Sé que haces lo mejor que puedes con tus facturas, pero todos necesitamos que alguien revise esas cosas de vez en cuando”, sugiere Maisano. Ella sugiere que corrijas el error de la factura del médico y te ofrezcas a ayudar a tu madre con la administración de las facturas. “Puedes decirle algo del estilo, ‘Las facturas pueden ser algo difícil. A mí me abruman. ¿Cómo te sentirías si nos sentamos y las revisamos juntos?’” Y, en el futuro, tal vez puedas ir avanzando hasta hacerte cargo de esa tarea. “El secreto para una transición exitosa”, agrega Maisano, “es lograr que tu madre quiera tu ayuda, no forzarla a que la acepte”.

LA OPINIÓN DE UN ABOGADO ESPECIALIZADO EN DERECHO DE LA TERCERA EDAD

“Abandonar las actividades independientes, dejar de manejar, ceder la administración del dinero y las compras de alimentos es una transición dolorosa para cualquier persona de edad avanzada”, sostiene Bernard Krooks, un abogado especializado en derecho de bienes raíces y personas mayores en New York. “Una forma de tener la cooperación de tu madre es diciéndole, ‘Estoy comenzando a hablar con mis hijos sobre qué deberían hacer si yo estuviera incapacitado. Creo que todos debemos hablar sobre ese tema’”.

Según Krooks, tu objetivo debería ser que tu madre te permita ver copias de sus estados bancarios sin incluirte a ti como cotitular de la cuenta. “De esa manera ella continúa teniendo el control, pero tú la supervisas”, dice Krooks. Dile que quieres trabajar junto con ella. Y agrega: “Si ella ve que la tratas como a una niña, habrá resistencia de su parte”. Idealmente, también podría darte un poder para que puedas tomar decisiones financieras en su nombre en caso de que ella no estuviera en condiciones de tomar sus propias decisiones.

CR dice Si no puedes o no quieres manejar las finanzas de tu madre, contrata a alguien confiable que esté capacitado para administrar las tareas cotidianas relacionadas con el dinero de los de la tercera edad y las personas con discapacidades. La Asociación Estadounidense de Administradores del Dinero Diario [American Association of Daily Money Managers] (aadmm.com) tiene una página de voluntarios que conecta a los consumidores con personas que hacen ese trabajo en forma gratuita o con un bajo costo en muchos estados. También puedes buscar a un profesional pagado para que haga las tareas de un administrador del dinero diario que respete las normas prácticas y un código de ética. La tarifa por hora puede oscilar entre $75 y $150, dependiendo del servicio; algunos cobran un costo mensual, por ejemplo, si actúan como apoderados. Los administradores certificados del dinero diario [Certified DMM], que también pueden encontrarse en la lista de la página, van un paso más allá y han aprobado un examen y pasado una verificación de antecedentes. Tienen que tener al menos 1,500 horas de experiencia como administradores de dinero diario.

Amar al deudor, no las deudas

Tu novia es la persona ideal para ti, pero tiene una deuda de $100,000 en préstamos estudiantiles. ¿Cómo discutes tu preocupación acerca de en qué forma esta deuda puede afectar tus objetivos importantes, como comprar una casa?

LA OPINIÓN DE UN EXPERTO EN RELACIONES

Comenzar una vida juntos con deudas aporta una tensión inmediata a tu relación y puede alimentar resentimientos por años, dice April Masini, fundadora de AskApril.com, un sitio de relaciones y asesoramiento que incluye un foro de citas. Ella cree que sería un error no discutir sobre tus preocupaciones de forma directa antes de casarte.

“Di, ‘Hay algo que me ha estado preocupando acerca de tu deuda. ¿Podemos buscar un momento para hablar sobre esto?’”, sugiere. “Luego, comienza un diálogo sobre cómo te sientes acerca de compartir tanto los ingresos como las deudas en el matrimonio y crea un plan de ahorro y una lista de objetivos financieros para la vida que comenzarán a compartir”.

Independientemente de que el Estado donde vivas sea un estado con leyes de propiedad comunal o un estado con separación de bienes, las deudas que contraiga una de las partes antes del matrimonio no son del cónyuge ni son deudas de este. Aun así, Masini dice que la clave está en ponerse de acuerdo sobre cómo manejar esta situación.

LA OPINIÓN DE UN EXPERTO EN DINERO DE LA GENERACIÓN DEL MILENIO

Beth Kobliner, autor de “Get a Financial Life: Personal Finance in Your Twenties and Thirties” (Touchstone, 2017), coincide en que no se puede esconder el problema debajo de la alfombra. Pero recomienda ser optimista y ejecutar un plan de acción. “Dile a tu pareja, ‘Podría ser peor; al menos no son cien mil dólares ni deudas con alto interés con las tarjetas de crédito’”, dice. “Luego, enfrenten el problema juntos y llamen al servicio de préstamos para estudiantes para averiguar si hay descuentos disponibles. Por ejemplo, ¿tu novia podría reducir una fracción del porcentaje de interés si se adhiere al pago automático? ¿Es elegible para un programa de condonación de préstamos, como el que existe para los maestros? Si tiene préstamos federales con tasa más baja, ¿puede prolongar el plazo de pago para que las cuotas sean más bajas y dejar algo de efectivo para pagar alguna deuda privada por préstamos para estudiantes que tenga una tasa de interés más alta?  También pueden pensar en pagar una parte de la deuda antes, dice Kobliner: “Tal vez una boda más austera en la Corte municipal y una barbacoa en el jardín de la casa tengan más sentido que una boda despampanante en los Cayos”.

CR dice Averigua sobre los planes de pago para préstamos federales en studentaid.gov/ repayment-estimator. Piensa en consolidar varios préstamos federales en un único préstamo con un período de pago más largo y una sola cuota mensual más pequeña. Puedes ver cómo hacerlo en studentloans.gov/mydirectloan/ index.action y eligiendo la opción “Consolidate Your Loans” al final de la página. Tal vez puedas consolidar préstamos privados a través de un banco, una cooperativa de crédito o un prestamista por Internet, como CommonBond o SoFi. También puedes obtener más información sobre préstamos privados en el sitio de Private Student Loans Guru. Evita consolidar juntos préstamos federales y privados; esta táctica puede convertir los préstamos federales con baja tasa fija en préstamos con tasa variable y hace que quien solicita el préstamo ya no sea elegible para los planes federales de pago de préstamos.

Por un costo de alrededor de $50 a $200 un asesor de deudas que encuentres a través de la Fundación Nacional de Asesoramiento en Créditos [National Foundation for Credit Counseling] (nfcc. org) puede ayudar a diseñar un presupuesto e identificar formas de ahorrar de modo que puedas liberar fondos para hacer un pago anticipado del préstamo. Quienes luchan por pagar sus préstamos también pueden visitar studentloanborrowerassistance.org.

Los efectos secundarios de una familia combinada (blended family)

No alt yet

Pagaste la universidad de tu hijo y ahora te pide ayuda para financiar los estudios de leyes. Quieres ayudarlo pero su madrastra, tu esposa que pagó sus propios estudios para graduarse, se opone. ¿Cómo pueden llegar a un acuerdo?

LA OPINIÓN DE UN TERAPEUTA FINANCIERO

“Explora con tu esposa sus valores primordiales sobre la financiación de la educación”, sugiere Megan Ford, terapeuta financiera y coordinadora de la Clínica ASPIRE, un centro de asesoramiento en la Universidad de Georgia en Athens. “¿Ella cree que pagársela uno mismo fomenta la independencia? También habla sobre tus propios valores. ¿Puede ser que hayas planeado ayudar a tu hijo siempre, pero tu pareja cree que esto puede alejarlos de un futuro juntos?”

Hablen y hagan las cuentas juntos los dos, recomienda Ford. Tal vez, como un arreglo con ella te puedes ofrecer a financiar solo el primer año de estudios.

LA OPINIÓN DE UN EDUCADOR PARA FAMILIAS COMBINADAS

Aunque un contrato prenupcial diga que el dinero es tuyo y lo puedes gastar, la decisión debe ser de ambos, dice Ron Deal, director de FamilyLife Blended, un recurso para familias combinadas y autor de “The Smart Stepfamily” (Bethany House, 2014). “Cuando los padres biológicos recurren a las decisiones unilaterales, están debilitando el vínculo entre su cónyuge y sus hijos”, dice Deal.

“Hace que la armonía familiar se torne más difícil”. Dependiendo de la relación de la familia ensamblada, tal vez quieras dar las malas noticias por ti mismo sin que esté presente tu cónyuge, recomienda Deal. “Comienza la conversación diciendo, ‘Como te amamos y creemos en tu capacidad para hacer esto solo, decidimos no contribuir. Queremos apoyarte, pero no escribiendo un cheque.’ Si él te contesta, ‘Tu me ayudarías si ella no estuviera de por medio,’ tú dile, ‘Entiendo tu decepción, y lo siento. Pero mi esposa es parte de la situación y yo coincido con la decisión. No se trata de ella sino de nosotros’”.

CR dice Alienta a tu hijo para que busque préstamos federales a través de studentaid.ed.gov. Si le prestas dinero, pon las condiciones por escrito. Si el préstamo supera $14,000, debe incluir intereses de manera que puedas evitar el impuesto federal a las donaciones. Usa la Tasa Federal Aplicable [Applicable Federal Rate] vigente del IRS; puedes encontrarla a través de National Family Mortgage, que ayuda a crear préstamos intrafamiliares.

Dólares y sentido

6 estrategias para ayudarte a atravesar una conversación espinosa sobre temas relacionados con dinero y un miembro de tu familia.

REÚNANSE EN UN LUGAR NEUTRAL

La gente tiende a mantener el tono de voz bajo y a controlar la ira más que cuando están en casa, dice el Juez del tribunal del distrito estatal John Roach del condado de Collin, Texas, coautor con su esposa Laura de “Divorce in Peace: Alternatives to War From a Judge and Lawyer” (Wheatmark, 2016). Un restaurante informal es un buen lugar, dice Roach.

O pueden hablar mientras caminan en un lugar al aire libre, como por ejemplo un parque, sugiere Holly Gillian Kindel, planificador financiero certificado de Mosaic Financial Partners en San Francisco. “Hay estudios que demuestran que las personas pueden procesar la información y tener ideas creativas mientras realizan actividad física rodeados de la naturaleza”, explica.

CONCÉNTRATE EN UN TEMA

“Muchas personas intentan abarcar muchos temas a la vez”, sostiene Roach. Si tú y tus hermanos tienen que tratar, por ejemplo, con los cuidados diarios de uno de tus padres, concéntrense primero en cuánto costará y quién la pagará. Luego, hablen sobre quién supervisará el cuidado.

CONTRATA A UN PROFESIONAL

Si el tema en cuestión es particularmente polémico, contratar a una persona neutral como por ejemplo un planificador financiero o un contador público, puede ayudar a dirigir el rumbo de las conversaciones. El facilitador también puede asumir la responsabilidad de asignar tareas o exigir que las partes compartan documentos. “La participación de un profesional te libera de la presión“, dice Robert Karn, un administrador de bienes de Farmington, Conn. “Deja que él sea el tipo malo”.

ESCUCHA ATENTAMENTE

“Repetir en tus propias palabras lo que otro dijo le permite sentir que lo escuchas y saber si se están entendiendo”, dice Jennifer Safian, mediadora de divorcios de la ciudad de New York.

SÉ RESPETUOSO

“Cuando alguien está hablando, tendemos a anticiparnos a lo que está por decir y lo interrumpimos”, dice Roach. “En ese momento, la conversación se sale de su cauce”. Frena la tentación de hacerlo y espera tu turno.

ESTAR DE ACUERDO EN NO ESTAR DE ACUERDO

No importa cuánto hablen. Nada puede garantizar que logres que la otra persona vea las cosas como las ves tú, dice Roach. Cuando llegas a un callejón sin salida, a veces tienes que estar preparado para ceder y avanzar.

— Tobie Stanger