¿Juzgarán a exgobernador de Coahuila por permitir violencia extrema de sicarios?

Marciano Millán desmembró a una niña con un hacha enfrente de sus padres a los que obligó también a presenciar cómo la quemaba. “Para que me recuerdes” le habría dicho

Guía de Regalos

¿Juzgarán a exgobernador de Coahuila por permitir violencia extrema de sicarios?
Violencia en México

MÉXICO.- El exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, apareció implicado en los testimonios del juicio que se llevó a cabo en Texas en contra del exlíder de la plaza de Piedras Negras para la organización criminal Zetas, Marciano Millán, condenado a siete cadenas perpetuas durante esta semana.

El fiscal federal Richard L. Durbin logró comprobar que Millán – a quien describió como uno de los hombres más sanguinario e impío de la región- pudo invertir en negocios de minería y construcción gracias a que el gobierno estatal encabezado por Moreira (2005-2011) permitía la operación de los Zetas en territorio estatal a pesar del “reino de terror” que impusieron.

En el 2013, el mismo año en que fue detenido, Marciano Millán desmembró a una niña con un hacha enfrente de sus padres a los que obligó también a presenciar cómo la quemaba. “Para que me recuerdes”, dijo y así lo confesó ante Durbin quien explicó durante el juicio:

“Sin misericordia o aflicción, (Millán) brutalmente asesinó a todos y cada uno según le convenía a él y a su cártel”.

El juicio contra Millán (acusado de matar hasta 300 personas aunque sólo se le comprobaron 29) no es el primer caso en el que el exgobernador de Coahuila se ha visto implicado por colaborar en las actividades de los Zetas.

Otro testigo protegido por el gobierno de Estados Unidos, Roberto Uribe Tapia, declaró que él mismo se reunió en diversas ocasiones con el secretario particular de Moreira y con el ex procurador Jorge Torres Chaires, a quienes entregaba alrededor de dos millones de dólares, en el acuerdo de que su jefe los dejaría operar.

En días pasados, el ex presidente Felipe Calderón, recordó que el propio sistema de justicia de Coahuila encubrió y exoneró operaciones ilícitas de diversa índole del exgobernador y varios de sus colaboradores, desde la contratación ilegal de deuda pública hasta otros delitos de la organización criminal.

“Humberto Moreira mantuvo en el cargo al fiscal de Coahuila a pesar de los indicios de colaboración de este fiscal con el crimen organizado que personalmente le hice saber al entonces gobernador”, afirmó.

Calderón detalló que las Fuerzas Federales decomisaron listas de nómina donde aparecían nombres y claves de policías y funcionarios del estado de Coahuila que recibían pagos a cambio de proteger e informar a los Zetas sobre los operativos en su contra.

En la corte de San Antonio diversos testigos hablaron además de que el gobierno de Moreira dio facilidades para usar libremente el penal del Piedras Negras para cometer crímenes y facilitar masacres como la de Allende  o por facilitar a la delincuencia el uso de helicópteros del Gobierno.