La voz en medio de un ensueño mexicano

Majo Cornejo deleita al público estadounidense con su canto muy al estilo latinoamericano durante el espectáculo LUZIA de Cirque du Soleil

La voz en medio de un ensueño mexicano
Majo Cornejo canta en una escena de LUIZA, de Cirque du Soleil.
Foto: Matt Beard / Cirque du Soleil

En la intersección entre el teatro y el circo está el espectáculo LUZIA de Cirque du Soleil, que transporta a todos los espectadores a un paraíso exótico basado en las maravillas de la cultura y los paisajes mexicanos.

Un gran círculo que se asemeja a la Piedra del Sol, mejor conocida como el Calendario Azteca, emite una luz tenue que ilumina el jardín compuesto de 5,000 flores de cempasúchil y alumbra el escenario de LUZIA, producción de Cirque du Soleil que se desenvolverá bajo la carpa situada en el estacionamiento del United Center hasta el 3 de septiembre.

Bajo esta Gran Carpa, que cuenta con una capacidad para 2,600 aventureros y mide 62 pies de alto y abarca 167 pies de diámetro, se vive un viaje imprescindible por tierras mexicanas.  El vuelo número 2016 rumbo a México aterriza en un mundo mágico y entre la flora y fauna autóctonas se revela un cocodrilo tocando la guitarra y escuchamos por primera vez la voz de Majo Cornejo entonando ‘Así es la vida’.

En su primera visita a Chicago, la cantante mexicana es una de 44 artistas originarios de más de 17 países que muestran sus talentos artísticos sobre la plataforma giratoria de esta emotiva producción. Entre aerialistas, equilibristas, malabaristas, contorsionistas y titiriteros, Cornejo presta su voz a cada escena del espectáculo y termina interpretando 18 canciones inéditas del compositor Simón Carpentier, quien escribió para LUZIA una partitura ecléctica nutrida por los distintivos ritmos latinoamericanos.

“La música no se compara con un género particular. Es una fusión de diferentes estilos donde puedes identificar una variedad de sonidos latinoamericanos”, explicó Cornejo, en entrevista detrás de bambalinas.

En una misma canción se escuchan elementos de cumbia, guapango, flamenco y salsa.

Para la joven que soñó con ser cantante, el haber sido criada por su padre guitarrista y su madre cantante de ópera fue la escuela perfecta. Mientras concursaba en la competencia de canto ‘Creando boleros’, que se transmite por UNAMTV en México, Cornejo decidió audicionar para LUZIA y después de ocho meses la llamaron para unirse al elenco de esta puesta surrealista y dinámica.

En el desempeño de su talento, la excorista de cantantes del calibre de Enrique Bunbury y  Juan Gabriel sirve como la embajadora de un elemento esencial que construye la identidad del latinoamericano, la música.

“Creo que es una gran responsabilidad muy bonita y me siento muy feliz y honrada de poder enseñarle al público estadounidense un poco de lo hermoso que es mi país”, dijo Cornejo, quien conoció a su novio de ascendencia rusa durante la gira.

“Mi novio es acróbata y me ha enseñado a pararme de manos”, contó Cornejo.

En cada lugar que visitamos, Cornejo nos da la bienvenida con el repertorio musical producido por Ramón Amezcua y Pepe Moft del grupo alternativo Nortec Collective y Bostich+Fussible. Conocemos la sierra, nadamos dentro de un cenote, escuchamos un flamenco con notas de cumbia en un restaurante argentino, aprendemos trucos de un par de futbolistas y después de transcurrir en un safari por la selva somos parte de la filmación de una película de los años 50.

Entre los actos cómicos y desafíos dramáticos, los arreglos musicales realzan cada escena, mientras un payaso explorador nos guía de una región y costumbre cultural a otra.

Algunas escenas traen un mensaje de amor y respeto a la naturaleza, como cuando Cornejo le canta a un jaguar. Otras imágenes sutiles, como la del corazón roto de las pinturas de Frida Kahlo y las procesiones del Día de los Muertos, son ofrendas visuales a la audiencia, quienes son testigos de la elasticidad impresionante del contorsionista o la velocidad con la que el malabarista tira sus piezas voladoras.

Aparte de su voz, la cantante impresiona con un vestido que pesa casi 20 libras y está acondicionado con 98 flores motorizadas.

Desde los músicos que la acompañan hasta la diseñadora de 1,112 piezas de vestuario, Cornejo se considera “un elemento más que eleva el espectáculo a un nivel sin comparación”.

Cornejo vocaliza cada tema con una emoción que seguramente dejará una huella en los corazones de sus espectadores. “Aunque no entiendan el español, el show tiene un mensaje que llega al corazón de todas las personas, como el de no te rindas y si se puede”, concluye.

Cirque du Soleil LUZIA

La gran exhibición de acróbatas, aerialistas, malabaristas y bailarines ‘LUZIA’ estará bajo la gran carpa de Cirque du Soleil en el estacionamiento del United Center (1901 West Madison St.) hasta el 3 de septiembre. Boletos $35- $275. http://www.cirquedusoleil.com/luzia