La agonía de Yemen por guerra, cólera y hambruna

El país atraviesa una terrible crisis humanitaria sin precedente
Sigue a La Raza en Facebook
La agonía de Yemen por guerra, cólera y hambruna

Después de dos años de guerra, Yemen atraviesa una terrible crisis humanitaria sin precedente en la historia moderna del país.

El conflicto, entre fuerzas del gobierno apoyadas por una coalición dirigida por Arabia Saudita y el movimiento rebelde de los hutíes, ha provocado el colapso de las redes de abastecimiento de agua, los sistemas de salud y saneamiento.

Se calcula que 10.000 personas han muerto y 40.000 más resultaron heridas.

Y un bloqueo impuesto por la coalición ha desatado un desastre humanitario, con el 70% de la población necesitada de ayuda.

El conflicto empezó en 2015 cuando rebeldes hutíes, de confesión chiíta, se alzaron contra el gobierno del presidente Abdrabbuh Mansour Hadi (sunita), acusándolo de corrupción.

En la actualidad, el sur del país está bajo el control del gobierno, apoyado por la coalición encabezada por Arabia Saudita, y el norte está controlado por los rebeldes hutíes, que cuentan con el respaldo de Irán.

En esta situación, Orla Guerin, una de las corresponsales en la región de la BBC logró ingresar en Yemen después de que Arabia Saudita bloquear su entrada al país en varias ocasiones.


La corresponsal y el equipo de la BBC viajaron durante 13 horas por mar para llegar al puerto de Adén, en el sur de Yemen, pero no se les permitió entrar al país.

Niños muriendo en los pasillos del hospital y pacientes atendidos en sus coches: el horror de la crisis del cólera “sin precedentes” en Yemen

El equipo de la BBC primero llegó al puerto sureño de Adén después de un viaje de 13 horas en el mar. El avión de la ONU en el que iba a viajar la corresponsal de la BBC y su equipo había sido vetado por Arabia Saudita.

“Los sauditas no nos permitieron volar a Yemen a pesar de que todos teníamos visas emitidas por el gobierno reconocido internacionalmente”, dice Orla Guerin.


El equipo de la BBC tenía visas emitidas por el gobierno reconocido internacionalmente de Yemen.

En un hospital en Adén, la corresponsal vio al personal luchando por salvar la vida de un paciente de edad avanzada con cólera, Abdullah Mohammed Salem, quien llegó a la clínica sin pulso.

El cólera es una infección diarreica aguda causada por el consumo de alimentos o agua contaminada con la bacteria Vibrio cholera .

La mayoría de los contagiados no presentan síntomas o sólo síntomas leves, pero en casos severos la enfermedad puede matar en horas si no se le trata.


Abdullah Mohammed Salem llegó al hospital sin pulso pero fue revivido cuando el equipo de la BBC estaba filmando allí. La mayoría de las víctimas de cólera se recuperan rápidamente si reciben tratamiento.

Los médicos pudieron salvar la vida de Mohammed.

Cientos de miles de yemenitas se han contagiado con cólera en meses recientes, lo cual ha sido el peor brote de la enfermedad en la historia.

Los hospitales están sobrepoblados y la severa escasez de alimentos ha llevado a una extensa malnutrición, con lo cual la gente, especialmente los niños, es aún más vulnerable a la infección.


Malak, cuyo nombre significa Ángel, está demasiado débil para poder levantar la cabeza así que su madre debe ayudarla.


Hassan, de 13 años, recibió atención rápida en Adén pero cada hora está muriendo una persona a causa de esta infección que puede tratarse fácilmente.

Cerca de 60% de los yemenitas no saben de dónde vendrá su próxima comida, y el Programa Mundial de Alimentos está advirtiendo del riesgo de una hambruna.

Los médicos le dijeron a la BBC que Yemen está en peligro de perder su futuro, con 500.000 niños ahora severamente malnutridos.


Ahmad pesa la mitad de lo que debería pesar a los 10 meses de edad. Las tasas de malnutrición aguda en Yemen se han disparado desde que comenzó la guerra.

En dos años de guerra, hogares, hospitales y colegios han sido destruidos por los bombardeos aéreos sauditas y más de 3.000 civiles han muerto.

Algunas personas están viviendo en los escombros de lo que una vez fueron sus hogares.

Sin embargo, a pesar de la enorme destrucción, ninguna de las partes parece estar cerca de una victoria militar decisiva .


La familia Awal en los escombros de su hogar que fue destruido por dos bombardeos aéreos sauditas. Algunos de ellos siguen viviendo en las ruinas.

Las fuerzas progubernamentales, formadas por soldados leales al presidente reconocido internacionalmente, Abdrabbuh Mansour Hadi, miembros de tribus sunitas del sur y separatistas, detuvieron el avance de los rebeldes en Adén.

Hadi y su gobierno regresaron del exilio y establecieron un hogar temporal allí. Pero no han logrado expulsar a los rebeldes de sus bastiones en el norte, que incluyen la capital Saná .

Las partes en guerra llegaron a un callejón sin salida, pero el sufrimiento en el país no ha disminuido.


Después de dos años de guerra y de un punto muerto militarmente, el presidente de Yemen no ha podido ser restaurado en su sede en la capital, Saná, por sus aliados sauditas.