“Los órganos de mi marido están dañados por ese tráiler”

Rosa Barragán pidió dinero a familiares para cruzar a EEUU y reunirse con su marido, uno de los 39 inmigrantes de la tragedia de Texas
“Los órganos de mi marido están dañados por ese tráiler”
Los indocumentados estaban en un trailer sin aire acondicionado.

CIUDAD DE MÉXICO – ¿Por qué su esposo tenía las costillas rotas y problemas en los riñones? ¿O en el hígado? Rosa Barragán colgó el teléfono al enterarse de la situación en que encontraron a su marido José Concepción Ibarrra Cárdenas, uno de los 39 migrantes abandonados en un tráiler en las afueras de un Walmart de San Antonio, Texas.

“Tengo que estar allá”, pensó, aunque no tuviera el dinero ni para pagar el boleto de autobús de su casa en Caleta de Campos, Lázaro Cárdenas, a Morelia, la capital michoacana, para sacar un pasaporte y pedir una visa humanitaria: todo se invirtió para el cruce indocumentado de su esposo.

Como pudo, reunió un poco de plata con familiares, empacó un poco de ropa y se encaminó a Morelia, donde la la contactaron de la Secretaría del Migrante para empujarla al traslado, comenta Guadalupe N., pariente de los Ibarra, en entrevista telefónica mientras Rosa alcanza a su marido.

Los médicos temen por su salud. La falta de oxígeno puede dañar desde los órganos, como en el caso de Barragán, hasta el cerebro, como el caso del adolescente de Aguascalientes Brandon Rodrígo Martínez, de 16 años, cuyo padre, José de Jesús Martínez, ha declarado públicamente los temores médicos.

El oxígeno asegura la actividad cerebral, así como el funcionamiento del sistema nervioso, las glándulas, los músculos y los órganos.

Ibarra Cárdenas tenía una carnicería en Caleta de Campos con la que mantenía a su mujer y tres niños pequeños hasta que se le metió la idea de emigrar a Estados Unidos como a muchos de sus amigos, familiares y paisanos: Michoacán es uno de los estados de mayor expulsión de mano de obra a Estados Unidos.

Este martes Rosa Barragán logró ingresar a Estados Unidos para saber exactamente el estado de salud de su marido y apagar los rumores. Entre todos, hay uno que le daba vueltas y vueltas en la cabeza, ¿por qué decían que estaba tirado afuera del tráiler y no adentro como los demás?