Todos los escándalos de la “novia” de Duarte

Dominga Xóchitl Tress Rodríguez fue sentenciada a dos años de prisión por enriquecimiento ilícito
Sigue a La Raza en Facebook
Todos los escándalos de la “novia” de Duarte
Javier Duarte y Xóchitl Tress

MÉXICO.- Cuando en febrero de 2014, el entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte, nombró a Dominga Xóchitl Tress, titular del Instituto de Espacios Educativos del estado, con el argumento de que se trataba de una mujer “leal”, “comprometida” y “transparente” más de un periodista entre los presentes levantó las cejas, cuchicheó y soltó pícaras risas.

“Este es el mandato de un gobierno que sitúa a sus ciudadanos en el centro de sus esfuerzos”, argumentaba Duarte aquel día frente a la prensa que constantemente lo mantenía en la mira con acusaciones sobre desvíos de recursos, enriquecimiento ilícito y vínculos con el crimen organizado y a la que intentó controlar, según testimonios, con sobornos, hostigamientos y hasta asesinatos.

“Era muy extraño que nombraran a Xóchitl Tress para ese puesto. Ella tiene apenas el bachillerato o algo así y la estaba colocando al frente de una dependencia que requiere altos conocimientos de construcción,  de manejo de tiempos de obra, de arquitectura… y de pronto ahí estaba con toda la inexperiencia (entonces tenía 26 años)”, recuerda Laura Pérez, presidenta de la Comisión Estatal de Protección a Periodistas de Veracruz y reportera del diario Notiver en Xalapa.

A Tress la precedían además una serie de escándalos relacionados a líos de faldas entre funcionarios veracruzanos en los que ella era la protagonista, mucho antes de que el subprocurador Especializado en Delincuencia organizada, Israel Lira, la señalara en días pasados como presunta amante de Duartee y beneficiaria de la creación de empresas fantasma.

Años antes de que un juez ordenara recientemente decomisarle tres bienes inmuebles -uno de los en la zona más lujosa del municipio de Boca del Río- producto de las operaciones ilícitas del ex mandatario veracruzano que la Procuraduría General de la República (PGR) busca documentar.

En 2010, Tress quedó viuda en circunstancias que resumen el día a día de la violencia política en México. Su esposo había ganado la presidencia municipal de Juan Rodríguez Maca y poco antes de tomar el poder fue asesinado.

Los medios de comunicación local escribieron entonces largos reportajes al respecto y más aún cuando a los tres meses de enviudar circularon rumores de un amorío con el ex diputado  del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rafael Rodríguez, quien estaba casado.

La sombra de ese romance la habría de seguir dos años después, cuando intentó ser diputada federal por el opositor Partido Acción Nacional (PAN) y sus rivales comenzaron a llamarla “La Panista Desnuda”, por fotos divulgadas presuntamente por la esposa de Rodríguez.

Con todos estos escándalos mediáticos, su presencia en el círculo de funcionarios del estado, no hacía más que despertar más habladurías. “Tress comenzó a presumir viajes, escoltas y gimnasio en las redes”, detalla la periodista Pérez.

“A los eventos públicos llegaba con muchos guaruras, una vigilancia excesiva que no correspondía con la dimensión de su cargo. En una ocasión, cuando ella se encontraba de gira en el municipio de Alvarado y sin que estuviera previsto apareció Duarte para acompañarla, justo en un fin de semana”.

Pero más allá de los rumores del romance, el juez que lleva el proceso de la exfuncionaria considera que existen elementos para investigarla y ordenó para Tress dos años de prisión preventiva.