Se agota el tiempo para proteger a los “indocumentados” en California

Menos de un mes le queda para que se aprobado el proyecto que convierte a California en "Estado Santuario"
Se agota el tiempo para proteger a los “indocumentados” en California
El proyecto de ley SB-54 convertiría a todo el estado en "Santuario"

Se agota el tiempo para que la legislatura estatal de California vote el proyecto de ley SB-54 que convierte a todo el estado en “Santuario”.  Crece la incertidumbre por lo que sería un gran revés para la comunidad inmigrante.

El Congreso de California inició hoy su periodo legislativo final, por lo que tiene un mes para debatir proyectos de ley de gran interés para los latinos como declarar “santuario” al estado o establecer un nuevo impuesto para impulsar la construcción de viviendas de bajo costo, entre otros.

Sin duda una de las medidas más controvertidas es la SB54, que convertiría a California en un “estado santuario” al prohibir que se utilicen los recursos locales y estatales para cumplir funciones de las autoridades migratorias federales, en un nuevo enfrentamiento con el Gabinete del presidente Donald Trump.

Conocida como el Acta de Valores de California, la medida presentada por el presidente temporal del Senado, el demócrata Kevin de León, ya fue aprobada en este órgano legislativo y actualmente cursa su proceso en la Asamblea.

Aunque se espera que la Cámara Baja igualmente la apruebe, la incógnita se centra sobre la aprobación final de la ley por parte del gobernador, Jerry Brown, quien no se ha manifestado al respecto.

Aunque el proyecto ha recibido el apoyo de líderes de los Departamento de Policía de Los Ángeles, Sacramento y San Francisco, entre otros, igualmente ha encontrado rechazo entre algunos alguaciles del estado.

También el riesgo de perder recursos federales por no colaborar con Inmigración hace que grupos críticos del Gobierno del Estado Dorado teman un aumento en los impuestos para reemplazar las ayudas federales o -en su defecto- por falta de recursos, un incremento de la delincuencia violenta, que ya aumentó el año pasado.

La propuesta SB2, de la senadora demócrata Toni Atkins, busca establecer una tarifa de 75 dólares en algunos documentos relacionados con los bienes raíces para crear una nueva fuente de recursos que permita subsidiar vivienda asequible en el estado.

Al tratarse de un nuevo impuesto, la medida, que ya recibió luz verde en el Senado, necesita la aprobación de por lo menos dos terceras partes de los miembros de la Asamblea y se sumaría a otros impuestos recientes establecidos para California como el aumento al impuesto a las ventas, a los cigarrillos y a la gasolina.

Presentada por la asambleísta demócrata de San Diego Shirley Weber, la AB90 propone que el proceso para que una persona sea registrada en la base de datos de pandilleros (CalGang) sea “más transparente”.

La medida permitiría que el Departamento de Justicia de California pueda supervisar la información, crear un panel asesor de agentes del orden y miembros de la comunidad, entre otros, requiere auditorías periódicas y prohíbe que la información se comparta con agencias federales.

Por su parte, el senador demócrata de Los Ángeles Bob Hertzberg presentó una iniciativa de ley que busca que se elimine el sistema de pagar una fianza para salir en libertad condicional argumentando que la medida discrimina a los más pobres.

Los opositores a la propuesta consideran esencial la fianza para que quien la paga comparezca ante las cortes.