Sebelius: “Los votantes deben despedir a legisladores que no protejan Obamacare”

La exsecretaria de Salud Kathleen Sebelius sugiere estrategias en la lucha contra los esfuerzos de Trump por sabotear la reforma de salud
Sigue a La Raza en Facebook
Sebelius: “Los votantes deben despedir a legisladores que no protejan Obamacare”
Un autobús recorre una veintena de estados desde julio pasado para salvar "Obamacare".

WASHINGTON.- La exsecretaria de Salud, Kathleen Sebelius, condenó este miércoles los esfuerzos de la Administración Trump por sabotear Obamacare para justificar su eliminación, y afirmó que los votantes tienen el poder de “despedir” en 2018 a miembros del Congreso que los priven de cuidado médico.

Sebelius se ha sumado a una gira en autobús por una veintena de estados para presionar por la protección de “Obamacare”, que amplió la cobertura médica a millones de personas pero ahora está bajo ataque del presidente Donald Trump y sus aliados republicanos en el Congreso.

En entrevista telefónica con este diario, al hacer una pausa en eventos en Ohio, Sebelius explicó que los votantes tienen el poder de “exigir cuentas a sus miembros del Congreso”, y asegurar que mejoren la ley, sin anularla.

“Creo que es importante que la gente sepa que tienen el poder en sus manos…. Si sus senadores o miembros del Congreso no protegen su cuidado de salud, entonces deben despedirlos” a través de su voto en 2018, dijo.

Pese a las afirmaciones del presidente Donald Trump de que Obamacare ha sido un “fracaso”, o que su Administración la dejará fracasar, Sebelius aseguró hoy que los mercados de seguro se mantienen “estables”, y que lo correcto sería que los republicanos trabajen de forma bipartidista para mejorar la ley, en vez de anularla “y jugar con la vida de las personas”.

Los hispanos, que conforman uno de los grupos con menos seguro médico en EEUU,  estarían entre los más afectados por la eliminación de “Obamacare” y, de hecho, la Administración ya canceló fondos para promover la inscripción en el sistema en comunidades minoritarias, señaló Sebelius, exgobernadora de Kansas.

Varios estados consideran que el acceso a cuidados de salud debe ser protegido. Getty Images

La amenaza de la Administración de eliminar los subsidios para abaratar los costos de bolsillo de los pacientes de bajos recursos, incluso de quienes votaron por Trump, “es una movida muy peligrosa” y profundiza la incertidumbre entre las aseguradoras, subrayó Sebelius, una excomisionada del sistema de seguros en Kansas.

Para Sebelius, la mejor herramienta para defender “Obamacare” son los propios testimonios, a través de cartas, llamadas telefónicas, o mensajes en Twitter, de los votantes que se han beneficiado con la ley, que prohíbe que las aseguradoras nieguen cobertura por condiciones médicas preexistentes.

Un nuevo análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), difundido a principios de mes,  indicó que la eliminación de $7,000 millones subsidios dentro de “Obamacare”  incrementaría las primas en un 20% el próximo año y aumentaría el déficit por unos $194,000 millones en una década.

La gira, denominada “Drive For Our Lives”,  es fruto de la coalición “Save My Care” y tiene el objetivo de destacar los testimonios de pacientes que tienen mucho que perder si el Congreso anula “Obamacare”, de sus proveedores médicos, y de líderes políticos en centenares de comunidades en todo el país.

La gira en autobús, que da seguimiento a otra gira a principios de año , inició el pasado 29 de julio en Los Angeles (California) y culminará en Washington, D.C, sede de la capital estadounidense, el próximo 6 de septiembre, para coincidir con la reanudación de las sesiones del Legislativo.

Cuestión de vida o muerte

Lo que no ha podido conseguir por la vía legislativa, Trump lo intenta a través de directrices y medidas administrativas para debilitar Obamacare,  incluyendo la amenaza de eliminar los subsidios.

Por ello, los activistas lo acusan de querer “sabotear” la reforma sanitaria y desestabilizar el mercado de seguros.

En diversos foros públicos y protestas en diversos distritos electorales, los activistas han dicho que la defensa de “Obamacare” se ha convertido en un asunto de “vida o muerte” para personas que se quedarían sin un seguro médico si los republicanos se salen con la suya.

Otra vez bajo ataque

Aunque la Cámara de Representantes aprobó una medida para anular Obamacare, en el Senado, los republicanos no lo lograron antes del receso de agosto, y ahora afrontan presiones de Trump para continuar esos esfuerzos.

No está claro si los republicanos retomarán esta lucha de inmediato cuando reanuden la sesión legislativa tras el feriado de “Labor Day” el mes entrante,  tomando en cuenta la montaña de tareas pendientes, incluyendo asuntos como una reforma tributaria, un aumento en el techo de la deuda nacional, inversiones en la infraestructura,  y los fondos para gastos operacionales de la burocracia federal.

La reforma sanitaria, una pieza clave de legado de la Administración Obama, fue promulgada en 2010 y puesta en marcha en 2013, en medio de una fuerte campaña en su contra por parte del movimiento ultraconservador “Tea Party” y líderes republicanos afines.

Desde 2010, los republicanos han venido arrastrando la promesa de anular Obamacare y reemplazarla con una ley menos costosa y más eficaz, sólo que no se ponen de acuerdo sobre cómo hacerlo.

Ahora, el asunto está altamente politizado y los republicanos son blanco de ataques de Trump, quien prometió eliminar Obamacare durante la contienda.

La acritud es tal que Trump empezó a criticar e insultar a los senadores republicanos que no lograron reunir los votos para eliminar la ley, incluyendo el propio líder de la mayoría, Mitch McConnell, y los dos senadores de Arizona, John McCain y Jeff Flake.

McCain, quien se encuentra bajo tratamiento de quimioterapia por un cáncer cerebral, regresó a Washington para emitir el voto que torpedeó la votación de una medida republicana para anular Obamacare, algo que Trump no olvida ni perdona.

Los defensores de Obamacare han cerrado filas con los legisladores demócratas en ambas cámaras del Congreso, y han dicho que las próximas semanas serán clave para su activismo político.

El tiempo apremia, porque la temporada de inscripción para tener cobertura médica en 2018 comienza el próximo 1 de noviembre.