Portavoz de la Casa Blanca: Trump apoyaría una “reforma migratoria responsable”

La portavoz de la Casa Blanca dijo que el Congreso debe buscar consenso
Sigue a La Raza en Facebook
Portavoz de la Casa Blanca: Trump apoyaría una “reforma migratoria responsable”
La portavoz de la Casa Blanca habló de

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump espera que el Congreso cumpla con el plazo de seis meses para consensuar una “reforma migratoria responsable” que responda a “múltiples asuntos”, incluyendo la situación de los “DREAMers”, según dijo este lunes la Casa Blanca.

Durante una rueda de prensa, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, reaccionó a las polémicas declaraciones del exasesor político de Trump, Steve Bannon, quien advirtió de que la decisión de Trump de dejar el futuro de “DACA” en manos del Congreso podría costarle a los republicanos el control de la Cámara de Representantes en 2018.

Según la portavoz, Trump vio parte de la entrevista de Bannon al programa “60 Minutes”, difundida ayer por la cadena CBS, pero la prioridad del mandatario y su Administración es que el Congreso “cumpla con su trabajo” y logre una “reforma migratoria responsable”, que responda a los “múltiples asuntos” del problema de la inmigración ilegal.

“El Congreso tiene seis meses para hacer su trabajo”, subrayó Huckabee Sanders, al referirse al plazo que dio la Administración Trump, para resolver el futuro del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 para el próximo 5 de marzo de 2018.

El programa, implementado por la Administración Obama en agosto de 2012, dio cobijo originalmente a cerca de 800,0000 jóvenes indocumentados que entraron ilegalmente a EEUU de niños a más tardar 2007.

La cifra ahora es de cerca de 690,000 debido a la revocación de permisos, a que muchos no los renovaron, o a que hicieron ajustes en su estatus migratorio al conseguir la residencia permanente.

La eliminación escalonada de los permisos bajo “DACA” generó la repulsa de la bancada demócrata en el Congreso y de algunos republicanos, así como de grupos cívicos, religiosos, empresariales y sindicalistas en todo el país.

La portavoz de la Casa Blanca no respondió directamente a las declaraciones de la semana pasada de la líder de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, de que Trump le dijo que él firmaría el “DREAM Act” para legalizar a los jóvenes indocumentados.

Trump insiste en la construcción de un muro fronterizo y dio su respaldo recientemente a una medida para reducir drásticamente la inmigración legal, y  la Casa Blanca ha dicho que éste apoyaría una medida que incluya el reforzamiento de la vigilancia fronteriza. Sin embargo, no ha dado detalles sobre qué hacer con los inmigrantes indocumentados ya en el país.

Riesgo para republicanos

Bannon dijo a la cadena CBS que le preocupa el efecto que pueda tener el debate sobre el futuro de “DACA” en los comicios legislativos de 2018, en los que los republicanos –desde siempre divididos sobre el tema de inmigración- se jugarán el control de ambas cámaras del Congreso.

“Si esto conlleva a su lógica conclusión, en febrero o marzo, habrá una guerra civil dentro del Partido Republicano que será tan corrosiva como lo fue en 2013. Para mí, hacer eso en la antesala de la temporada de primarias para (los comicios de) 2018, es extremadamente imprudente”, sentenció Bannon.

Al menos en público, muy pocos líderes republicanos han dado la cara por los “Dreamers”, y el  “DREAM Act” por ahora solo cuenta con el apoyo de los legisladores republicanos, Mike Coffman, de Colorado, e Ileana Ros-Lehtinen, de Florida.

Coffman ha prometido sumarse a una maniobra legislativa para obligar a un voto del “DREAM Act”, una de varias iniciativas que el congresista apoya para ayudar a los “DREAMers”.

Según Coffman, el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, se ha comprometido a programar un voto del “DREAM Act” en el pleno para dar una protección permanente a los beneficiarios de “DACA”, a pesar de la apretada agenda conservadora y el escaso tiempo para lograrlo.

La oficina de Ryan  no ha contestado a múltiples solicitudes de este diario en busca de confirmación sobre el eventual voto de la iniciativa.

Mientras, aumenta el número de líderes y grupos cívicos que apoya una solución permanente para los “DREAMers”.

En declaraciones a este diario, el exsecretario de Defensa, Leon Panetta, condenó la eventual anulación de “DACA”, en particular para los soldados “DREAMers” que prestan servicio militar.

“Los Dreamers son soldados sobresalientes que están dispuestos a luchar y morir por EEUU. Aunque el Departamento de Defensa no puede proveer una exención especial, salvo mediante una legislación, los Dreamers que prestan servicio militar proveen una razón fuerte para una solución permanente al DACA”, dijo Panetta, director del Instituto Panetta en California.

“Aunque el Instituto Panetta es un grupo sin fines de lucro que no puede hacer presión ante el Congreso, promovemos y alentamos el servicio (de defensa) nacional como una obligación importante para nuestra democracia”, afirmó Panetta, secretario de Defensa (2011-2013) bajo la Administración Obama.

Los cerca de 900 “DREAMers” que están en activo en las Fuerzas Armadas, incluso desplegados en el exterior, tendrían que abandonar su servicio militar cuando venzan sus permisos bajo “DACA”, aunque los departamentos de Seguridad Nacional y Defensa aún estudian la forma de hacerlo de forma ordenada.