De la vida real, a tu pantalla

El cineasta argentino Matías Nilsson cuenta historias hispanas a través del lente de la inmigración
De la vida real, a tu pantalla
El director Matías Nilsson, durante su última filmación.


Matías Nilsson llegó a San Francisco, California, en un programa de intercambio estudiantil de la Universidad Belgrano, Argentina, en 2005.

“Cuando terminé el programa de estudio, volví a Argentina, pero ya me había picado el bichito de querer volver, y en 2008 regresé para quedarme”, recordó el cineasta hispano, en entrevista con este diario.

Al volver a EEUU, Nilsson buscó oportunidades de empleo haciendo comerciales, el trabajo que realizaba en su país natal. “Pero siempre me hacía tiempo para mis proyectos personales, para contar las cosas que me son importantes”, explicó.

Su último corto, Welcome Back, cuenta la historia de una mujer inmigrante que es deportada a su país natal. En Carmen, su protagonista, se reflejan las historias reales de cientos de inmigrantes que diariamente viven su misma situación.

El film fue seleccionado en el Festival Internacional de Film de Arizona, el Latino Media Fest, el Festival Internacional de Film LA Shorts, y el Festival de Film y Comida de Tijuana, entre otros.

Nilsson comenzó a involucrarse en temas de inmigración, a raíz de su participación en un programa de Mundo Fox, sobre mujeres hispanas.

“Si bien el programa no tenía tanto que ver con inmigración, empecé a investigar y a meterme en la comunidad, a escuchar las historias personales de gente que vive con miedo a ser deportada”, recordó.

Durante uno de los momentos de la filmación Welcome Back. Cortesía Matías Nilsson

La única opción

“Una de las cosas que más me llamó la atención al conocer las historias de tantos inmigrantes, y algo en lo que no se hace tanto hincapié, es el hecho de que la gente que cruza la frontera, realmente no tiene otra opción. Para ellos no es una cuestión de elección. La realidad en la que viven no les deja otra alternativa”, reflexionó.

“Hay quienes critican a los inmigrantes, quizás gente cuya única conexión con la comunidad hispana es a través de la tele, y no pueden entender la situación. Pero estoy seguro de que si estuviesen en la situación de tantos inmigrantes, también harían lo mismo y cruzarían la frontera”.

Entre las tantas historias que descubrió durante su investigación para el film, una en particular llamó la atención del cineasta argentino.

“Estábamos filmando en Tijuana, en un refugio para inmigrantes deportados y había un chico de alrededor de 13 años, mirando las protestas de inmigrantes en YouTube. Cuando le pregunté por qué estaba mirando las protestas, me dijo que, en realidad, estaba buscando a su papá, entre los cientos de manifestantes. ‘Hace años que se fue y nunca más lo volví a ver’, me respondió. Cuando ves tantas familias separadas por la frontera, te das cuenta de que realmente no tienen otra opción”, indicó.

Filmación de Welcome Back. Cortesía Matías Nilsson

El pasto es más verde, al otro lado de la frontera

Cada caso de inmigración es diferente. Hay quienes cruzan la frontera caminando y quienes llegan en avión, pero la narrativa del desarraigo es común a todos los inmigrantes.

“El famoso ‘no soy de aquí ni soy de allá’, es cierto. No importa la manera en que cruces la frontera. Hasta podría llegar a decir que el cruce en sí no es lo más difícil. Lo difícil es el llegar a un país extraño, el sobrevivir, es la jornada personal hasta descubrir a qué lugar realmente pertenecemos”, señaló.

“Por ejemplo, en mi caso, siento que desde que emigré, ya no pertenezco 100% a ningún país. Cada vez que vuelvo a Argentina,  ya no es igual. Como que llega un momento en el que ya no soy ni argentino, ni norteamericano”.

Esa narrativa inmigrante está presente en todas las películas de Nilsson, y constituye el leitmotiv, o hilo conductor de su obra.

“Es lo que siente la protagonista al ser deportada,  quien, al volver, ya no se siente bienvenida en su país. Ese sentimiento universal es lo que quise reflejar en la película”.

Su corto fue tan bien recibido, que Nilsson ya está planeando el largometraje basado en la historia.

Orgullo Hispano

“Si bien los argentinos podemos estar geográficamente lejos, tenemos muchas cosas en común”, señaló el director.

Lo que más me orgullece de la cultura latina es el sentido de optimismo, el modo en el que vamos por la vida. Me orgullece la conexión que los hispanos tenemos con la familia y los amigos. Eso es algo que nunca quiero perder y que quiero transmitirle a mi hijo”, señaló.

“A pesar de estar tan lejos, siento que estoy cerca, y cada vez que vuelvo a ver a mis amigos, es como si nos hubiésemos visto ayer”, agregó.

Nilsson es optimista en cuanto al futuro, a pesar de las políticas migratorias de la nueva administración.

“Estamos atravesando una tormenta, pero eventualmente va a pasar. La cultura hispana va a seguir creciendo en los EEUU y es imposible tratar de detenernos”, concluyó.

Welcome Back

El corto Welcome Back se presentará en Los Ángeles el 27 de septiembre en el Festival Latino NALIP, y el 7 de octubre, en el Festival de Film Independiente de Highland Park .

En New York, se presentará el 14 de octubre próximo, durante el Festival de Film Latino HBO.